Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

“mejor destilado del mundo 2015”

05 Julio 2015Evelyn Campos López ECOS
Pascual Herrera García, director técnico CINVE 2015, junto a la enóloga boliviana Patricia Mendoza Morón.

Pascual Herrera García, director técnico CINVE 2015, junto a la enóloga boliviana Patricia Mendoza Morón.

Ni el pisco, ni el ron, ni el coñac, ni el brandy, ni el whisky, ni el vodka, ni la ginebra, ni el tequila… el singani, con una tradición y una historia de más de 400 años, se consolida como bebida boliviana, nacida en el Valle de los Cintis chuquisaqueños y de primera calidad.

En las sesiones de cata del 11º Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos y 6º Cata Internacional de Oliva Virgen Extra (Awards CINVE 2015), realizadas en Valladolid, España, se premió la búsqueda de la calidad, el esfuerzo y la perseverancia de una empresa nacional dedicada a la producción del singani. Concretamente, el “Tierra Alta Camargo Premium 2014” fue galardonado como el mejor destilado 2015 del mundo.

La bodega de singani “Tierra Alta Camargo”, de la Sociedad Industrial Camargo SRL, todavía está celebrando la consecución del “Gran Oro” y el “Premio FIJEV-CINVE 2015”, otorgados con el aval de la Organización Internacional de La Viña y el Vino (O.I.V.) y la certificación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España.

Dirigieron el certamen Pascual Herrera García y María Isabel Mijares García Pelayo, vicepresidenta de la Federación Internacional de Periodistas y Escritores del Vino y los Espirituosos Internacionales (FIJEV), una organización que aglutina a más de 90 países.

Un logro profesional
Patricia Mendoza Morón, joven enóloga cruceña y socia ejecutiva de Camargo SRL, explica a ECOS que, para obtener el “Gran Oro”, todas las medallas de oro premiadas en la primera vuelta pasaron a una siguiente etapa de cateo. Por otro lado, el segundo premio “FIJEV-CINVE 2015”, concedido por la Federación Internacional de Periodistas y Escritores especialistas en el rubro, reconoció a tres productores de vinos tranquilos, vino licoroso y al mejor destilado.

Mendoza destaca que “hemos puesto en el mercado un singani que es triplemente destilado”.

La cata internacional se llevó a cabo entre el 26 y el 29 de marzo de este año, mientras que la entrega de los galardones fue el 11 de mayo en el hotel Ritz de Madrid y estuvo a cargo del presidente de CINVE, Jesús M. Guirau. El singani “Tierra Alta Camargo Premium 2014” conquistó estos premios en su primera participación, luego de competir con muestras procedentes de más de 20 países.

Anteriores premios
Sin embargo, no es la primera vez que este destilado producido en Camargo, Chuquisaca, gana en un concurso. En años anteriores conquistó dos medallas de oro: la primera en la Feria Nacional Vitivinícola (FENAVIT) 2007 y la segunda en FENAVIT 2013.

El gerente propietario de Camargo SRL, Renato Mendoza Yokich, lo recuerda con satisfacción. “Para nuestra familia, los asociados y para la región de los valles del Cinti, se constituye en motivo de orgullo recibir estos dos galardones, que ratifican la calidad del singani Tierra Alta, que compitió con renombrados destilados de todo el mundo como el pisco, ron, coñac, brandy, whisky, tequila, aguardientes y otros”.

Falta promoción
Para la enóloga, el singani boliviano es un destilado fino, de pureza inigualable, que ya está compitiendo en el mercado internacional con otros destilados mucho más famosos.

Sin embargo, a pesar de su calidad, conseguida con procesos tecnificados en su elaboración, requiere de políticas nacionales de promoción para hacerlo conocer en hoteles, restaurantes y cafeterías (HORECA), además de tiendas especializadas gourmet en el mundo entero.

“Otros canales de distribución podrían ser trabajados a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, en coordinación con las embajadas bolivianas”, sugiere Mendoza.

Considera que para el fortalecimiento de la viticultura nacional, el Estado debe seguir fomentando proyectos de desarrollo productivo y luchando contra el contrabando. Solo así, opina Mendoza, se dará paso al crecimiento interno del singani, generando una competencia sana y de calidad entre todas las empresas productoras.

“Para los Cintis, como zona productiva, el singani representa tradición, identificación, una historia de más de 400 años, fuentes de trabajo, desarrollo productivo, crecimiento económico y desarrollo turístico”, resume la experta.

Singani: Un poco de historia
Documentación de la época colonial refiere que en el siglo XVI, cuando los primeros misioneros españoles llegaron al continente, al sur de lo que ahora es Bolivia, plantaron las primeras cepas de uvas en el Valle del Cinti. De esta forma se produjo una uva de altura en todo este sector, entre 2.000 y 2.450 metros sobre el nivel del mar.

La altura y la temperatura (varía bastante entre la noche y el día, pero se compensa), permitieron a las uvas, especialmente a la Moscatel de Alejandría, encontrar las condiciones perfectas para una mayor concentración de azúcar y los aromas característicos de los Valles de Cinti, además de otros factores considerados esenciales por los enólogos para la producción de vinos y su posterior destilación que permite la obtención de un singani de incomparable calidad.

El singani boliviano nace por primera vez en Chuquisaca, en el municipio San Lucas, cantón Uruchini. De allí se extiendió a todo el Valle de los Cintis.

Cintis o Tarija: ¿Qué tierras son más aptas?
No se puede afirmar que las tierras de Tarija sean mejores o peores que las de los Cintis, porque la tierra de cada zona donde se ubica un viñedo tiene su propia peculiaridad, como temperatura, grado de humedad o sequedad, intensidad de los vientos, cantidad y tipo de minerales, lluvias, composición del suelo, nivel de ángulo de insolación, antigüedad del viñedo, altitud, drenaje, latitud y, por supuesto, la mano del hombre experto y los tipos de levaduras silvestres presentes.

“Por lo tanto, no se puede generalizar y decir que unos terruños son mejores que otros o que ciertas bebidas son superiores a otras, porque cada singani o vino representan y llevan la esencia de la tierra de donde provienen, por lo tanto, son únicos, no existen dos iguales”, dice la enóloga Patricia Mendoza Morón.

La hacienda y la Sociedad Industrial Camargo SRL
La antigüedad de la hacienda Camargo, ubicada a 12 kilómetros de la localidad del mismo nombre, data aproximadamente de 1830.
En principio perteneció a la Orden de los Jesuitas, que comenzaron la construcción de la iglesia. Esta, después de que fue abandonada por los religiosos, pasó a manos del Encomendador del Virrey y, a comienzos del siglo XX, ya en la etapa de la independencia de Bolivia, pasó a propiedad de diferentes familias de la zona.

La familia de Enrique Dulon compró la hacienda completa a todos los dueños y fue la primera en crear una industria de destilería produciendo singani de primera con el nombre de “Mosto Verde”. Se elaboraba solo con uva Moscatel de Alejandría y singani de segunda “Kiska Pampa” preparado con uva Misionera de los Valles del Cinti, productos que se volvieron famosos en esa época.

Tras la Reforma Agraria en 1965, la familia Mendoza Yokich compró la hacienda con el fin de reactivar la industria de singani. Para el efecto se conformó la Cooperativa CINTI 63, integrada por diferentes socios de la región.

Finalmente, en 1980 se disuelve la cooperativa, pero la infraestructura y los viñedos siguen siendo propiedad de la familia Mendoza-Yokich y Morón, que continúan con la destilación pero en menor escala.

Después de 21 años, en 2001 se constituye la “Sociedad Industrial Camargo SRL”, propiedad de Renato Mendoza y Fanny Morón de Mendoza, en sociedad con el empresario sucrense Felipe Carvajal, para producir singani etiqueta negra “Tierra Alta Camargo Premium” y etiqueta roja “Tierra Alta Primera Clase”, de uva Moscatel de Alejandría.

Renato Mendoza supervisa el proceso de elaboración del singani, de acuerdo a los conocimientos que le fueron transmitidos por su abuelo Renato y su padre Arturo Mendoza Sánchez.

En una primera etapa, la producción en la bodega Camargo fue totalmente artesanal; luego, se modernizó y semi-industrializó. Actualmente cuenta con procesos industriales que optimizan algunas de las etapas de la cadena productiva.

|Modernización
La Sociedad Industrial Camargo cuenta con el asesoramiento externo de enólogos expertos en destilación y con el de Patricia, licenciada en Viticultura y Enología formada en la Universidad de Bolonia, Italia, y con cursos de especialidad en cata profesional. Ella es parte de una legión —aún reducida— de jóvenes que en las últimas décadas estudiaron fuera del país y que están dando un gran impulso a la industria nacional de vinos y singanis.

Patricia es hija de Renato Mendoza Yokich (camargueño) y Fanny Morón Lino (cruceña). Tiene cuatro hermanos. “Nací en Santa Cruz pero crecí en Camargo, en medio de la cultura vitivinícola, donde empezó mi pasión por lo que hoy hago como profesional enóloga”, comenta a ECOS.

Según esta experta Tierra Alta Camargo custodia el “know how” (conjunto de conocimientos técnicos y administrativos) de más de cuatro generaciones de su familia.

|Producción
Por ahora, la Sociedad Industrial produce: singani Tierra Alta Premium (etiqueta negra), singani Tierra Alta Primera Calidad (etiqueta roja) y vino tinto oporto marca “Viñas del Señor”. Tiene en puerta otros vinos: el licoroso blanco de Moscatel de Alejandría, el tinto de mesa, el blanco de mesa y el rosado. Están en fase de experimentación los licores de frutas, hierbas naturales locales y de otras zonas de Bolivia, que se elaboran con 100 por ciento de singani.

En la actualidad produce 150.000 botellas anuales de singani, y su meta hasta diciembre de este año es llegar a 300.000, con la proyección de obtener un millón de botellas en cinco años, de acuerdo a la capacidad actual de su infraestructura. Además, tiene previsto construir una bodega de vinos.

Sus principales mercados internos son La Paz, Potosí, Oruro, Cochabamba, Sucre, Tarija y Santa Cruz. Exporta singani a España, está en fase de tramitación de permisos con Estados Unidos y en etapa de negociación con la cadena de centros comerciales más grande de España: “El Corte Inglés”.

Para el fortalecimiento de la viticultura nacional, el Estado debe seguir fomentando proyectos de desarrollo productivo y luchando contra el contrabando. Solo así, opina Mendoza, se dará paso al crecimiento interno del singani, generando una competencia sana y de calidad entre todas las empresas productoras

¿Cómo se elabora el singani?

El singani es un destilado fino, puro, de una complejidad aromática y gustativa peculiar; se obtiene a partir de vino Moscatel de Alejandría. En los Cintis se destilaban vinos de uva Misionera y Vischoqueña, tradición que hoy se rescata con el objetivo de preservar un patrimonio vitivinícola de más de 400 años.

1. La elaboración comienza con la producción cuidadosa de uva (viticultura).
2. Continúa con el despalillado y estrujado de la uva para la obtención del zumo (mosto).
3. Luego viene la fermentación alcohólica (FA) del mosto virgen (para obtener el vino) a través de una técnica de vinificación en blanco, con el uso, a veces, de levaduras secas activas (LSA) de Saccharomyces cereviseae, para una correcta gestión tecnológica del proceso de vinificación.
4. Después de la FA, se conserva el vino en vasijas idóneas, controladas por un enólogo, para efectuar los tratamientos de trasiego, clarificación y otros.
5. Se efectúan pruebas de laboratorio y control organoléptico, de las distintas partidas de vino, para realizar una tipificación adecuada sobre la base de la calidad de los vinos que serán destilados.
6. Se destila el vino en alambiques franceses.
7. Sigue la hidratación del destilado.
8. Afinamiento del destilado (singani) en tanques de acero inoxidable.
9. Filtración.
10. Embotellamiento, encapsulado y etiquetado.
11. Comercialización y distribución.
* El singani tiene una graduación alcohólica de 40 %.

  • 17871 veces leída
  • Ecos
  • CINVE 2015, Tierra Alta Camargo
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE