Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
HISTORIAS DE LOS PRIMEROS TRES JUBILADOS DEL DIARIO DE LA CAPITAL

Tres fundadores dejan el Diario Correo del Sur

29 Enero 2017Dayana Martínez Carrasco
ENCUENTRO. Los ex trabajadores de Correo del Sur, Héctor López, Juan Carlos Hervoso y María Murillo se reunieron...

ENCUENTRO. Los ex trabajadores de Correo del Sur, Héctor López, Juan Carlos Hervoso y María Murillo se reunieron...

SUS DIRECTORES

El director fundador de Correo del Sur fue Fernando Ortiz Sanz diplomático, poeta y escritor uno de los personajes más influyentes de la época, su hijo fue el primer gerente, Fernando Ortiz Romero.

El primer Jefe de Redacción fue Jorge Lazo, orureño.

Jorge Suárez fue el segundo director del diario y tras su deceso asumió el actual director, Marco Antonio Dipp Mukled.

Vieron nacer el Diario de la Capital y fueron testigos de sus cambios y transiciones desde que pasó de ser una “gran noticia para Sucre” a materializarse en una empresa en la que se usaban máquinas de escribir y se armaban las páginas como un colage; ahora, luego de 29 años en los que el periódico relató a diario la vida de la ciudad, los primeros tres fundadores jubilados de CORREO DEL SUR comparten sus anécdotas.

María Murillo, Héctor López y Juan Carlos Hervoso son algunos de los tres trabajadores que fueron parte del inicio de Correo del Sur y que ahora, ya en el descanso, remarcan que dedicar entre 27 y 29 años de su vida a dar vida a un periódico, exige pasión a diario.

Y es que con cada edición de un periódico se reproducen decenas de historias de personas, instituciones o familias, pero especialmente se tejen los anales de una ciudad, un país y el mundo.

SUS HISTORIAS

María Murillo trabajó durante 29 años en el diario, ella ingresó unos meses antes del primer número de Correo del Sur, para producir lo que se denomina “el número cero”. Ingresó tras un examen y una prueba a cargo del profesor Luis Ríos Quiroga, como mecanógrafa o “typeadora” como indica, pero durante su recorrido incluso aprendió a hacer las labores de diagramación –aunque ya en computadora– de los suplementos Correito y el Correo Cultural.

Antes del lanzamiento de Correo del Sur, Sucre estuvo 50 años sin un periódico diario. Había algunos semanarios, pero producir ejemplares para cada jornada era el anhelo de distintas personalidades y empresarios.

“Fue una noticia bomba, porque todos pensaban sacar algún día un diario en Sucre, empresarios y de todo, y nadie se animó, pero en un momento la noticia llega a Sucre y dicen que el 29 de noviembre (de 1987) se inaugurará un diario. Oficial”, comenta Héctor López, quien fue el primer fotógrafo que tuvo Correo del Sur.

Su trabajo inició un mes antes de la publicación del primer número del diario, recopilando material fotográfico con el primer director que tuvo el periódico, Fernando Ortiz.

Como el diario iba a comenzar sin material fotográfico, su labor fue recorrer distintas instituciones y visitar a personalidades de la ciudad para crear una base de fotos para usar en las notas, acompañado, en todo momento por Ortiz, quien estaba emocionado por la inauguración del diario.

López había trabajado anteriormente en semanarios de Sucre, por lo que ya tenía experiencia en el ámbito periodístico. Durante sus 29 años de trabajo realizó fotos para las distintas áreas del periódico e incluso para publicidad cuando era necesario; en los últimos años de su estadía por Correo del Sur, se dedicó principalmente al área deportiva.

“Mi trabajo era sacar fotos en ese entonces, nada de editar ni diagramación que uno va a aprendiendo de acuerdo con el trabajo. El periódico llegó a modernizarse y ahora es digital, y eso facilita mucho (porque) en ese entonces no sabía manejar máquinas digitales pero con el tiempo, poniéndole empeño y cariño al trabajo uno aprende, más que todo porque a uno le gusta. Si uno ha escogido esta carrera de periodismo gráfico, tiene que ponerle su esfuerzo y su cariño para que la empresa salga a flote y siga creciendo”, comenta.

Juan Carlos Hervoso ingresó como publicista y pasó a ser diagramador aunque en un momento ejerció ambas labores de manera simultánea, cuenta. Trabajó por 27 años en Correo del Sur hasta que tuvo que jubilarse.

Recuerda que el trabajo en el diario fue bastante duro porque “se trabaja sin descansar”, antes no había ni domingos, ni feriados, ni nada”. “Trabajar tantos años a diario es demasiado extenuante”, afirma y es que algunos sectores de un periódico, los que precisamente se encargan de su elaboración en sí, deben funcionar todos los días y muchas veces sin horarios fijos de salida.

PRIMER NÚMERO DE CORREO DEL SUR

Correo del Sur publicó su primer ejemplar un 29 de noviembre de 1987, gracias a una iniciativa de la familia Canelas que ya había fundado Los Tiempos en Cochabamba. Su primer número fue en blanco y negro y destaca en su portada que “Sucre esperó medio siglo para tener un periódico”.

Para su acto de lanzamiento, llegaron miembros de la familia Canelas, ministros y autoridades del país que fueron parte del nacimiento del diario de la Capital que más tiempo de publicación ha tenido en la historia del sur del país y que este año cumplirá su 30 aniversario de trabajo.

“Ha sido un orgullo para mí ver mis fotografías en un diario”, enfatiza López al recordar que con el paso del tiempo el periódico se fue renovando y con el tiempo, uno de sus primeros grandes saltos fue pasar al color luego de casi diez años de imprimirse en blanco y negro.

En el inicio del diario, se hacía todo en máquina de escribir y luego todo su contenido se transcribía nuevamente a través de unas máquinas que marcaban en puntos más o menos como se ve una hoja escrita en morse, comenta Murillo.

Posteriormente, dos “robots Harrys” decodificaban esos escritos y los imprimían ya en columnas, es decir que eran una suerte de máquinas con lector e impresora a la vez. Cada tira de papel se cortaba con tijeras y luego todo se pegaba para armar cada página del diario. Un trabajo manual de mucho cuidado.

ANÉCDOTAS DE LA VIDA EN UN DIARIO

Una de las anécdotas que más recuerdan Murillo, López y Hervoso es que el paso a las computadoras en Correo del Sur, se dio no precisamente por una decisión planificada, sino a una tormenta eléctrica –de las que suelen caer en Sucre– que terminó provocando un sobrevoltaje en los robots decodificadores. Las máquinas se quemaron y pese a que intentaron arreglarlas, no se pudo, así que se tuvo que adquirir equipos nuevos.

“Tuvimos que entrar a la era de la informática y Correo del Sur se pudo vanagloriar de haber comprado las primeras Macintosh”, dice Hervoso.

Fue así que el diario comenzó a usar computadoras, pero la transición para el personal sería notoria porque no sólo eran equipos nuevos, sino que no había un lugar o centro de formación en el área.

“Ahí tuvimos que poner todo nuestro empeño investigando porque no había centros de formación”, recuerda Murillo, quien afirma que durante un tiempo no dejaba de golpear a su computadora como cuando se recorre la máquina de escribir.

Pero por suerte el monitor de las computadoras de ese entonces era bastante aparatoso y pesado para resistir los golpes.

LAS INOCENTADAS

Una jornada, Héctor López llegaba del trabajo bastante agotado; cuando apenas entró a la sala de redacción, le gritan: “¡El teatro Gran Mariscal se está incendiando, corre a tomar fotos!” Salió apresurado, la quema de un edificio en Sucre y en especial uno tan emblemático es una noticia para portada, pero cuando llegó no había nada. Era 28 de diciembre, Día de los Inocentes.

“Volvió rojo, pero era una inocentada”, recuerda Hervoso que en otra ocasión también fue parte de otra broma en la que dejaron que se tomen capturas con una fotomecánica con el lente cubierto”.

“El fotomecánico sacaba dos, tres, cuatro placas y no salía nada”, se ríe.

INCENDIO CASI ACABA CON DOS VIDAS

Un incendio, mientras se hacía el mantenimiento de las máquinas de la rotativa, casi deja a dos trabajadores atrapados por las llamas de fuego. Aunque esta anécdota es distinta a las anteriores, los trabajadores recuerdan el hecho todavía con asombro por la magnitud.

La chispa de un lamparín que llegó a la gasolina provocó que inmediatamente se iniciara un incendio que impidió que los dos trabajadores que estaban en el lugar pudieran salir por la puerta, primero intentaron abrir un espacio en la pared, pero sólo lograron que se formara un boquete, así que al final escaparon por el baño.

LA VISITA DEL PAPA Y EL TERREMOTO DE AIQUILE

Algunos de los momentos que más marcaron el trabajo fotográfico de López fueron la icónica visita a Bolivia del ahora santo Juan Pablo II, en 1988. Entre las ciudades que visitó estuvo Sucre, donde cientos se dieron cita en el estadio Patria para verlo y escuchar su mensaje. López fue quien se encargó de retratar esos momentos de religiosidad y de ánimo en la Capital del país.

En el caso del terremoto de Aiquile, Correo del Sur fue el único diario que sacó en su tapa que la tierra había temblado. La magnitud del sismo hizo que en Sucre también se sintiera su efecto y aunque se registró ya de madrugada, el observatorio pudo confirmar que el epicentro estaba entre Chuquisaca y Cochabamba.

Gonzalo Sánchez, ahora también retirado, fue el primer fotógrafo en presenciar el terrible impacto del terremoto, recuerda López; él fue el segundo día y también pudo constatar el terrible saldo del temblor.

A TOMATAZOS

El periodismo de investigación da buenos frutos, y en este caso, obtuvo muchos aunque embarrados en las paredes del diario.

El segundo director de Correo del Sur, Jorge Suárez, motivado por el periodismo de investigación, mandó a que se realizaran pruebas del estado de la comida que se vendía en el Mercado Central. El resultado fue contundente: en la comida había incluso rastros de heces fecales.

Tras la publicación de la nota, todas las vendedoras de comida se dirigieron a las oficinas del periódico para lanzar tomates, buscaban tomar las oficinas porque sus ventas bajaron a cero esa jornada.

“Vine a trabajar y la gente estaba llena en la calle, y tuvo que venir la Policía a dispersarlas”, recuerda Murillo.

Luego de hablar con las dirigentes de las comerciantes, el Director del diario se comprometió a darles guantes para que trabajaran con más higiene.

Si bien durante sus 27 o en algunos casos 29 años de servicio, los trabajadores vivieron distintas situaciones, fueron testigos de innumerables hechos y se convirtieron en parte de un equipo –desde sus distintos trabajos– que plasmó la historia de Sucre día a día, estas fueron algunas de las anécdotas que comparten con los que están al otro lado del impreso, los lectores.

  • 6981 veces leída
  • Local
  • fundadores, Diario, Correo del Sur, Capital
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE