Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Hepatitis viral

09 Julio 2016Sucre/CORREO DEL SUR
Hepatitis viral

Hepatitis viral

En Bolivia los casos de hepatitis B -que se contagia a través de relaciones sexuales- aumentan a la par del Virus de Inmunodeficiencia Humana, razón por la cual las hepatitis B y C ingresarán al Programa de VIH Sida que se llamará Programa de Enfermedades de Trasmisión Sexual y Sida, lo que significa que pacientes infectados tendrán un tratamiento gratuito otorgado por el Ministerio de Salud, según informó el doctor Nikki Bedregal, Jefe de la Unidad de Trasplante Hepático del Hospital UNI de Sucre que fue avalado este 2016 para realizar este procedimiento para riñón e hígado.
El 28 de julio es el Día Mundial de la Hepatitis, declarado por la Organización Mundial de la Salud OMS, para crear conciencia en la población e impulsar acciones de prevención de la enfermedad viral que provoca cuadros agudos y crónicos y causa la muerte de cerca de 1.5 millones de habitantes al año (sobre todo con hepatitis B y C).

Muchos más están infectados sin saberlo. Esta enfermedad se puede prevenir, pero la mayoría no sabe cómo hacerlo.

La hepatitis es la inflamación del hígado que se puede dar por muchas causas, una de ellas es por los virus hepatotropos que tienen afinidad por el hígado y se los denomina por letras: A, B, C, D, E y otros. Estos virus pueden provocar hepatitis agudas y hepatitis crónicas. Las más comunes en Bolivia son las tres primeras.

Nuevas políticas
El doctor Nikki Bedregal del Hospital UNI, informó que las nuevas políticas a implementarse por el Ministerio de Salud, permitirán a las personas infectadas con el virus de la Hepatitis B ó C, recibir la medicación sin ningún costo. Actualmente profesionales hepatólogos y la Sociedad de Gastroenterología de Bolivia trabajan en Cochabamba en la corrección de los protocolos para hacer posible estos beneficios para los pacientes.

Refiriéndose a la hepatitis C que es la más rara, Bedregal dijo que antes sólo un 40 o 60% de los casos podían curarse mediante tratamientos de dos años de duración y muy caros para el paciente. Por ejemplo en Estados Unidos un tratamiento de diez días cuesta $us 150 mil y en Haití $us 5 mil. Para los bolivianos el costo es “0” desde este año.

Estadísticas
De acuerdo al Sistema de Información en Salud y Vigilancia Epidemiológica SNIS VE del Ministerio de Salud, en Bolivia el 2015 se registraron 6.105 casos de hepatitis A (reportados al sistema de salud pública), de los cuales 163 correspondían a Chuquisaca y 142 a Potosí.

En cambio de las hepatitis B y C el 2015 se detectaron 915 casos, 77 en Chuquisaca y uno en Potosí. Los departamentos con mayor incidencia son Santa Cruz, La Paz y Oruro. Estas hepatitis son las más peligrosas porque si no son tratadas con medicamentos, cuando ya están en un estado crónico, pueden derivar en cirrosis o cáncer de hígado.

La prevención
El virus más común, el de la hepatitis A, se contagia a través de la ingesta de agua contaminada con materia fecal de personas infectadas, por el consumo de alimentos crudos contaminados y de persona a persona en condiciones de mala higiene.

Como en este caso no hay tratamiento, la recomendación es la prevención cuidando la higiene (Lavarse bien las manos después de usar el baño y antes de comer o cocinar). Los niños son los más expuestos porque no son conscientes de las normas higiénicas básicas.

También hay vacunas que se pueden adquirir de forma particular. Por ejemplo en la Farmacia San Agustín la vacuna llamada “Avaxim” cuesta Bs. 300 para niños y Bs. 402 para adultos, cada dosis. Son necesarias dos, luego de seis meses de colocada la primera.

La hepatitis B en cambio, la más peligrosa se contagia por los fluidos corporales o a través de la sangre, igual que el SIDA.

Los bolivianos están protegidos desde el año 2000 por la vacuna pentavalente que se aplica en bebés recién nacidos, en tres dosis, la cual además de la hepatitis B, protege el contagio de difteria, tétanos, coqueluche y neumonías, según informó Wilma Rodríguez del Programa Anual de Inmunizaciones (PAI), dependiente del Servicio Departamental de Salud de Chuquisaca (SEDES)

Aparte el SEDES vacuna al personal de salud que está expuesto al virus en los hospitales.

De manera particular se la puede adquirir. Se llama “Euvax” y cuesta Bs. 177 para adultos y Bs. 87.5 para niños. Son necesarias tres dosis y la cobertura de protección abarca sólo diez años. Lo mismo sucede con la pentavalente.

Como esta enfermedad puede ser asintomática es oportuno realizarse un examen de sangre para descartar ser portador del virus y prevenir consecuencias a largo plazo. Por ejemplo se puede acceder gratuitamente a este examen en el Banco de Sangre para habilitarse como donador de sangre, con estee gesto además se puede salvar otras vidas.

UNI trasplantará hígado y riñones
El Hospital UNI de Sucre se convertirá en el 2º centro en hacer trasplantes a nivel nacional y en el 1º de caracter público en realizar este procedimiento luego de haber recibido este 2016 el aval del Ministerio de Salud. Mientras la instancia estatal modifica la normativa para el trasplante renal, el UNI ya presentó un borrador del protocolo para el trasplante hepático que se discutirá este mes de julio a nivel nacional.

“Antes el único centro que hacía trasplantes hepáticos en Bolivia era el Grupo Medecir de la Clínica Incor de Santa Cruz, que trabaja con un médico americano a un costo de aproximadamente $us 60.000”, dijo el doctor Nikki Bedregal quien será la cabeza de la primera Unidad de Trasplante Hepático del hospital público.

Al principio los trasplantes se harán con un equipo del Hospital Favaloro de Argentina y este año se espera contar con la normativa reglada, la ley y el protocolo de trasplante hepático para que el Ministerio de Salud se haga cargo del costo. “El paciente seguramente tendrá que pagar algo, pero mucho menos de lo que tendría que pagar en lo privado. Eso incluirá la evaluación de trasplante que es un montón de plata, el trasplante y la medicación de por vida. Estamos mejorando”, concluyó el galeno.

UNI realizará trasplantes
- Muy pronto en el UNI de Sucre trasplantes de riñón e hígado
El Hospital UNI en Sucre es el primer hospital público autorizado por el Ministerio de Salud para realizar trasplantes con dos unidades: Renal y hepático.

- La lista para el trasplante
En las siguientes semanas comenzará a funcionar la Lista Nacional de Pacientes que necesitan Trasplante Hepático y Renal. Una chuquisaqueña de Icla será la primera en ingresar a la lista en espera de un hígado. Los donantes pueden estar en cualquier lugar del país. El equipo de cirujanos irá en avión, sacará el hígado y lo traerá a Sucre al UNI.

- ¿Quiénes donan órganos?
Los donantes son pacientes con muerte cerebral que no tienen opción a recuperación aunque sus demás órganos siguen funcionando. Son pacientes que están internos en la sección de terapia intensiva de los hospitales.
Un paciente que dona sus órganos puede salvar muchas vidas. Sus riñones (uno por persona), hígado, corazón, páncreas o intestinos pueen salvar muchas vidas. “La muerte de esta persona no será en vano”, dice el doctor Nikki Bedregal de la unidad de trasplante hepático del UNI.
El galeno explica que al donante se le practica una cirugía, como a cualquier otro paciente y sale de la misma suturado para ser entregado a sus familiares, pues es un procedimiento hecho con mucho protocolo y cuidado.
Bedregal sugiere que como en otros países en el carnet de identidad debería informarse qué personas son donantes. “Todos deberíamos serlo porque donar es dar vida”, dijo Bedregal.

Trasplante de hígado salvó su vida
René Gonzalo Poveda se operó en Bolivia
René Poveda está vivo gracias a un exitoso trasplante de hígado al que fue sometido por el Grupo Medecir de la clínica Incor de Santa Cruz luego de enfermar con una cirrosis autoinmune cuyo origen él cree se remonta a 1980 cuando sufrió de una hepatitis, presumiblemente tipo B, de la que nunca se trató médicamente.

Los síntomas de la cirrosis de René aparecieron casi tres décadas y media después de haber llevado una vida saludable y totalmente normal. “Ese virus trabajó  en mi cuerpo silenciosamente por 35 años”, dijo René quien comentó que hace algunos años sólo sentía cansancio y tenía poca energía.

A fines de 2008 tuvo una hemorragia interna que fue atendida en el Gastroenterológico de Sucre. Por este suceso fue al Hospital Belga de Cochabamba para tener un diagnóstico. Muestras de su hígado fueron enviadas a tres laboratorios de diferentes países, dos de los cuales confirmaron el diagnóstico: “Non Alcoholic Steato Hepatics Cirrus N.A.S.H.C. Child A” que traducido quiere decir Cirrosis Esteato Hepática No Alcohólica, la cual tiene un origen viral.

Le dijeron que el problema estaba tan avanzado que no se podía hacer absolutamente nada y que la única opción era someterse a un trasplante hepático.  

Durante cinco años y cada tres meses iba y venía a la Argentina donde lo sostenían clínicamente, a la espera de un hígado en donación. Él estaba en el número 46 de la lista de espera.

Sin embargo durante ese tiempo las leyes cambiaron en Argentina y él fue retirado de la lista por no ser ciudadano argentino.
El 2014 decidió en Bolivia esperar la muerte. Sin embargo su esposa lo animó a contactarse con el doctor Freddy Gutiérrez de la Clínica Incor de Santa Cruz quien lo evaluó constatando que su situación era muy compleja y difícil. La esperanza del trasplante nuevamente avivó sus esperanzas de vivir.

El 2015 recibió una primera llamada indicando que tenían un posible donante. Sin embargo a las pocas horas le dijeron que lamentablemente no era compatible. Debían buscar otro  donante con muerte cerebral. Era muy difícil encontrar un hígado para René Gonzalo.
“Yo soy un hombre de fe. Creo en Dios. Siempre he creído. Desde niño y mientras aceptaba esa realidad mi situación era muy complicada”, dijo Poveda.

Para ese entonces había desarrollado una encelofatía hepática que afectó su sistema neurológico y no podía caminar ni manejar sus miembros superiores, tenía temblores y los síntomas se agudizaban con el pasar de los días. No podía ni leer, ni ver la tele.
Le hacían transfusiones de plasma cada cuatro días como la única manera de sostenerlo vivo. El Seguro Social Universitario rebasó sus propias normas internas para ayudarlo durante la tormentosa espera.

Un 13 de septiembre de 2015 René Gonzalo se rindió ante Dios y le pidió que se apiade de él y se lo lleve. Sin embargo algo sucedió en ese instante y su fe le trajo una convicción de querer vivir por sus seres amados.

Dos días después, el 15 de septiembre, un hígado compatible lo esperaba en Santa Cruz. Desde este punto la historia es un sucesión de milagros. Ese mismo día, René Gonzalo estaba en Santa Cruz y mientras el médico Warren Maley volaba desde Estados Unidos para hacerle el trasplante. Luego de tres días en estado de coma despertó con un hígado nuevo mirando al médico que le preguntó: “¿Dime tu nombre?”, a lo que el respondió: “Rene Gonzalo Poveda y vengo de Sucre”.

Estuvo internado aproximadamente un mes bajo estrictos cuidados médicos. Durante ese tiempo, incluida la operación había gastado $us 120.000. Actualmente tiene que estar medicado con inmunosupresores y otros que sumados tienen un costo de más de $us 20.000.
A Gonzalo Poveda le complace saber que pronto en Sucre se pueda realizar trasplantes en el hospital UNI, así como cubrir los costos de análisis y dar una medicación de por vida a los pacientes.

La higiene es la mejor forma de prevenir la hepatitis A
En Bolivia la hepatitis A constituye el 90% de infecciones de hepatitis agudas. Afecta mayormente a los niños quienes son los que corren mayor riesgo de adquirir la infección debido a que no son muy conscientes de las precauciones higiénicas.

Si bien la Hepatitis A desaparece en unas cuantas semanas, es mejor ayudar al organismo con la dieta para evitar complicaciones o secuelas.
La nutricionista Claudia Abastoflor enfatiza en el tema de la higiene como prevención de la Hepatitis A y recomienda cuidados específicos en la alimentación del enfermo.

CORREO DEL SUR – EL POTOSI (CS-EP)- ¿La hepatitis A se contagia por medio de los alimentos?
CLAUDIA ABASTOFLOR (CA)- Si, los alimentos pueden estar contaminados con heces fecales por el agua que se utiliza para riegos o lavado de frutas, verduras, pescados, pollo, etc. El agua y el hielo son los alimentos de mayor riesgo. También por estar en contacto directo con el paciente infectado porque el virus está en su tubo digestivo. Un beso o comer con sus cubiertos pueden determinar el contagio.
Normalmente se propaga cuando la persona con hepatitis no tienen el cuidado de lavarse las manos después de entrar al baño.
(CS-EP)- ¿Cómo se puede prevenir el contagio de la hepatitis A?
(CA)- La higiene es la mejor prevención. Lavarse bien las manos después de usar el baño y antes de cocinar o consumir alimentos.
Recomiendo evitar la carne poco o mal cocida, los lácteos sin hervir o no pasteurizados, evitar consumir frutas y verduras picadas de lugares que se vean poco higiénicos o de puestos de la calle. Tomar solo agua hervida y hielo con agua tratada.
(CS-EP)- ¿Cuáles son los cuidados que debe tener en su alimentación un paciente con hepatitis? ¿Qué debe comer y qué debe evitar?
(CA)- Evitar una sobrecarga para el hígado es vital para la óptima recuperación del órgano inflamado. Debe bajar el consumo de proteínas que pueden estar procesados de forma inadecuada. Mejor si se evitan las carnes, a menos que sean magras y cocinadas sin aceite. También hay que comprobar la tolerancia de los huevos.
Evitar los lácteos y otros alimentos grasos, a menos que sean desnatados o semi desnatados. Evitar los quesos maduros y untables, escogiendo más bien los frescos y con poca sal.
Limitar el consumo de frutos secos y legumbres que pueden ser poco o mal tolerados.
Incrementar carbohidratos como pan, arroz, quinua y pastas. Las frutas y verduras pueden ser parte de la dieta mientras estén bien lavadas.
Evitar las bebidas con gas, bebidas alcohólicas, chocolates y alimentos procesados (envasados con conservantes y colorantes). No comer condimentos, sobre todo ajís. Más bien utilizar hierbas aromáticas no irritantes.
Reducir el consumo de sal para evitar la retención de líquidos.
(CS-EP)- ¿Cuánto tiempo debe cuidarse en su alimentación un paciente para recuperarse totalmente de una hepatitis?
(CA)- El tiempo que se mantenga una dieta dependerá de la evolución de cada paciente y la aceptación hacia los alimentos. La reintroducción de alimentos restringidos deben darse de forma paulatina para evitar complicaciones.

Dieta propuesta para un enfermo de hepatitis
Día 1
Desayuno Una fruta (naranja, manzana, frutillas, etc.)
Una taza de té o leche
Un pan con mermelada
Merienda Un pocillo de gelatina con frutas
Almuerzo Verduras cocidas y crudas, 100 gramos de pechuga de pollo, arroz, quinua o cualquier carbohidrato de su preferencia
Colación 1 ración de avena  con leche descremada con frutas
Cena Un vaso de yogurt con cereal

Las hepatitis A, B y C se pueden prevenir, pero la mayoría no sabe cómo hacerlo.

  • 5490 veces leída
  • Especial
  • Hepatitis, viral
Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE