Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Música y efectos terapéuticos sobre la salud

05 Agosto 2018Raquel G. Molina EFE-REPORTAJES
Violonchelista en una intervención de terapia con música en la sección de neonatología de un hospital, mientras...

Violonchelista en una intervención de terapia con música en la sección de neonatología de un hospital, mientras...

La música desencadena complejos efectos sobre el cerebro. ¿Qué emociones se activan con la percepción musical? ¿Qué diferencia al cerebro creativo del músico? En la última década, numerosos estudios neurocientíficos demostraron cómo este fenómeno físico puede contribuir en las intervenciones terapéuticas actuando a la vez como medicamento para los pacientes y como herramienta de reducción de gasto en los hospitales.

La relación entre la música y la salud es el tema central de la primera edición del Curso de El Escorial (Madrid, España) “La música y el cerebro, neurociencia de la música” convocado por la Universidad Complutense de Madrid. Su director, Yerko Ivánovic, declara a EFE que “el objetivo del curso es buscar una aproximación universitaria y comenzar a evaluar el interés para llegar a crear una escuela de la música y la salud”.

El creciente interés de los estudios neurocientíficos llevó a la investigación de los efectos de la música en las intervenciones terapéuticas y a la creación de iniciativas que defienden el empleo de terapias con música. En España, la ONG Música en Vena, colaboradora del curso, busca la humanización del entorno sanitario mediante la integración del músico en la asistencia hospitalaria.

La música y el cerebro

Dar nombre a la emoción que despierta la música es complicado. “A la hora de buscar un nombre al sustrato anatómico, la mayoría de las emociones se localizan en el lóbulo frontal más medial; en la ínsula encontramos las emociones básicas, como el asco; y el miedo se vincula con la amígdala”, explica el músico y neurólogo del Hospital Universitario HM Puerta del Sur en Madrid.

“Cuando una canción tiene un cambio súbito de ritmo en un contexto placentero se percibe como algo alarmante”. Ivánovic aclara cómo el bienestar producido por la música se asocia a una región denominada ‘núcleo accumbens’, muy relacionado con la recompensa. Pero cuando en una canción escuchamos un escalón inesperado, nuestro sistema de alarma hace que se nos erice el vello y se descargue adrenalina. En ese caso, la amígdala comprueba que tras la sorpresa no ocurre nada y se produce el característico escalofrío.

Sin embargo, no todos los géneros musicales actúan igual. “Es necesaria una armonía y un tipo de música en determinados contextos”, señala el compositor y pianista. De acuerdo con los estudios del investigador en neurorehabilitación en el Instituto Santa Ana (Crotone, Italia), Francesco Riganello, la interacción de música tecno en pacientes con bajo nivel de conciencia ralentiza las ondas detectadas por encefalografía y los sume más en su estado de desconexión, mientras la música clásica consigue ritmos más rápidos y espabila el sistema nervioso del paciente.

“Aparentemente esto es una contradicción, pero la necesidad de armonía es algo agradable que el cerebro tiene una capacidad natural de identificar y beneficia al sistema nervioso”, apunta el neurólogo. No obstante, la variabilidad de respuesta emocional es un problema ya que dependen del fondo cultural musical del individuo.

Según declara el Director del curso, los efectos de la música son difíciles de establecer porque lo que determina que un tipo de música nos guste depende de la “lista de reproducción interna” de cada uno.

Creación y percepción musical

“Los humanos somos creativos por naturaleza”, afirma Mara Dierssen, neurobióloga y divulgadora científica de CRG Genómica de Barcelona. Dierssen explica cómo la música que escuchamos se transmite en nuestro cerebro a través de patrones neuronales. Sin embargo, de acuerdo con la denominada plasticidad cerebral, “según lo que hagamos con nuestro cerebro definimos nuestra autoconstrucción”, como remarca la profesora.

“La plasticidad del cerebro para la música, al igual que para el lenguaje, es de 12 años”. En su ponencia, Yerko Ivánonic expone cómo la edad es clave en el desarrollo de las habilidades de los dos grandes sistemas de comunicación.

En este sentido, existen notables diferencias en las destrezas adquiridas por un músico. Dierssen subraya cómo “cerebros diferentes tienen capaces de creatividades diferentes” y cómo “la música maximiza la creatividad”.

Algunas de las capacidades desarrolladas por los músicos citadas por la neurobióloga involucran la mayor capacidad de tomar decisiones, de focalizar la atención y de analizar la información. Entre otras más específicas cabe destacar también la habilidad de distinguir un discurso hablado entre mucho ruido o de discernir mejor qué pide el bebé según su llanto.

En cualquier caso, “la percepción se refina”, recuerda Ivánovic. En el fenómeno musical, identifica diferentes áreas cerebrales implicadas en mayor o menor medida en la percepción, deshaciendo el mito del cerebro separado en dos hemisferios frente a la bilateralidad. “El cerebro izquierdo se encarga del lenguaje musical mientras que el derecho identifica el espectro de música”, aclara en su exposición.

Hospitales y terapia con música

Más allá de la técnica, se demostró el importante papel que desempeña la música en la salud. La ONG Música en Vena, de la que Yerko Ivánonic es parte del Comité Asesor Científico, busca la humanización para que la música llegue a los hospitales aplicándose a nivel terapéutico. “A diferencia de la musicoterapia, que es un ciclo universitario, la terapia con música son intervenciones en las que un músico interacciona con un enfermo tocando”, puntualiza el responsable de la organización.

En España, Música en Vena se encarga de trasladar músicos de alta calidad al medio hospitalario para hacer una creación musical con el paciente. “Nosotros no solo buscamos el efecto positivo de la música dando un instrumento al paciente, buscamos también el repertorio”, aclara el músico. Hasta el momento ya trabajaron en diferentes especialidades (UCI, neonatología, cardiología...) y con varios tipos de música (vocal, instrumental…).

El empleo de la música como terapia también se está llevando a cabo en Francia desde hace años. La organización dirigida por Philippe Bouteloup, Musique et Santé, organiza talleres de pediatría y neonatología, reflexión y mediación entre artistas y los hospitales, entre otros.

“Gran parte del trabajo hospitalario radica en tocar ‘con’ alguien en lugar de tocar ‘para’ alguien””. Bouteloup destaca la proximidad que se establece entre músico y paciente, necesaria para crear una burbuja ambiental y contribuir a que el placer sea compartido. Ivánovic coincide con el músico francés y declara que hay que “sacar al músico del ego del escenario y llevarlo al hospital para que el disfrute sea mutuo”.

Música, salud y economía

Ivánovic pone de manifiesto cómo la terapia con música también puede contribuir a reducir el costo de las intervenciones. “Por un solo día que un paciente reduzca un día en la UCI, ya es un sueldo”.

Así lo demuestra el proyecto MIR que se está llevando a cabo actualmente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital 12 de Octubre de Madrid. “Este estudio mide los parámetros de muchas patologías para ver si la música es capaz de acortar ese periodo de intubación”, relata el neurólogo en su entrevista.

Aunque la idea no sea nueva, requiere un cambio de modelo. La primera paradoja la encontramos en el cartel de silencio al entrar al hospital. “En silencio, es difícil comunicar a los enfermos”, reseña Bouteloup. Si atendemos al centro de interés, también existe un cambio de paradigma.

“En neonatología, por ejemplo, todo el mundo mira al bebé, lo cual es terrible para el músico que está acostumbrado a ser el centro”. Como señala el Director de la asociación Musique et Santé, “la música no sirve para nada, pero no podemos vivir sin ella”. •

Representación del cerebro humano, en el que se pueden observar las diferentes áreas involucradas en las emociones.La percepción musical estimula en el oyente emociones como el placer y el miedo que dependen del fondo artístico del...Músicos de la organización de Música en Vena tocando en una intervención terapéutica para pacientes de un hospital en...
  • 169 veces leída
  • Ecos
  • música, salud, terapéuticos

También le puede interesar...

01 Agosto 2018, 12:06

Caja Nacional de Salud suspende servicios por paro de 48 horas

Las atenciones de emergencia están garantizadas, pero la medida de protesta se cumplirá mañana más a nivel nacional

01 Agosto 2018, 06:32

Argentina: Líder social sufre problema de salud

La dirigente social y diputada del Parlasur Milagro Sala, detenida desde hace dos años y medio por diversas causas, fue encontrada ayer inconsciente en el lugar donde cumplía prisión domiciliaria y trasladada a un...

29 Julio 2018, 07:28

"Sucre Clásico" despide temporada de música

Con 180 artistas de distintas ramas y durante seis días se desarrolló el II Ciclo de Conciertos "Sucre Clásico" que cierra esta mañana con voces y orquesta.

Congreso TCP
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20180805

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE