Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Agua: “La Alcaldía carga tintas en los efectos, no en las causas”

19 Diciembre 2017Juan Luis Gantier para Correo del Sur
Las filas para colectar un poco de agua, una imagen común en Sucre. archivo

Las filas para colectar un poco de agua, una imagen común en Sucre. archivo

Sobre el problema de la falta de agua en Sucre hemos oído muchas cosas, pero ninguna con la contundencia necesaria.

Debe destacarse el interés del sector privado y la Defensoría del Pueblo por conocer la situación de las obras para garantizar el líquido elemento a la población: un problema que día que pasa adquiere ribetes de desgracia.

La información que proporciona el Gobierno Municipal de Sucre y de otras entidades es muy general. Faltan datos en relación al crecimiento poblacional, la definición de la magnitud del déficit hídrico y sus proyecciones futuras; sorprende que no se usen para identificar la magnitud del problema. De todas maneras, en función a información recabada, sacamos siguientes conclusiones:

Un elemento central es que seguimos atrapados en planes y más planes y, muy poca ejecución. Da la impresión de que de manera intencionada existe un vacío de cronogramas y metas intermedias, lo cual no permite bajar de las intenciones al plano de las realizaciones concretas.

Preocupa la tardanza de la declaratoria de emergencia por la Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE), que no permitió transferir recursos para emprender obras durante casi todo este año. La pregunta que nos hacemos es: ¿Por qué esperó tanto tiempo?, ¿acaso no es suficiente el castigo que sufrió la ciudad por la sequía en noviembre de 2016, la que existe permanentemente en los barrios altos, la que sufrimos nuevamente en 2017 y la que seguramente soportaremos en el futuro si no se pone atajo a la indolencia de las autoridades?

A los técnicos ediles les convendría informarse de que estas penurias no se deben a un acontecimiento fortuito y aislado, sino que tienen en su base el aumento de la población urbana y, de otra parte, la disminución de las fuentes de las que se provee la ciudad.

A este ritmo, la falta de agua marcará nuestra calidad de vida ahora y en el futuro, y no se solucionará por más planes de emergencia que se hagan si se siguen orientando solo a redistribuir o ahorrar su consumo, en lugar de llevar acciones drásticas para incrementar la cantidad de fuentes.

A no ser la construcción de unos cuantos reservorios aprovechando los ojos de agua de la mancha urbana, se ha hecho poco. Los aljibes pueden ser un paliativo importante, si obedecieran a un programa basado en un estudio científico de aprovechamiento de las fuentes subterráneas para cosechar aguas; construir unos pocos contribuye, pero no mejorará de forma perceptible el déficit.

El Proyecto Sucre III

Para el Proyecto Sucre III, que atacará estructuralmente el problema, no se ha iniciado ni la primera fase; no obstante se viene hablando de él desde hace 10 años.

Carece de la contraparte exigida por los financiadores —más de $us 5 millones— que para el tesoro público no es nada frente a la oferta de construir un teleférico.

No se han conseguido ni los recursos para las perforaciones de pozos, que por lo menos hubieran contribuido a paliar la escasez actual con 40 litros por segundo. Para esto no se requieren fondos cuantiosos: la Gobernación posee los equipos con los que se podrían haber ejecutado estas obras.

El del agua es un problema central que no está en las manos adecuadas. La Alcaldía carga tintas en la solución de los efectos en lugar de resolver las causas del problema.

Los problemas del Proyecto Sucre III

Sobre las metas a mediano y largo plazo del Proyecto Sucre III, un camino en el que se patina desde hace más de 10 años, se puede decir que falta transparencia y se desorienta a la opinión pública.

Primero la represa que contempla el proyecto debía localizarse en Sasanta-Yurubamba, que se entendía era la solución técnica correcta; sin embargo, fue desestimada por desajustes institucionales que no se aclaran si corresponden a las relaciones de la entidades de la ciudad con las comunidades vecinas, de estas con la Gobernación o de esta última con la de Potosí, o de qué tipo de interferencias se trata.

Para peor, se han construido represas aguas arriba del río Ravelo con el beneplácito el Ministerio de Medio Ambiente, las que afectan de manera drástica el caudal de la aducción para la ciudad.

Se habló de trasladar la represa a Tumpeca —una localidad de la ribera del río Ravelo en Chuquisaca— pero parece que los estudios de suelos presentaron dificultades, con lo que esta solución estructural no tiene visos de concretarse y se la presenta para una ejecución cada vez más lejana. Se habla de ella poniendo cómo límite las próximas décadas, y por estas vicisitudes se trata de un proyecto que sigue en la fase de pre-inversión.

Ante este escollo el Gobierno municipal, en lugar de priorizar la solución de este problema vital, acude a triquiñuela de la propaganda para tapar su falta de iniciativa y desviar el foco de atención acudiendo a otro proyecto de marras: Cachimayu, que igual que las demás acciones sigue en su etapa de pre-inversión.

Cachimayu —a pesar de las buenas intenciones— en sus inicios orientado a embalsar agua para un riego necesario para la agricultura, es un proyecto cuyos componentes están en tela de juicio.

El energético ya fue desestimado por criterios de técnicos en la materia, como el ingeniero Armando Lara, quien dice que para generar energía se requieren 32.000 lts/seg cuando normalmente el caudal del río Cachimayu —que es el mismo río de Chaunaca— solo aporta con 6.300 lts/seg en época seca y en los meses de lluvia con 16.000 lts/seg. En lo relacionado al rubro de agua para consumo humano también, debido al alto costo que representa bombear la misma desde 310 mts más abajo hasta la planta de tratamiento.

Quizá la única alternativa sea el módulo de agua para regar 5.000 hectáreas; esto podría constituir un factor de cambio para apuntalar las posibilidades de desarrollo agrícola y ambiental de los alrededores.

Algunas preguntas clave

¿Será posible para una ciudad como Sucre encarar dos proyectos al mismo tiempo y en el mismo río? ¿Acaso no sería mejor priorizar uno y en una etapa posterior continuar con el otro? ¿O ejecutar el proyecto priorizado por ELAPAS: Tumpeca-Yurubamba aguas arriba, con dos componentes centrales: agua para la población y también para riego?

Son estos aspectos y otros los que deberían ser dilucidados en el directorio de ELAPAS, que en lugar de improvisar con el nombramiento de autoridades cada vez que se cambia de alcalde, debería convocar a técnicos tomando como base la meritocracia.

Asimismo, recibir aportes de profesionales como los que hicieron los ingenieros Armando Lara y Javier Adelantado, quienes recomendaron la conveniencia de aprovechar estudios para llevar a cabo un trasvase de las aguas de Cajamarca y la construcción de la represa de Punilla, con los cuales se podrá recolectar una cantidad de agua no desdeñable 160 litros de agua. Adicionalmente ellos propusieron embalsar el agua de lluvia en pequeñas represas. En las cuencas, para evitar riadas, embalsar una mayor cantidad de agua y además evitar procesos de colmatación mayores.

  • 327 veces leída
  • Capitales
  • agua, Alcaldía, efectos, Juan Luis Gantier

También le puede interesar...

19 Diciembre 2017, 05:42

Planean arrancar en enero proyecto de agua Fisculco

El proyecto ahora tiene que ser aprobado en la Asamblea Legislativa Departamental

18 Diciembre 2017, 02:08

Vuelve la crisis del agua a las zonas altas de Sucre

A partir de ayer se empezó a distribuir agua en cisternas a los barrios del D-3

17 Diciembre 2017, 02:21

Un juez arraiga al Alcalde de Llallagua

El juez de Instrucción Cautelar en lo Penal, Raúl Barriga, dispuso el arraigo del alcalde de Llallagua, Artemio Mamani (MAS), por los delitos de incumplimiento de deberes y nombramiento ilegal. En el caso también...

17 Diciembre 2017, 02:09

Mi Teleférico anunciará inicio de obras el jueves

Tras superar observaciones al diseño final, la Empresa Estatal de Transporte por Cable “Mi Teleférico” hará conocer el cronograma oficial de inicio de obras de la primera ruta en esta próxima semana.

17 Diciembre 2017, 01:54

Fisculco: Sucre tendrá más agua, pero no podrá tratarla

El bombeo aliviará la escasez del canal Ravelo en época de sequía, pero necesita una planta

Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE