Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

La inestabilidad es la regla entre las exportaciones de Chuquisaca

09 Octubre 2018REDACCIÓN CAPITALES
Desempeño de exportaciones de Chuquisaca 2007 - 2017

Desempeño de exportaciones de Chuquisaca 2007 - 2017

Algunas exportaciones no tradicionales crecieron de manera sostenida en la última década, pero las tradicionales cayeron en picada desde 2013. Y la economía regional depende fundamentalmente de estas últimas. Según actores del sector, el departamento no decide qué quiere ser o a qué quiere dedicarse.

 

Pasa lo mismo tanto con las exportaciones tradicionales como con las no tradicionales. Chuquisaca no logra estabilizar sus despachos fuera del país. Hay años en los que aparece un producto con posibilidades de conquistar mercados y crecer, pero también otros en los que desaparece.

La buena noticia es que algunas de las exportaciones no tradicionales crecieron de manera sostenida en los últimos diez años –más de cuatro veces–, aunque no pasó lo mismo con las exportaciones tradicionales, que cayeron en picada desde 2013. Mala noticia considerando que la economía regional depende, en gran parte, de esos ingresos.

La opinión generalizada de los actores del sector es que Chuquisaca sigue sin decidir “qué quiere ser” o “a qué quiere dedicarse”, y que, al mismo tiempo, sigue sin respaldar plenamente a los pocos exportadores.

Las cifras

Según los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE) de los últimos diez años, a Chuquisaca le fue relativamente bien hasta la primera mitad de la última década, pero mal en la segunda mitad.

Sus exportaciones se situaron en más de $us 104,3 millones en 2007 y ascendieron hasta más de $us 449,7 millones en 2012, el mejor año del sector de la última década. Esa cifra no se volvió a repetir después de ese año. En 2013, las exportaciones cayeron hasta $us 193,4 millones, debido a la brusca caída de las exportaciones tradicionales; es decir, la disminución de los despachos de gas natural, principalmente.

En los siguientes años, las cosas empeoraron. Las exportaciones cayeron hasta $us 72,2 millones en 2015, y no se detuvieron hasta alcanzar $us 57,1 millones en 2017. El peor año fue el 2016, cuando los despachos apenas sumaron $us 43,8 millones.

En picada

Las exportaciones tradicionales (gas natural y minerales) tuvieron un comportamiento de contrastes en la última década. Hasta 2012, los números parecían escalar a grandes saltos. Se registraron $us 102,2 millones en 2007; $us 195,5 millones en 2008, $us 112,4 millones en 2009 –el único año de ese periodo en el que cayeron–; $us 160,8 millones en 2010; $us 239,6 millones en 2011, y $us 443,5 millones en 2012, la mejor cifra de la primera mitad de la última década.

La buena racha terminó ese año. En 2013 se registraron $us 186,6 millones; en 2014, $us 101,7 millones; en 2015, $us 64,3 millones; en 2016, $us 35 millones –el peor registro de ese periodo–, y en 2017, $us 48 millones, lo que significó un leve repunte.

Falta saber qué pasará este año. Por ahora, según los datos del INE, es probable que las cifras sean favorables en sentido de superar el acumulado del año pasado. Hasta agosto, las exportaciones tradicionales se anotaron más de $us 45,3 millones.

No tradicionales

Las exportaciones no tradiciones tuvieron un comportamiento sorprendente en los últimos diez años, aunque esto se vio solo en algunos productos.

En 2007, las exportaciones no tradicionales apenas superaron los $us 2 millones, muy lejanos a los $us 102,2 millones de las exportaciones tradicionales. Sin embargo, en los siguientes nueve años crecieron casi en el orden del millón de dólares por año; no volvieron a caer desde 2007, y se registraron más de $us 9,1 millones el año pasado, una cifra muy buena para el sector. ¿Se confirmará la tendencia este año? Hay que esperar. Hasta agosto, las exportaciones no tradicionales habían superado los $us 6,2 millones.

Como se ve, la brecha entre las exportaciones tradicionales y las no tradicionales cambió en los últimos años. En 2007, las no tradicionales eran minúsculas –un poco más de $us 2 millones– con relación a las tradicionales. El año pasado mejoraron su posición, pero influyó la caída de estas últimas, que registraron algo más de $us 48 millones.

Casi todos inestables

La mayoría de las exportaciones de Chuquisaca tuvieron picos altos y bajos en los últimos cinco años, según un reporte del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). La inestabilidad fue la regla en la mayoría de los productos que despachó el departamento.

En el caso de las exportaciones no tradicionales, hubo productos que desaparecieron. Por ejemplo, en 2013 y 2014 hubo despachos de cobre y concentrados por $us 26.474 y $us 13.855, respectivamente. Después de 2014, no se volvió a tener noticias de esos productos.

Lo que más exportó Chuquisaca fue plomo, cinc, plata y algo de oro, en el caso de los minerales, y gas natural en el de los hidrocarburos. El año pasado se despacharon más de $us 2,6 millones de plata, algo más de $us 728 mil de plomo y más de $us 12,4 millones de zinc.

En cuanto al gas natural, cayeron de $us 121,6 millones en 2013 a $us 32 millones en 2017.

En total, se registraron 15 productos diferentes entre las exportaciones tradicionales.

Desaparecidas y aparecidas

Algo parecido ocurrió con las exportaciones no tradicionales. La oferta creció, pero algunos no lograron mantenerse o tuvieron despachos relativamente pequeños. En los últimos cinco años, se registraron en total 58 productos diferentes.

Hubo despachos de leche y nata en 2013, pero nada más en los siguientes años. También de haba en 2014; luego, desparecieron. Hubo envíos de amaranto en 2014, y nunca más nada. Similar realidad a la de otros granos, el jugo de limón, la madera aserrada y ropa, para citar algunos ejemplos.

Lo bueno es que fueron apareciendo nuevos productos: frijoles, especias, maíz blanco, kiwichas, maní, semilla de chía, chocolate, papel higiénico, tablillas y frisos para parques, manteles y servilletas de pasta de papel y bolsas de papel, entre otros.

Lo que más exportó Chuquisaca fueron: orégano –más de $us 2 millones el año pasado– y fieltros para sombreros –más de $us 6,9 millones–.

Algunos productos que salieron del departamento y que quizá pocos imaginan son: diamantes industriales en bruto, manufacturas de hierro y acero, perlas trabajadas, cueros preparados y tapicería tejida a mano, entre otros.

Sin objetivo ni apoyo pleno

La Cámara de Exportadores de Chuquisaca (CADEX) considera que no hay que perder de vista lo que lograron los exportadores de productos no tradicionales en los últimos diez años. El valor de estas subieron de $us 2 millones en 2007 a casi $us 10 millones en 2017. Además, se intentó diversificar la oferta exportable, pese a no encontrar el apoyo que se esperaba de parte del aparto público.

La realidad es que los fustes para sombreros siguen siendo el producto estrella, y que los despachos de orégano, maíz, frejol o amaranto continúan saliendo únicamente como materia prima. No son competitivos ni en precio ni en calidad, en algunos casos, y la capacidad regional para producir cantidades grandes, comparada con los volúmenes de los países vecinos, es limitada.

“Por eso es importante que tomemos una estrategia, como departamento, de a dónde queremos apuntar. La idea es que a futuro pensemos en no competir en precios, sino en calidad y con productos transformados. Hay empresas que hacen esfuerzos en elaborar galletas, frutas deshidratadas, sopas, condimentos… A esas empresas hay que fortalecerlas y ayudarlas para que consigan mercados afuera”, dice a CAPITALES la gerente de la CADEX, Gisela Morales.

La CADEX cree que hay sectores que pueden crecer más o incorporarse a la lista de exportadores, pero necesitan apoyo. El café de Monteagudo o los champiñones que se producen en otras regiones podrían subirse a este carro. También la fruta deshidratada, las galletas, condimentos o la ropa de algodón que producen algunas firmas. El asunto es que “necesitan las herramientas para salir adelante”, remarca Morales.

“No hay un incentivo real, ni al empresario ni al inversor, de la parte pública. ¿Por qué una persona debería invertir en Sucre? Necesitamos política pública que incentive la inversión, áreas donde no se pague algún tipo de impuesto (por cinco años, por ejemplo). No hay una política a largo plazo, pensamos en lo inmediato, en tener obras mañana, pasado, para mostrar gestión, pero no pensamos realmente en el futuro (…). Creo que el sector público tiene que repensar cómo está trabajando actualmente, y cómo queremos vernos a largo plazo y mostrar señales claras sobre qué queremos desarrollar”, resume.

“El problema no solo está en Sucre, sino en el ámbito nacional. El Gobierno no apoya mucho al sector productivo, en general. No hay un apoyo decidido al sector productivo”, remacha el presidente de la CADEX, Gastón Heredia.

¿A qué se quiere dedicar?

Y ese no es el único gran problema. En criterio del analista económico Gonzalo Quiroga, Chuquisaca sigue sin definirse con claridad sobre a qué quiere dedicarse.

“Pensamos que nuestra vocación son los hidrocarburos, pero no hemos hecho el esfuerzo alrededor de todo eso para que esos excedentes se vayan a otros rubros y podamos potenciar un nuevo esquema de desarrollo productivo exportador en el departamento”, reflexiona.

Eso está provocando mayor migración y mayor economía de subsistencia, lo que no es bueno, complementa Quiroga a CAPITALES.

 

“Primero tenemos que ver el mercado nacional y luego pensar en exportar”

El producto más estable que se exporta desde Chuquisaca son los (fustes para) sombreros. Después tenemos las especias, que a veces superan a los sombreros. Hay años que no hay exportación de sombreros.

¿En qué áreas más se puede exportar? En el tema de los minerales. El departamento de Chuquisaca tiene minerales, pero no ingenios mineros. Muchos minerales salen por Potosí.

Lo que creo que se puede aprovechar son los “superalimentos”, pero para eso hay que hacer empresas y tiene que haber facilidades para que se instalen empresas (en Chuquisaca). También en el tema de los textiles.

Primero tenemos que ver el mercado nacional y, después, para exportar un producto tiene que haber buen costo, buena calidad y buena capacidad. No es cuestión de decir “abro una empresa y comienzo a exportar al día siguiente”. (Las empresas) tienen que recorrer su camino y encontrar nichos de mercado. Tenemos que apoyarlos también en el mercado nacional.

Insisto: Yo creo que tenemos que ver los superalimentos, en los chocolates, textiles, sombreros y las especias. Y quizá la metal mecánica.

El problema no solo está en Sucre, sino (en el ámbito) nacional. El Gobierno no apoya mucho al sector productivo en general. No hay un apoyo decidido al sector productivo.

Toda empresa busca un lugar donde tenga las mejores condiciones: servicios, transporte… Tenemos que ofrecer ventajas o condiciones similares (a otras regiones).

En Sucre, (actualmente) cuesta más instalar una industria que en otras ciudades.

Gastón Heredia

Presidente de la CADEX

 

“Falta identificación productiva”

Las exportaciones tradicionales son las que están jalando las exportaciones en general. Cuando tú quitas eso del sistema, te quedan las no tradicionales, que son muy pocas y poco continuas.

Nuestro gran problema es que no tenemos una identificación productiva clara. Es decir, a ratos somos una región con vocación de turística; a ratos, una con vocación en hidrocarburos; a ratos, temas agropecuarios; a ratos, servicios…

Entonces, es muy difícil para el departamento salir adelante, si no tiene eso claro.

Ha habido algunos estudios (…). Se habla de la industria de alimentos cárnicos o productos como el alimento balanceado, pero tampoco han podido despegar porque no ha habido el apoyo necesario de las autoridades. Y todo sigue descansando sobre la inversión pública y las regalías de los hidrocarburos, por ejemplo. No es que no se pueda, sino que no existe una política que nos lleve a ello.

En el caso de los minerales, son colas de desmonte y amalgamas de oro (lo que se explota). Pero en lugares como Presto y Yamparáez hay un mineral muy fuerte que se explota muy poco y que se llama indio (…). La capacidad del departamento es mucho más alta. Y (el indio y el wólfram) son minerales muy cotizados para la parte electrónica de los teléfonos, satélites, comunicaciones.

La agricultura en Chuquisaca es muy poca, muy pequeña. La incidencia es del 14% del PIB. No es el primer rubro, el primero es petróleo y el gas (…). Tampoco hay una visión de transformar el departamento en uno específicamente agrícola con posibilidades de desarrollo de productos no tradicionales y potencial en el mercado en el exterior, como el amaranto (…). Estudios hay, pero no se hace nada.

Por ejemplo, la leche. Todos hablan del sur, pero el potencial lechero está en Yotala. O las cebollas, en Toro Chico, camino a Potosí (…). No hay incentivo.

Entonces, el departamento, primero, tiene que estructurar una identificación productiva. El PIB boliviano va muy de la mano con el precio de los hidrocarburos. Bajan los precios, y el PIB cae. Chuquisaca no es la excepción (…).

Pensamos que nuestra vocación son los hidrocarburos, pero no hemos hecho el esfuerzo alrededor de todo eso para que esos excedentes se vayan a otros rubros y podamos potenciar un nuevo esquema de desarrollo productivo exportador en el departamento. =

Eso es lo que llama la atención. Por eso hay migración de gente, y por eso hay economía de, lo que yo llamo, subsistencia. ¿Qué es lo que más se ha incrementado? El comercio, pero comercio informal.

Gonzalo Quiroga

Economista

 

La CADEX impulsa un centro logístico

La CADEX sostiene que el emplazamiento de un centro logístico de comercio exterior terrestre en Sucre es clave para las aspiraciones de desarrollo de Chuquisaca. Ya hay un estudio, y la administración municipal ve el proyecto con buenos ojos. La primera fase, en caso de que se decida construirlo, demandará unos Bs 71 millones. Si eso se consigue, habrá una razón muy fuerte para decirles a los inversionistas que Sucre es una muy buena opción para emplazar una industria o empresa. Otro de los objetivos de la CADEX es conectar la región con el Tren Bioceánico: considera que Chuquisaca no debe quedar fuera, ni mucho menos, del proyecto continental. Quiere que no solo se constituya en un punto de comercio nacional clave, sino regional.

Exportaciones de Chuquisaca (2017)Exportaciones Chuquisaca (enero-agosto de 2018)
  • 147 veces leída
  • Capitales
  • Chuquisaca, exportaciones, inestabilidad

También le puede interesar...

09 Octubre 2018, 03:50

Se diluye ilusión de Deportivo Chuquisaca

Deportivo Chuquisaca, que había tenido un buen debut imponiéndose a Copacabana de La Paz por 6-1, cayó estrepitosamente ayer y quedó sin chances de clasificar a la siguiente fase del Torneo Nacional de Futbol Clubes

08 Octubre 2018, 04:11

Deportivo Chuquisaca debuta goleando

Con goleada de 6-1 ante Copacabana de La Paz, Deportivo Chuquisaca debutó ayer en el Torneo Nacional de Futbol Clubes Campeones Damas que se juega en Challapata (Oruro). Hoy la representación chuquisaqueña

07 Octubre 2018, 06:00

Por el boleto a Libertadores

Deportivo Chuquisaca debutará hoy en el torneo nacional de clubes campeones de fútbol en la rama femenina, que premiará al equipo campeón con el boleto a la Copa Libertadores Femenino a celebrarse en noviembre en Brasil.

05 Octubre 2018, 02:08

Chuquisaca aporta en voley

Cuatro deportistas chuquisaqueñas se encuentran entrenando en la selección boliviana de voleibol sub 20, que del 15 al 22 de octubre intervendrá del Campeonato Sudamericano de la categoría, en Lima (Perú).

Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE