Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
CENTRO CUARTO INTERMEDIO

Voluntad de poder y contrapoder

27 Enero 2016Mireya Sánchez E.

A diez años de gobierno de Evo Morales, los bolivianos enfrentaremos en el próximo referéndum a la posibilidad de su reelección. Estas líneas no pretenden analizar  ni justificar el voto ciudadano por el SI o el NO, sino valorar lo que se pone en juego, o más aún, lo que debería estar en juego en este acto democrático. Partamos entonces de la premisa de que el tema de fondo es el poder,  más específicamente de dos formas de posicionarse ante el.

La primera forma se adecua al poder político, sustento de todo Estado, que se manifiesta en la apabullante voluntad de poder de Evo Morales. Al ansiar la reelección, el gobernante no hace más que desplegar el núcleo de toda voluntad de poder: su expansionismo. Para lograrlo cuenta con un discurso político que a lo largo de una década en parte ha cumplido sus promesas, y en parte las ha traicionado; pero que bien puede defender a través del monopolio de la propaganda y el control de los medios de comunicación; y también porque ha logrado plegar a buena parte de la ciudadanía en un proyecto común.

Ahora bien ¿quién puede limitar esta angurria insaciable de poder? Nunca pues dicha limitación partirá del propio poder. Sería de ingenuos totales pedirle a Evo Morales que se limite, que se regule. La responsabilidad está en el contrapoder. La mayor de las veces esta contienda fue presidida por los partidos políticos opositores. La historia democrática occidental es una permanente lucha entre oficialistas y opositores, que reiteradamente  en su afán de limitar, o mejor aún, de poner fin a un determinado poder, terminan invirtiendo la figura, perpetuando el círculo de la dominación. En nuestro caso, el desprestigio de la esmirriada oposición deja vacío este campo tradicionalmente suyo. Ante esa ausencia surge el contrapoder de los ciudadanos, que ?al decir de Luis Villoro?, pone al frente del poder impositivo  dominante, un otro poder que expone su voluntad,  que no pretende dominarlo sino impedir que este lo domine.

Es allí donde veo la fuerza de  resistencia del NO que  al final de cuentas será la expresión de una voluntad propia. Desde un punto de vista positivo y optimista, el referéndum plantea la posibilidad del emerger de una ciudadanía que tome la posta para constituirse en un contrapoder permanente que vigile y defienda los derechos de los ciudadanos frente a las violencias del poder estatal con métodos no violentos. Sin embargo, esta oportunidad democrática puede rifarse por varios motivos. El principal es  la absoluta desorganización de dicha ciudadanía que no cuenta con un discurso plenamente construido ni compartido, es decir, que no se rige por un valor común asumido ni comunicado y en cambio centra su acción en el despliegue de eslóganes emotivos. Estoy convencida de que es necesario e imprescindible el equilibrio de poderes, pero ese equilibrio solo puede ser construido sobre los proyectos comunes de un movimiento ciudadano ético sin más ansias de poder que el respeto a sus derechos. Ya sea que venza o fracase el NO, esta es una responsabilidad ciudadana pendiente.

  • 533 veces leída
  • Opinión
  • Mireya Sánchez E.
Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE