Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

El Mercado: “No se necesitan grandes inversiones cuando hay creatividad”

31 Julio 2018REDACCIÓN CAPITALES
El Pepe de La Logia y Carmen Julia Heredia apuestan por la cultura. CAPITALES

El Pepe de La Logia y Carmen Julia Heredia apuestan por la cultura. CAPITALES

¿Quieres ver una presentación artística, comerte un anticucho y beber algo, todo en un mismo lugar y por un precio accesible?

En la calle Olañeta esquina Destacamento 111 se encuentra “El Mercado”, que se define como un “espacio cultural alternativo de contracultura y resistencia”. Allí, puedes pasar una buena velada disfrutando de un plato de comida y de alguna bebida mientras hablas de temas políticos, intelectuales y/o artísticos.

Se trata de una propuesta novedosa de la psicóloga e investigadora Carmen Julia Heredia Cavero y su pareja, el agrónomo y músico José Alberto Morales, más conocido como “El Pepe de La Logia”.

“Resistir e incomodar”

Este emprendimiento nace con el concepto de “mercado, el espacio de contradicción de una sociedad donde van ricos y pobres, variaditos”, cuenta Heredia a CAPITALES.

Su público meta es la gente de Sucre que a veces quiere ver arte y no puede gastar mucho dinero. Es un espacio para las personas de clase media que, por un precio accesible, pueden asistir a una presentación artística y al mismo tiempo comer y beber.

Dos frases se encuentran pintadas en los murales del lugar; las usan como lemas: “La canasta familiar siempre encendió la chispa de la lucha” y “Nuestro objetivo es resistir e incomodar”.

“Aquí entendemos al arte con un fin político, eso no significa que hay que panfletear, sino el arte te interpela, te hace mover los esquemas, su lenguaje es otro”, sostiene Heredia. “Entonces, con todas estas ideas quisimos armar un espacio así”.

Autogestión y creatividad

En El Mercado se promueve la cultura y el trabajo de los artistas brindando talleres y presentaciones de teatro, cine, fotografía y letras, entre otras áreas. Heredia destaca que cuentan con casa propia y los artistas que llegan de otros lugares se alojan ahí mismo, por lo que no tienen necesidad de pagar un hotel.

Entre otros que pasaron por allí para ofrecer cursos, debates o para mostrar su trabajo están: el escritor César Antezana, el sociólogo Luis Tapia, el cineasta Marcos Loayza, la socióloga y antropóloga Silvia Rivera Cusicanqui, el actor y director Gonzalo Callejas y la multifacética Yannet Delgadillo, más conocida como Antagónica Furry.

Para plasmar en El Mercado una estética particular, sus emprendedores no necesitaron de una gran inversión sino de mucha creatividad, sobre la base de objetos que ya tenían. “Como hace el pueblo”, remarca Carmen Julia. Las mesas parecen de una chichería vintage, una pollera cubre la lámpara colgante y banderines con detalles feministas forman parte de la decoración.

La máxima inversión que hicieron fue la instalación de las luces led para la galería de exposiciones. El resto es obra de ellos mismos, con la colaboración de algunos artistas que ayudaron a pintar los murales. Los muebles son de la casa y están pintados y refaccionados a mano.

Señalan como único inconveniente el tema de los impuestos. “Estamos tratando de pelearla para entrar en un régimen simplificado. Es que eso te ahorca y te hace subir precios”, afirma Heredia respecto a un problema que aflige a buena parte del comercio formal en el país.

“No recibimos un peso de ningún lugar, es netamente autosustentado. Incluso a los artistas les decimos que rebajen su precio para que sea accesible”, comenta.

Esto no nació como negocio

Ambos dicen que su objetivo principal no son los turistas, sino contribuir a la cultura de Sucre, al mismo tiempo que ofrecen un servicio de comida a quienes no tienen recursos económicos, pero están interesados en ver arte.

“Aquí no vienes y solo te emborrachas, sino te llevas algo y aprendes”, refuerza Heredia. “Esto no es una cuestión para sacar plata; si yo pensara en convertir esto en un negocio más rentable como tal, tendría que abrir todos los días, quizá vender comida de lunes a miércoles y para eso se necesita más tiempo”.

En todo momento destaca que la fortaleza de este espacio es la creatividad, no el dinero.

Tradición y calidad

“A veces hay esa idea de que si es bajo no sirve, pero no. Todo lo que ofrecemos es de calidad y a un precio accesible al bolsillo”, agrega la emprendedora.

Por ejemplo, los “Jueves de agachaditos” rescatan platos tradicionales que están desapareciendo como la chanfaina, el wilafari (similar a un chorizo a veces con sangre de oveja), el conocido “fideuchu” y los ajíes de fideo y de lisa. “Bien servido con su refresco o su traguito”, agrega Heredia.

Destacan en el menú los tragos de la casa como el ajenjo y el macerado. Haciendo un promedio, una persona puede gastar entre 50 y 60 bolivianos para comer y tomar algo en El Mercado, incluyendo el costo de la entrada de Bs 10. En una pareja, aproximadamente 150 bolivianos para bebida y comida. Cuando no hay cobro de entrada, el precio disminuye.

Carmen Julia reconoce que “cada día la gente está con menos plata. También apoyamos a grupos emergentes, no podemos competir con aquellos lugares que traen bandas gigantes porque somos otra cosa”.

Un sueño cumplido

Carmen Julia y Pepe pensaron que El Mercado no iba a llegar a cumplir un año de vida. “Lo haremos como cumpas y si no funciona, lo cerramos”, dice ella que comentaron. De esa manera se arriesgaron para dar inicio a este sueño hecho realidad.

“Pero luego me empezó a gustar. A pesar de que de alguna forma estos espacios son una especie de autoexplotación, te vas dando cuenta de que sí rinde, entonces le vas poniendo más cariño y así van mejorando las cosas”.

Los números de El Mercado 

  • 4.000 a 5.000 bolivianos fue la inversión inicial que hicieron Carmen Julia Heredia y José Alberto Morales, hace 3 años.
  • 400 a 500 bolivianos pueden llegar a obtener de ganancia líquida, dependiendo el día.
  • 5 o 6 personas trabajan en El Mercado, que abre de jueves a sábado de 19:30 en adelante.
  • 10 bolivianos es el precio estándar de los platos, generalmente, para picar.
  • 10 bolivianos cuestan la copa de vino y los shots de tequila, y 25 el vaso de whisky.
  • 30 a 40 bolivianos es el costo de inscripción a los distintos talleres.

 

  • 6404 veces leída
  • Capitales
  • El Mercado, inversiones, creatividad

También le puede interesar...

24 Julio 2018, 06:52

Maduro no frena protesta pese a plan de inversiones

El descontento social agrava la crisis que viven sectores asalariados

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE