Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

El mago del WhatsApp

26 Agosto 2018Oscar Díaz Arnau ECOS
El mago del WhatsApp

El mago del WhatsApp

Del maletín negro extrae libros, libros y más libros: El libro de la magia, de C. Evans, I. Keable y Elliot; el libro Comedia mágica, de Karim; el libro Temáticas Infantiles y Posibles Soluciones (TIPS), de Daniel Garber; el libro Stand up, de Guillermo Selci… Algunos, pura teoría, otros solo práctica, de todos impactan sus colores y sus dibujos llamativos, muecas hilarantes y ojos que saltan inexplicablemente debajo de los sesos de un hombre dibujado micrófono en mano. Su maletín es pequeño, pero ya sabemos que no tiene fondo y que los magos pueden sacar incluso conejos de una galera.

Antes de abrir su maletín, el mago llegó solo. En una mano cargaba su biblioteca andante y en la otra, una incómoda mesita que —“nada por aquí, nada por allá”— más tarde acaba levitando por los aires. Entretanto saca sus libros, el mago dice que algunos los obtuvo en un club de magia: “en Sucre se carece mucho de esta información; a mí, cuando empecé a leer la parte teórica, me cambió la vida”.

Cara a cara, Lucas Martín Correa deja la sensación de que podría hablar días completos de lo que le apasiona. Aunque “Tutuka” —su nombre artístico— es multifacético: un conocido payaso, además de malabarista, actor, titiritero, músico y artista plástico.

“Magiamigos” en WhatsApp

Nacido en San Miguel de Tucumán, Argentina, y radicado en Sucre hace cuatro años, Lucas cuenta que tuvo su primer contacto con la magia cuando tenía seis años, con un juego de un primo. “Ahí

me di cuenta de que la magia era algo que quería hacer”.

Comenzó de manera autodidacta hasta que a los 19 años ingresó a la Escuela Municipal de Magia de Rosario, Santa Fe. “El gran maestro Eduardo Nadur, fundador del GRIM (Grupo Rosarino de Ilusionistas Mágicos) me hace entrar y me formo profesionalmente con los mejores magos de Argentina y Latinoamérica que visitaban el grupo con sus conferencias y cursos”. Dice que también se formó en la Escuela de Clown de Rosario, donde aprendió diversas técnicas de teatro relacionadas con el clown y la comedia del arte.

El año pasado estuvo en el Congreso de la Federación Latinoamericana de Sociedades Mágicas (FLASOMA) 2017, donde se capacitó con cursos de prestigiosos magos de Latinoamérica y Europa, además de haber recopilado libros, dvd, conferencias y productos.

Mientras habla Lucas, vestido de Tutuka, va y viene y no acaba de armar un acto que ya está preparando el otro. Con esa inquietud era previsible que tarde o temprano buscara compartir lo aprendido en 15 años de carrera. Recientemente creó un grupo de WhatsApp en el que comparte trucos y teoría sobre aquello que le fascina. “El objetivo es enseñar de forma gratuita efectos de magia, artículos y textos teóricos de grandes maestros para despertar en los participantes la vocación e interés por este fantástico arte”, explica.

Así, por ahora de forma virtual, abrió su “Escuela de Magia Sucre”, en la que espera dar cursos de manera constante. Quiere impartir clases de magia, pero sin descuidar el teatro. “Cuando yo estudié magia, no me daban la parte teatral. Entonces, lo que estoy queriendo hacer es justamente lo que no hicieron conmigo en la formación de magia”.

¿Aspiras a convertirte en un mago moderno, en ilusionista? ¿Quieres dejar con la boca abierta a tu círculo más cercano con trucos inexplicables? Tutuka puede ser tu gran oportunidad. Apúntate este celular: 79307064, intégrate a su red de “magiamigos” y aprende desde tu celular.

Un mago “moderno”

“El mago antiguo, por lo menos en Argentina”, según Lucas, “ya está como pasando de moda”. Sostiene que ahora la gente quiere ver una mezcla de magia, clown y teatro. “El mago antiguo era un tipo serio, de frac; ahora la tendencia es el mago con formación de clown, con un guion de stand up”.

Se impone el estilo de la “magia cómica”, con la que Tutuka se siente identificado y lo deja claro al posar para la cámara de ECOS. Admite que en 2016, cuando junto a Ferdy Montero pusieron en escena una obra-homenajea a “El Gran Tonelli” (precursor de la magia en Sucre que nació en 1906 y murió en 1979), le costó porque aquel legendario fascinador destacaba por su seriedad. “Me costó muchísimo pero, por otro lado, me gustó hacer teatro negro”.

Al respecto, comenta la ironía de que antes, por ejemplo en la década del 30 del siglo pasado —la época de Tonelli y de sus contemporáneos Fu-manchú (inglés) y Richiardi Jr. (peruano)— “no había magos cómicos porque lo veían mal, ‘andá a hacer de payaso’, te decían. Y sin embargo hoy en día, por lo que vi en FLASOMA, todos quieren ser cómicos”.

De todos modos, aunque la característica de El Gran Tonelli era el misterio, Lucas recuerda que él tenía algunos números de magia cómica. Para los próximos meses, adelanta que está en preparación el montaje de “Los sueños de Tonelli”.

La “cultura mágica”

Tutuka probó una vez hacer un truco con monedas (que desaparecían) en el Mercado Central y una señora no lo vio como magia. “Pensaba que yo le estaba sacando la fortuna, lo tomó mal”, cuenta.

Este episodio le reveló el hecho de que “en Bolivia hay una cultura mágica”. Se refiere a la superstición, a costumbres como las de la ch’alla o la pukara, con la fe puesta en rituales para aspirar a la prosperidad. A la buena suerte, “como si fuera un ejercicio de magia blanca”, reflexiona, “creer tanto en esa fuerza, tener tanta fe hace que les vaya bien”.

También reconoce la magia negra o la existencia de brujos que hacen “trabajos” para afectar con energías negativas.

El “magoyaso”, mago de las narices

Tutuka tiene diferentes narices que le cambian el aspecto físico, e incluso la voz, radicalmente. ¿Te definirías como un “mago payaso”?, le preguntamos y él responde con humor: “sería como un… magoyaso”.

No desatiende la clásica varita mágica, ni los aros para los malabares, ni los muñecos, ni los pañuelos, ni la actuación. Cuando no anima fiestas infantiles o un 15 Años, en bodas o eventos para adultos suele presentar trucos de “magia de cerca”: cartas, monedas. Pero ni siquiera en esos casos deja de lado la comicidad.

“El mago tiene que saber transmitir algo que otros no pueden, sorprender al público y atraerlo hasta el final del espectáculo”, adelanta a manera de consejo, de tip. Después: “lo mejor es ver cómo los padres se transforman en niños cuando van con sus hijos a ver un show”.

Vuelve a enseñar sus libros; los saca como por arte de magia de un maletín infinito. Dice que invierte mucho en textos y en cursos de actualización. Esa experiencia adquirida es la que comparte ahora por WhatsApp, y pronto hará lo mismo en vivo y en directo, en la Escuela de Magos Sucre, por módulos: magia de salón, cartomagia, magia cómica, magia infantil, etc. “Siempre les digo que cualquier persona puede hacer magia. Obviamente, hay que tener alguien que te explique”, anima el Lucas más serio.

Apenas un lapsus. Como buen polifacético, no para de hacer caras. Payaso, malabarista, actor, ¡hasta ventrílocuo!, entre otras cosas es, principalmente, mago. Pero antes, todavía, papá. Nahuel tiene 11 años y “por suerte le gusta la magia”, se emociona Lucas al recordar cómo su hijo “se engancha cuando doy las clases: a veces para aprender y otras para enseñar también”. Nahuel pinta para “Tutukita”, el futuro del mago… •

El mago del WhatsAppEl mago del WhatsAppEl mago del WhatsAppEl mago del WhatsAppEl mago del WhatsAppEl mago del WhatsApp
  • 343 veces leída
  • Ecos
  • mago, WhatsApp, Lucas Correa
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20180826

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE