Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

¡Alerta, estafas! “El cuento de las maletas”

04 Noviembre 2018Richard Mamani ECOS
¡Alerta, estafas! “El cuento de las maletas”

¡Alerta, estafas! “El cuento de las maletas”

La Policía dice que, por ahora, no hay de qué preocuparse. Los casos reportados, de acuerdo con la institución del orden, son escasos. Pero están ocurriendo: las estafas rondan silenciosamente por las redes sociales y los usuarios de este ambiente virtual debemos saber qué hacer ante este tipo de situaciones. “El cuento de las maletas” es la última treta de los delincuentes en Internet.

Aunque no es tan reciente, este tipo de engaño sigue pescando víctimas en las redes. Marcelo Durán, consultor en tecnología de la información, reportó hace unos días un nuevo caso en sus cuentas como una voz de alerta. “Ojo con esta estafa frecuente por WhatsApp. Mi prima Alejandra NO está de viaje, y, como a muchos, le clonaron su identidad desde otro número de WhatsApp (sic)”, alertó en su cuenta de Facebook.

Acompañó el aviso con una captura de parte de la conversación. El número era +1 (339) 888-5221. En ella, el estafador comenzaba saludando y enviaba una fotografía de la amiga o familiar con la que supuestamente estaba conversando, para que parezca que verdaderamente se trataba de la persona que aparecía en la imagen.

La otra persona respondía y preguntaba, como cualquier otra, cómo se encontraba la supuesta allegada. “Bien, gracias a Dios, pero estoy con un pequeño percance”, respondía la presunta amiga. Era el estafador. Así comienza todo.

Otros casos y modus operandi

Hace un par de semanas, otra persona reportó otro caso. “Este pedido es una estafa. Yo estoy en Sucre. Por favor, no contestar”, advirtió Saúl León, cuya alerta acompañó con un extracto de la conversión que sostuvo en WhatsApp uno de sus allegados con el estafador.

Horas más tarde se conocía que un delincuente que usaba esa estrategia para estafar cayó en Santa Cruz. La Policía lo capturó luego de que una de las víctimas denunciara el hecho; había depositado Bs 10.000 y, por suerte, se dio cuenta a tiempo. Los estafadores operaban desde la cárcel Palmasola, según la investigación policial.

“Han estado utilizando varias tácticas. Una de las más comunes, enviar mensajes por WhatsApp. Indican que son parientes o amigos de las víctimas y que, por ciertas circunstancias, sus maletas se han quedado en el aeropuerto”, explica a ECOS el teniente coronel Luis Fernando Loayza, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en Chuquisaca.

Luego, continúa su relato: “Les dicen que, si no se paga una suma de dinero, las maletas van a ser decomisadas, o se van a perder. Indican que esas maletas contienen celulares o algo (que resulte) llamativo, para que la otra persona sienta interés en recuperarlas”.

“Una vez que hacen el giro, pierden el dinero porque no existe tal situación. Incluso inventan nombres de funcionarios de las líneas aéreas, de ASSANA… mandan fotos de funcionarios (de los aeropuertos), de las credenciales… Lo malo es que la gente, antes de confirmar si es veraz esa situación, deposita el dinero y recién llama a su pariente o amigo y se entera que (el extravío de las maletas) no era cierto”.

Así funciona

La víctima recibe de un supuesto amigo o familiar, generalmente por medio de WhatsApp, un mensaje donde le dice que perdió el vuelo y que sus maletas, conteniendo objetos valiosos, ya están en el país, que necesita que alguien las recoja y para ello debe llamar a un número telefónico.

El “funcionario” de la línea aérea o aeropuerto, al otro lado del teléfono, le insta a pagar cierto monto de dinero para recuperar las maletas y, poco después, le pide más. Le afirma que se encontraron sustancias controladas o algo parecido dentro y que, si no quiere ser detenido, debe efectivizar el depósito. La víctima, asustada, procede.

“Hemos tenido varias denuncias. El problema es que cuando les piden hacer estos depósitos, les piden hacerlo por Tigo Money o hacer giros. Es difícil hacer el seguimiento, usan nombres falsos y también cuentas falsas”, alerta Loayza al precisar que “desde hace dos meses no hay ninguna denuncia sobre (el cuento de) las maletas, pero están surgiendo otros métodos”.

La víctima recibe de un supuesto amigo o familiar, generalmente por medio de WhatsApp, un mensaje donde le dice que perdió el vuelo y que sus maletas, conteniendo objetos valiosos, ya están en el país, que necesita que alguien las recoja y para ello debe llamar a un número telefónico. El “funcionario” de la línea aérea o aeropuerto, al otro lado del teléfono, le insta a pagar cierto monto de dinero para recuperar las maletas y, poco después, le pide más. Le afirma que se encontraron sustancias controladas o algo parecido dentro y que, si no quiere ser detenido, debe efectivizar el depósito. La víctima, asustada, procede.

5 consejos contra las estafas por Internet

1.

Cuidado: jamás prestes tu cuenta de banco y tu tarjeta de débito a nadie. Puede ser que incluso un amigo o familiar que le pidió el favor la esté usando para cometer algún delito, como el caso del cuento de las maletas.

“Hemos tenido casos en que han usado las tarjetas de débito prestadas. (Las víctimas) nos dicen que no sabían. Igual fueron a (medidas) cautelarles”, advierte el teniente coronel Luis Fernando Loayza, de la FELCC Chuquisaca.

En efecto, una de las personas que prestó su cuenta y su tarjeta fue sentenciada por un juez. No pudo demostrar su inocencia.

2.

Evita caer en la ingenuidad. La Policía recibió denuncias de compradores que depositaron dinero exigido por la compra de algún producto a través de una red social como Facebook, por ejemplo, y nunca recibieron la mercancía.

“Nunca paguen por adelantado”, aconseja Loayza. “Paguen únicamente cuando reciban el producto. O contacten a un familiar o amigo de confianza, en caso de que el producto se encuentre en otra ciudad”.

3.

Verifica la autenticidad de la conversación. “Si empieza la conversación mandándote una foto; si te escribe desde un número del extranjero; si te dice que perdió su maleta o quiere que le ayudes con dinero, es bastante probable que sea una estafa”, avisa Marcelo Durán, consultor en tecnología de la información.

Él recomienda  verificar la autenticidad de la conversación mandando un mensaje de audio y pidiendo que la otra persona responda de la misma manera. “También pídele que haga una videoconferencia o llamada de WhatsApp. Verás cómo salen corriendo”.

4.

No reveles información sensible. Los estafadores usan la información pública que hay de las personas en sus redes sociales para nutrirse y manipular, haciendo que todo parezca real. Por eso es importante no revelar información sensible en las redes sociales o publicar en ellas todo lo que uno hace a diario.

Saben quiénes son tus amigos, dónde estuviste aquél día, con quién, si subiste a la red toda esa información. Es lo que se llama “ingeniería social”, una práctica que se usa para manipular y obtener información confidencial, o para ejecutar estafas como el cuento de las maletas.

5.

¡Denuncia! En caso de recibir una llamada o mensaje de este tipo, denúncialo. Si ya se concretó el depósito, con mayor razón.

“Si no hay denuncia, aunque crea que puede dar con el paradero del estafador, si da con se persona, se dificulta el caso. Si hay denuncia, es más fácil que el fiscal aprehenda al estafador”, recomienda el teniente coronel Loayza.

  • 202 veces leída
  • Ecos
  • estafas, maletas
Congreso TCP
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20181104

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE