Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
DESDE LA TRINCHERA

Piratería con escala móvil

21 Junio 2017Demetrio Reynolds

Se atribuye al historiador Luis Paz la afirmación de que en Bolivia hay que ser rico o loco para escribir libros (para publicar, por supuesto). Sólo los ricos pueden darse el lujo de publicar un libro o varios, para sentirse orgullosos de ser un prolífico autor; que es –en consecuencia– escritor o escribidor. Ahora, que lo lean o no, es otra cosa. Bolivia es la patria feliz de los analfabetos funcionales, de los que sabiendo leer no leen. Los hay también de los otros, aunque pocos, pero los hay, con el mismo afán pasional por la lectura, como aquel noble caballero de la Mancha.

Es siempre grato curiosear libros. Y aún más si es en los puestos callejeros donde se venden libros viejos, libros piratas y libros originales. A veces uno se topa con algún libro famoso dedicado por su autor a un amigo y que, habiendo ya fallecido éste, su biblioteca personal, convertida en mercancía se exhibe en algún thantakatu. También suele ocurrir que misteriosamente se pierde en casa un libro: “Pablito, aquí lo tenía guardado; ¿por si acaso no has visto? No pa’, para nada. ¿Qué libro era? “Los intereses creados”, de Benavente, en edición de lujo.” El papá no está enterado de que llegaron a la ciudad unos extraños de pelo largo, de esos que se agitan como epilépticos, pero que arrancan algarabía delirante a su auditorio juvenil. Son imperdibles y la entrada cuesta.

Hay una variedad de esos conocidos como “piratas”. Desde los que tienen “horrores” hasta una copia de calidad aceptable. Un libro original caro suele ser una invitación a la piratería. “Cuando apareció en librerías –me decía un amigo– costaba 180 bolivianos y después, el mismo libro, en versión pirata, se vendía sólo en 35 bolivianos. A mi librero habitual le dije un día: es para reponer; presté a alguien y no me ha devuelto: “Qué libro; si te he devuelto”. Es que usted no sabe la consigna, me dijo sonriente: “Tonto es el que presta; pero el que devuelve, es más tonto todavía”. Hay libros viejos que tiene la huella de haber pasado por varias manos; incluso es posible que hayan sido robados de algún estante. Tratándose de libros, hasta el robo es irónicamente permisivo. Cierta vez le preguntaron a la conocida escritora cruceña Giovanna Rivero si alguna vez ha robado libros, y ésta con la mayor frescura del mundo, respondió: “Sí, naturalmente. Le robo a mi suegra casi siempre. La mitad de mi biblioteca se la debo a ella”. Se habló un tiempo de que se abaratarían los libros con una ley de “arancel cero”. Pero seguramente resultó “hecha la ley, hecha la trampa”, porque dicho costo fluctúa indexado al valor monetario de la canasta familiar, al estilo de los famosos “pliegos” de la COB; y luego lo que se promueve en el mercado del cambalache bibliográfico nacional es la piratería máxima con escala móvil.

  • 320 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

21 Junio 2017, 06:02

“Y sin embargo se mueve”

La frase se atribuye a Galileo después de visitar obligadamente las severas aulas de la inquisición. Esas salas quisieron prohibirle el pensamiento, el olvido de la evidencia. Galileo, observador, curioso, sabio e...

21 Junio 2017, 06:02

El retiro de EEUU del Acuerdo de París

El paleontólogo Lee Berger en su último libro “Almost Human” anuncia el descubrimiento de un esqueleto y otros restos humanos, de aproximadamente 200 mil años de edad. El Homo Naledi anunciado por el Dr. Berger da al...

21 Junio 2017, 06:01

El ascenso de las megaalimentarias

Hace tiempo que el sector agroindustrial es blanco de críticas por sus prácticas que contribuyen al cambio climático, la destrucción del medioambiente y la pobreza rural. Y sin embargo, no ha hecho casi nada para...

21 Junio 2017, 06:01

La revolución del 25 de Mayo

Con el mismo título, en la edición del pasado domingo 4 de junio, en el suplemento Ideas de Página 7, los señores Juan Reyes y Genoveva Loza publican un artículo como respuesta al de don Rolando Costa Arduz, con el...

21 Junio 2017, 06:00

Una “milenaria tradición” que no logra arraigar

Una vez más, desde que hace algunos años alguien tuvo la ocurrencia de atribuir a los aymaras una “milenaria tradición” consistente en contabilizar los años a partir de cada solsticio de invierno, hoy toda Bolivia...

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE