Jueves, 11 de abril de 2013
 

BALACERA. Policía levantó pruebas.
BALACERA. Policía levantó pruebas.

EN EL BARRIO OBRERO

Joven fue herido de bala; agresores están detenidos

Joven fue herido de bala; agresores están detenidos

Un hecho de sangre alertó a los vecinos del barrio Obrero. Anoche, un joven fue herido de bala con un arma de fuego; la Policía movilizó a sus unidades logrando detener a los agresores en las afueras de la ciudad. Una turba llegó hasta instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELC-C) para tomar la justicia por sus propias manos, pero fue impedida por efectivos del orden.
Según testimonios de los vecinos del barrio Obrero, al promediar las 22:30 llegó una vagoneta guinda con cuatro personas (en supuesto estado de ebriedad) a la calle Adela Zamudio esquina Man Césped; de repente comenzaron a pelear y se escuchó un disparo de arma de fuego y vieron a un joven escapar agarrándose el estómago hacia una de las casetas de venta de repuestos de la zona.
De pronto, los supuestos familiares de la víctima, un varón y una mujer comenzaron a golpear la vagoneta guinda y después escaparon a unos cien metros.
En el lugar volvieron las peleas, uno de los agresores comenzó a disparar al aire, mientras que el conductor del vehículo le decía “mátalo de una vez”, según el testimonio de los vecinos; pero el hombre armado le golpeó al otro varón y se dieron a la fuga en el motorizado.


AUXILIO
Los supuestos familiares fueron en busca del joven herido para trasladarlo en la maletera de un vehículo al hospital Universitario.
Después del hecho de sangre llegaron los investigadores de la FELC-C, Radio Patrullas 110 y la fiscal de turno.
Ellos hicieron el trabajo pericial, levantando las evidencias (casquillos y vainas del arma de fuego) y se negaron a brindar un informe público.


JUSTICIA POR SU CUENTA
Al promediar las 23:30 se conoció que la Policía logró aprehender a los sospechosos de la agresión con arma de fuego en una zona lejana de la ciudad.
Un grupo de 20 personas identificadas como familiares de la víctima de la bala, llegaron hasta la FELC-C y agredieron a los cinco policías de turno; ellos tuvieron que usar agentes químicos para dispersarlos.
Hasta el cierre de edición la gente seguía en la FELC-C, en las puertas; la Patrulla de Auxilio al Ciudadano (PAC) custodiaba las instalaciones.