Sábado, 13 de abril de 2013
 

ASESINATO. Cuatro personas fueron imputadas por asesinato y ahora estarán en el penal San Roque con detención preventiva.
ASESINATO. Cuatro personas fueron imputadas por asesinato y ahora estarán en el penal San Roque con detención preventiva.

LOS FISCALES ACREDITARON QUE SON LOS PRESUNTOS AUTORES

Sospechosos de asesinato van a la cárcel San Roque

Sospechosos de asesinato van a la cárcel San Roque

En las afueras del TDJ, familiares, amigos y vecinos protestaron pidiendo justicia tras el crimen además arrojaron piedras

Sucre/CORREO DEL SUR

Los cuatro involucrados en la muerte de un joven en la calle Man Césped el pasado miércoles fueron enviados al penal San Roque con detención preventiva al haber indicios suficientesde que son los autores del hecho de sangre; pese a que la defensa de los imputados pretendió desvirtuar su participación atribuyendo el delito a una quinta persona que se habría dado a la fuga.
Con fuerte resguardo policial fuera y dentro del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) se desarrolló ayer la audiencia de medidas cautelares contra cuatro supuestos implicados del asesinato de Carlos C.A., en el Juzgado de Instrucción Tercero en lo Penal de la Capital.
La audiencia no inició a las15:00 como estaba prevista, por la ausencia de los abogados de defensa pública que asistían a uno de los imputados;la jueza Ximena Mendizábal designó a un abogado de oficio presente en la sala.
La audiencia se instaló a las 15:20, cuando el Ministerio Público solicitó medidas cautelares para Bernardo A., Fabio S., Mirko T. y Luis Alberto M. todos imputados por el delito de asesinato.
El fiscal Roberto Ramírez, presentó la relación de los hechos basado en los testimonios de los familiares del occiso que también fueron víctimas de la agresión de los cuatro imputados.


VERSIÓN OFICIAL
El miércoles 10 de abril, al promediar las 22:30 Carlos C. (occiso) estaba en una fiesta familiar por el cumpleaños de uno de sus tíos en la calle Man Césped; a esa hora decidió recogerse junto a sus tíos Carlos D, Felicia y su prima Alejandra rumbo a su casa en la calle Andreotti.
Cuando caminaban por la vía, apareció una vagoneta guinda marca Nissan Pathfinder con placa de control 2322 SUL y de adentro les gritan “Padillenses de m…”, lo que molestó al tío que se acercó a reclamarles, de pronto bajaron tres personas para agredirle físicamente, lo que provocó la reacción de Carlos en defensa de su familiar y se armó una reyerta.
En la pelea, uno de los agresores sacó un arma y disparó contra Carlos por la espalda, él logró escapar unos metros para esconderse en una de las casetas del lugar, mientras su tía gritaba pidiendo auxilio porque balearon a su sobrino.
El tío se recuperó, tomó una piedra y la arrojó al parabrisas trasero, rompiéndolo; en eso, volvió a salir uno de los agresores del vehículo y le apuntó con el arma y de adentro le gritan “mata a ese ca… de una vez”, pero al ver que más gente salió a la calle, se subió otra vez al motorizado para darse a la fuga.
Con esta declaración del fiscal, se descartó la hipótesis presentada por la Policía que una familiar del occiso tuviera alguna relación con el grupo de victimadores, como sospechaba inicialmente la fuerza del orden.


DETENCIÓN PREVENTIVA
Con esos argumentos, los fiscales Roberto Ramírez y Oscar Vera pidieron la detención preventiva de los cuatro presuntos antisociales, porque se demostró que son los responsables del hecho de sangre, al haber sido reconocidos por las principales víctimas, además que en la requisa se les encontró tres armas de fuego y varios objetos de origen dudoso.
En la audiencia, la Fiscalía demostró que existen riesgos procesales de fuga y de obstaculización del proceso, porque los imputados no tienen arraigo natural, trabajo, casa y peor, intentaron fugarse después del hecho, sin brindar auxilio.
En respuesta, el abogado de la defensa de los imputados, Jhonny Limachi, pidió a la jueza la intervención de los imputados haciendo uso de su derecho a la defensa material.
De los cuatro, tres tomaron la palabra alegando que son inocentes y que llegaron a Sucre de paseo, pero revelaron que eran cinco y que el que falta sería el responsable del hecho, pero este se fugó.
Los abogados de la víctima y los fiscales expresaron su molestia por estas versiones que en su criterio sólo pretenden desviar la investigación.
Limachi en la audiencia no pudo desmitificar el argumento del Ministerio Público pese a que presentó certificaciones del Registro Judicial de Antecedentes Penales (REJAP).
Sin embargo, la jueza, Mendizábal decidió enviarlos a los cuatro imputados al penal San Roque con detención preventiva mientras se desarrolla la investigación.
Mendizábal dijo que se comprobó que la actuación de los imputados se acomoda a los riesgosprocesales de fuga y obstaculización de la investigación establecidos en el Código de Procedimiento Penal.
Además se evidenció que ellos son parte de una asociación delictuosa, tal como lo afirmó la Policía cuando los presentó el pasado jueves.


MARCHAS
En las afueras del TDJ los familiares, una masiva concurrencia de vecinos y amigos, bloquearon el ingreso a este recinto.
Al saber que los imputados saldrían rumbo a la cárcel se parapetaron en las dos salidas del TDJ, allí prendieron fogatas, lanzaron piedras a policías y al fotografo de este medio escrito en el garaje.

Asesinato

El artículo 252 dice “Será sancionado con la pena de presidio de treinta años, sin derecho a indulto. El que matare: A sus descendientes o cónyuge o conviviente, sabiendo que lo son. Por motivos fútiles o bajos. Con alevosía o ensañamiento.