Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
BARLAMENTOS

Una de cal y otra de arena

18 Diciembre 2015Winston Estremadoiro

Como frase de uso común en el lenguaje, “una de cal y otra de arena” sugiere la alternancia de aspectos negativos y positivos. La cal es lo censurable, tal vez por peligrosa en contacto directo con las personas. La arena es lo que merece realce, lo positivo. Uso la frase para tratar dos temas relacionados, cuándo no, al desempeño del Gobierno.

La de cal deviene de una conjetura: ¿adónde irán mandamases populistas del socialismo del siglo 21? Porque la victoria de Mauricio Macri en Argentina, sin hacer caso a rabietas de niña malcriada de la “K” al cuadrado, quizá marca el principio del fin para los gobiernos populacheros de Latinoamérica.

En Venezuela, ya fueron derrotados en las urnas; ¿respetarán la mayoría absoluta obtenida en la justa electoral? Cobijados en un difunto Presidente megalómano y altos precios del petróleo, su delfín no llega ni a renacuajo del sapo que lo engendró, en su manejo de un país en ruina económica, precios en caída de hidrocarburos y la mayor inflación del mundo.

En Bolivia, capitalistas venezolanos, ¿quién sabe si palos blancos?, durante los años iniciales del “proceso de cambio” (le llaman ellos), tomaron control de la soya cruceña que salía por Puerto Aguirre y la Hidrovía Paraguay-Paraná. Quizá era más sensato hacerlo por muelles creados por civiles, en vez de esperar que los “navales” terminen el anegadizo Puerto Busch.

Hoy Gravetal controla la soya, ojalá para que el grano de oro y el maíz cruceño se exportasen a la patria de Bolívar, a la que le falta de todo, inclusive el último para moldear sus arepas. El capital venezolano copó el transporte ferroviario al adquirir control de los trenes nacionales, que cualquier opción era preferible al control chileno. Luego se desplazó a la banca: Prodem es de ellos y quién sabe el tamaño de su tajada en el Banco Unión, que nació con cuchara de oro manejando gran parte del movimiento bancario estatal. Adueñar medios de comunicación tenía sentido; tal vez acosados por el Gobierno, los ibéricos vendieron el diario La Razón, el periódico de a peso Extra y la red televisiva ATB.

Como tanto otro fenómeno político en el país, la solución vino de afuera. La caída en picada de precios del petróleo y el fin del auge de materias primas ha reducido a casi nada la invasión capitalista venezolana al satélite ‘evista’ del planeta ‘chavista’. De ser un “peso pesado” de 2006 a 2008, enflaqueció a “peso pluma”, dicen los entendidos.

Sin embargo, en el aspecto político los capos del socialismo del siglo 21 siguen pisando fuerte. Tal vez por mal entendida lealtad a sus aliados e ignorante de que los países no tienen amigos, sólo intereses, el Gobierno sigue abriéndoles la puerta. ¿Qué pasará si Diosdado Cabello, por ejemplo, se muda a Santa Cruz, compra una mansión en el Urubó, una hacienda soyera en las fértiles tierras del este y se hace padrino de la comparsa “Penderejiles”? Fraternos y reina no le faltarán.

En alternar lo malo (la cal), y lo bueno (la arena), la última es la campaña para encontrar otros inversionistas en Europa, aunque sean capitalistas. No va más eso de ser adalid de la Madre Tierra, al tiempo de gestar millonaria inversión en planta nuclear, cuando hay gran potencial energético en ríos y vientos. Vengan alemanes y suizos a construir la segunda fase del tren urbano en Cochabamba, ojalá que sin improvisaciones sospechosas.

Desconfío del aparente golpe de timón del Gobierno. Tiene más que ver con el referendo de febrero 2016. Si la mayoría del pueblo boliviano dijera ¡No! al cambio de su propia Constitución para prorrogarse de 2016 a 2020, quizá sería por recelos de que después vendría otro alargue para presidir los 200 años de Bolivia. Y así, ad infinitum, porque si no el sol se oscurecerá y la luna no alumbrará, según un adulón e interesado adivino.

  • 624 veces leída
  • Opinión
  • Winston Estremadoiro

También le puede interesar...

11 Diciembre 2015, 05:33

Relevo de rateros o fin de ciclo

Hoy la gente se anoticia con estupor de los desfalcos del Fondo Indígena Originario Campesino (Fondioc). El Gobierno del cambio parece ser relevo de rateros en que lo nuevo se notará en cuentas bancarias, o ‘bankolchón’

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE