Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Los orígenes de la celebración a la Virgen de Guadalupe

14 Septiembre 2015Sucre / CORREO DEL SUR
Concentración de la población en las afueras de la Cátedral para iniciar la tradicional procesión de la Virgen

Concentración de la población en las afueras de la Cátedral para iniciar la tradicional procesión de la Virgen

JAIME MENDOZA

“Allí miró el campanario de la vieja Catedral con no sé qué  de espectral en su cuerpo legendario”.

La Virgen de Guadalupe, patrona espiritual del mundo católico sucrense, despierta cada año por estas fechas, las muchas veces adormecidas conciencias de sus fieles, quienes renuevan sus promesas de fe frente a su imagen mediante procesiones, festejos, actos litúrgicos y otras muestras de devoción. Este es el valioso legado de estas fiestas que se extiende incluso para la creciente diversidad de practicantes de otros credos, ya que, como dice la ortodoxia católica, la salvación humana es el objetivo final de la fe. Por ello, si la fe es esperanza, semejante emoción no es otra cosa que el motor de la búsqueda de algo mejor para todos, más allá de que ese mundo mejor se ubique en la tierra o en el cielo.

Mucho se ha escrito sobre la historia de la Virgen de Guadalupe. Existen rigurosos relatos históricos y un sinfín de mitos y leyendas que rodean la imagen de la Virgen que reposa plácidamente en su capilla durante todo el año, hasta que a finales de octubre, desde el siglo XVII, su magnífica figura es entronizada en el altar de la Catedral Metropolitana de Sucre para el regocijo de sus fieles.

Por ello, hacer un nuevo recuento que diferencie los mitos y leyendas de la Virgen de Guadalupe de las narraciones historiográficas, que pretenden ser una voz autorizada para contar lo que realmente sucedió en el pasado (cómo demostró Hyden White), no tiene sentido. Es decir, hacer de nuevo la separación entre una y otra forma de ver la historia de la Virgen, resulta vano, porque la historia de esta imagen, es la historia de la fe a la Mamita Gualala, en la que no se pueden distinguir mitos y leyendas de los hechos verdaderos. Como escribe el teólogo Leonardo Boff, “las verdades de fe son un resultado histórico, no cayeron ya maduras del cielo”.

Según relata Roberto Querejazu, la fe a la Virgen de Guadalupe o Virgen “Morena” se remonta a los Reyes Católicos españoles Fernando II e Isabel I, que tenían a Guadalupe como la figura predilecta de su devoción.

Isabel I fue quien ofreció un apoyo determinante para que Cristóbal Colón realizara el descubrimiento de América y el mismo Colón, como los conquistadores Hernán Cortez y Francisco Pizarro, se encomendaron a Guadalupe para que les protegiera en las campañas colonizadoras del nuevo mundo antes de partir en sus travesías, apunta Querejazu.

Una vez instalado el dominio colonial en América, señala Francisco Gil García, los conquistadores ibéricos en su mayoría se declararon devotos a Guadalupe y por ello la orden de los Jerónimos que custodiaban la imagen divina, mandaron emisarios al nuevo mundo a levantar altares en su honor. Así llega a la Real Audiencia de Charcas, Fray Diego de Ocaña, con la misión de replicar la imagen y erigir altares en el vasto territorio conquistado que recorrió de 1599 a 1605.

Según escribe el propio Ocaña en su crónica “Viaje por el Nuevo Mundo: de Guadalupe a Potosí, 1599-1605”, las paradas del monje jerónimo en Potosí y La Plata fueron las más importantes para la misión que le habían encomendado en el viejo mundo. Al parecer, Ocaña llegó a Potosí e inmediatamente se dispuso a replicar la imagen de la Virgen Morena; Ocaña estaba en esos menesteres de devoción, cuando conoció al Obispo español de Charcas, Ramiro de Vergara, que al ser de la región ibérica donde se depositaba la imagen de la Virgen de Guadalupe, le guardaba una profunda devoción.

Inmediatamente, según relata Ocaña, le fue encomendado realizar otra réplica de la Santa Patrona de Extremadura (España)  para el obispado de Charcas que se encontraba en La Plata, núcleo político de la Real Audiencia de Charcas.

Coincidencia fortuita, que el obispo de Charcas se encontrara en Potosí justo en ese preciso instante cuando Ocaña realizaba la réplica de la figura guadalupana, tanto que podría ser una acción de la providencia divina a la que aún no se le ha dado mucha relevancia por los fieles de la Mamita.

A partir de la llegada a Sucre, no obstante, iniciarán los sucesos milagrosos, legendarios y míticos que envuelven a la patrona de Sucre, ya desde esas lejanas centurias. Ocaña relata:

“Comencé en casa del Deán (Obispo) a hacer la imagen como si yo fuera el pintor más extremado del mundo y puedo afirmar con verdad que en toda mi vida había tomado pincel al óleo en la mano para pintar, sino que ésta vez, que sin haber tenido maestro que me enseñara hacía, y con la ayuda de Nuestra Señora, favoreciendo a mi buen deseo”. Texto tomado de la transcripción de Graciela Urioste, sobre las crónicas de Ocaña.

Ahí se encuentra un primer mito sobre la creación de la Virgen de Guadalupe de Sucre. La historiografía se encargará de desmentir este “milagro”, ya que resulta difícil creer que Ocaña haya sido enviado a América a replicar imágenes de la figura santa, sin tener nociones de pintura. Sin embargo, se reconoce el afán del creyente Ocaña, de brindarle un contorno milagroso a la creación de la imagen de la “Gualala”, acaso para cumplir su misión de impulsar la fe y devoción de los católicos platenses.

¿UN HALLAZGO?
Un segundo mito sobre la aparición de la Virgen de Guadalupe, que persiste hasta estos días, es recogido en una de sus versiones por Felipe Costas Arguedas, en su Diccionario del Folclore Boliviano. En sus páginas se relata cómo un burro que cargaba una caja, frecuentaba un pastizal cercano a la Catedral y que el animal corría despavorido cuando los pasantes curiosos por ver que había en su carga se le acercaban. Tras varios intentos infructuosos por cazar a la bestia, se acudió a las autoridades eclesiásticas con las que el animal reaccionó mansamente, dejando desmontar su carga. Para sorpresa de todos, la caja contenía la imagen de la Mamita Guadalupe. Acto seguido se determinó que en esos pastizales se construiría la capilla para su descanso y se la nombraría patrona de la ciudad, ya que los sucesos de su hallazgo fueron interpretados como un designio divino.

Probablemente este mito se desarrolló con posterioridad a los sucesos descritos por la historiografía. Y esto se podría explicar también por la importancia de que la fe reviste para los creyentes, como se verá al seguir la narración del Monje Jerónimo Ocaña.  

Ocaña relata que una vez terminada la imagen de la Virgen Morena que él pintó gracias a la inspiración divina, se iniciaron una serie de celebraciones religiosas en las que participó toda la población, incluida la gente de las comunidades cercanas que cantaron coplas en quechua, que se siguen interpretando en la actualidad con diversas variaciones.

El acto principal de esos días de festejo litúrgico, prosigue Ocaña, fue la representación de la obra de teatro “Nuestra Señora de Guadalupe y sus milagros”, que el mismo Ocaña escribió apresuradamente para esta ocasión en base a su conocimiento sobre los milagros de la Virgen realizados en el viejo mundo.

Probablemente la representación escénica conmovió al público y alimentó su fe en el poder divino de la nueva Patrona de La Plata, sin embargo fue evidente que los milagros no dejaban de ser ajenos a su contexto. El mito de la aparición por intersección divina de la Virgen cargada por esa celosa bestia, que se amansó ante las autoridades eclesiales  para revelar su tesoro, sería una primera forma de reconocer un primer milagro de la “Gualala” en las nuevas tierras americanas, donde ahora ejercía su poder divino. De nuevo se ve la ferviente necesidad de los fieles de alimentar la fe.

Desde entonces los milagros de la mamita “Gualala”, los mitos y leyendas, si se les quiere llamar así, no cesaron, alimentando la fe de los creyentes. Que este año nuevamente fue reafirmada y festejada con la Celebración de la Virgen de Guadalupe, como se ha venido realizando desde hace siglos a principios de septiembre, con las continuas variaciones que impone el paso del tiempo y con el componente permanente de
renovar la fe de los católicos.

La diversas formas de las expresiones de fe hasta el presente

Si bien la celebración de  la Patrona espiritual de Chuquisaca es uno de los actos centrales de la vida católica de la región desde 1601, a lo largo de los siglos la celebración inevitablemente ha evolucionado.

Ya en tiempos de la Colonia era tradicional sacar a la virgencita de su capilla para realizar una procesión, luego, diverso actos litúrgicos como las prenovenas, novenas y la roma menor, se ofrecían en honor a la patrona.

En la República, a esta procesión se le adhirieron otros elementos, como la instalación de altares alrededor de la plaza donde vecinos de la ciudad y gente de las comunidades cercanas, instalaban altares en los costados del recorrido donde se exhibían objetos de plata y oro, que representaban una especie de ofrenda para la Mamita. La celebración terminaba en la capilla de El Abra, donde también existe una imagen de la Virgen Morena, en ese lugar se realizaba un festejo popular en el que los bailarines Thanta Morenos eran invitados a amenizar la circunstancia. Esta sería la primera danza que se practicó para el festejo de la Virgen, explicó el investigador Felipe Medina.

Ya en el siglo XX, las prácticas relacionadas con la celebración se mantuvieron de un modo similar, conservando la tradición como símbolo de devoción.

Pero a partir de 1987, el comité de festejos incorporó una variación fundamental en el programa, que con los años se convertirá en la ahora tradicional Entrada de la Virgen de Guadalupe. El comité organizativo incluyó a un grupo de devotas que ahora se las conoce como las “Gualalas” cuya presidenta es la señora Aida Peredo de Acosta, quienes con el apoyo del comunicador Moisés Torres, impulsaron las primeras formas de un desfile folclórico en honor a la Virgen.

Peredo recuerda que desde entonces ellas, Las Gualalas, se han encargado de organizar este desfile bajo la única motivación de su devoción a la mamita.

“Hemos hecho de todo, las gualalas éramos más jóvenes entonces, para solventar los gastos que significaba organizar la entrada de los conjuntos folclóricos, invitábamos a grupos del exterior y había que pagarles todos sus gastos y nosotras los cubríamos haciendo kermesses y otras actividades para recaudar recursos económicos, todo por la Mamita”, recuerda Peredo.

El mito de la aparición de la imagen de la Virgen cargada por un asno, ante las autoridades eclesiales   sería el primer milagro de la “Gualala”

 

"Las gualalas éramos más jóvenes entonces. Para solventar los gastos nosotras hacíamos kermesses y otras actividades para recaudar recursos económicos, todo por la Mamita"
Campanario de la Catedral Metropolitana Procesión de la Virgen en la primera mitad del siglo XXLa procesión realizada este año el 8 de septiembre como manda la tradición centenaria, con una masiva asistencia
  • 9193 veces leída
  • Guadalupe
  • orígenes, celebración, Virgen Guadalupe

También le puede interesar...

14 Septiembre 2015, 18:15

La Entrada llega al 2015 con cinco de sus fraternidades fundadoras

El desfile folclórico de Sucre es el segundo “más lindo” del país, sólo después del Carnaval de Oruro, según la impresión de bailarines de otros departamentos invitados por la organización

11 Septiembre 2015, 05:08

Reventa de puestos para Entrada sube hasta 800%

Gente que no logró comprar espacios directamente, se quejó por los altos precios

11 Septiembre 2015, 04:53

Colegios y provincias abren entrada folclórica de Sucre

La primera jornada del festejo a la Virgen esta garantizada, la segunda no

10 Septiembre 2015, 03:59

Comienza venta de miles de puestos para Entrada

Las discusiones por espacios continuaron la jornada de ayer, hoy esperan orden

09 Septiembre 2015, 05:02

Desorden marca entrega de tickets para la Entrada

Mañana, jueves, se venderán los puestos para la entrada folclórica de la Virgen

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE