Diario Digital Correo del Sur

¡Me duele mi tierra!

13 Agosto 2017Juan José Bonifaz B.

Comencé a escribir esta columna en Santa Cruz de la Sierra, una región con muchas potencialidades y atributos que se han ido construyendo a pasos adelantados gracias a su gente y a una migración positiva y generadora de ideas. Mientras observaba los procesos dinámicos orientales en los días de la patria, sentía a mis hermanos chuquisaqueños perdidos en sus egoísmos y miserias –y yo– adolorido al comprobar nuestra decadencia y desnivel institucional, económico, social, cultural y las carentes deficiencias de los servicios y deslealtades políticas con la región.

Declaro que siento una profunda lástima por la falta de compromiso de autoridades: Gobernación, Alcaldía y Universidad, para referirme sólo a los principales beneficiarios de las regalías e IDH, fruto de los residuos del subsuelo chuquisaqueño –porque a ninguno de ellos le interesa ingresar al fondo– sino siempre es más importante y prioritario, firmar contratos que producen dividendos; y mareados con el flujo ilusorio de dinero de los últimos años, han creído innecesario gestionar mayores recursos para garantizar un desarrollo futuro. Todos han sido cooptados por el poder y se han dedicado a politiquear creyendo que el poder es eterno y la vaca lechera del Poder Central, inagotable.

Me causa dolor la decadencia, conformismo e inacción de la juventud sucrense cuando leo el comentario (El País, España) del Premio Nobel Mario Vargas Llosa, cómo pondera a la juventud de 1809, que abrió caminos de libertad continental y compara la juventud venezolana de hoy, en su lucha por la libertad.

Me frustra no poder abrir un debate civilizado y justiciero, con el Gobierno y con Bolivia, sobre los derechos históricos y legales de Chuquisaca frente al abuso y avasallamiento de nuestros campos petroleros, y no hacer posible aclarar, por lo menos para la historia de Chuquisaca, por falta de generosidad, civismo y compromiso reemplazado por la componenda del poder y el dinero, que pesan más que los valores de la verdad y la justicia.

Siento que estamos en el fondo de un pozo profundo, privados de luz esperanzadora, absortos en el mundo de la materia, el vicio, y la contaminación; hemos olvidado la vida del ser humano superior, siempre elevado a las cimas del pensamiento y la meditación profunda; estamos prisioneros de ataduras que nos someten a la esclavitud de la ignorancia, el fanatismo y la ambición; prisioneros de nuestras pasiones, odios y egoísmos y pareciera que no tenemos otro armisticio que una muerte lenta, sin decoro ni dignidad.

Sí queremos ver una Chuquisaca floreciente nuevamente, no será suficiente producir beneficios personales y familiares solamente, debemos crear una nueva cultura asociativa, solidaria y sincera; un sello propio basado en el respeto de los valores y derechos de la gente, la educación, la propiedad y el trabajo digno; pero no en la forma publicitada y tan mentirosa de hoy, según la cual, hay seguridad, hay trabajo, se elevan los niveles de vida, desaparece la pobreza. Es decir, todo es palabrería hueca. Chuquisaca, lejos de avanzar, retrocede, la prueba son sus gobiernos, sin iniciativa, sin visión de futuro, amigos del gasto improductivo, ignorantes de una inversión inteligente, son cuerpos carentes del alma.

Finalmente, me consuela pensar que vivimos en un mundo vacío; que el Ser Humano como muchas otras especies y formas de vida superior similar, superior y muy superior, ya ha trascendido dimensiones insospechadas; pero, en nuestro caso, se debate en actitudes de ser inferior, ignorante de los atributos que posee. En la inmensidad del MULTIVERSO, las energías y las materias cósmicas, gobierna la vibración que nace de su estructura atómica-cuántica. El debate entre materialismo y espiritualismo que ha llevado al extremo de creer que somos solo materia, parece terminar al fin cuando descubrimos que somos seres energéticos, espirituales e hijos de la Luz.

 

  • 147 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

13 Agosto 2017, 04:03

¡Qué poca fe!

Continuamos en el evangelio de hoy del evangelista Mateo, capítulo 14, 23-33, las sabias enseñanzas de Jesús. Después de la multiplicación de los panes y dar de comer a las gentes, al llegar a la noche, se retiró a...

13 Agosto 2017, 04:03

Leninismo extractivista y los soviets cocaleros

Nuevamente han resurgido las justificaciones ideológicas, políticas y económicas del oficialismo para intervenir el Tipnis. Hoy me quiero concentrar en dos argumentos gubernamentales: 1) Somos un país que tiene un...

13 Agosto 2017, 04:02

El Tipnis y el “ambientalismo social”

El debate sobre el imperativo universal de salvar el planeta ha condicionado de un modo definitivo el tema de la preservación medioambiental y el desarrollo sostenible. La razón es muy simple, no se trata ya de un...

13 Agosto 2017, 04:01

Hubo alguna vez once mil Vírgenes?

Jamás me formulé una pregunta tan irreverente como la que plantea el titular de esta crónica porque desde muy niño mi piedad cristiana fue piloteada por mi madre que se llamó Asunción pues había nacido el 15 de...

13 Agosto 2017, 04:00

La mirada al Bicentenario

Acabamos de celebrar otro aniversario de la creación de Bolivia y el país está a tan solo ocho años de la conmemoración, en 2025, del Bicentenario del 6 de Agosto de 1825; fecha en que la Asamblea Deliberante de las...

Especial 6 de Agosto

Especial: 06 de Agosto 2017

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol
Especial: Correito del Sur 2017Especial: 25 de Mayo de 2017Especial: IncahuasiOscar Crespo 2017

Páginas Amigas

SoySucre.info: La mejor Información Turística de Bolivia.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2017
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por DEVIAN SRL & ROOTCODE