Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
PAREMIOLOCOGI@

Majaíto a lo Leo Martínez

15 Enero 2018Arturo Yáñez Cortes

El derecho a la libertad de expresión u opinión y, fundamentalmente, su ejercicio, constituye un derecho humano universalmente reconocido a favor de todas las personas, bajo todas las circunstancias y modalidades, pues está así proclamado en prácticamente todos los instrumentos internacionales de la materia. Desde la Declaración Universal de DDHH, pasando por la Convención Americana de DDHH y, no podía faltar internamente, hasta en la CPE de Bolivia. La CADH precisa que este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole y que no puede estar sujeto a censura previa, salvo responsabilidades ulteriores, mientras que la CPE consigna bajo nuestros derechos fundamentales (derechos civiles y políticos, puntualiza) el expresar y difundir libremente pensamientos u opiniones por cualquier medio, de forma oral, escrita o visual, individual o colectiva.

Consecuentemente, el pensar y expresar ese pensamiento de manera pública por cualquier medio y ante cualquier circunstancia constituye un derecho humano, fundamental, constitucional, convencional y/o civil (según la doctrina que se siga) franqueado a favor de toda persona, no está sujeto a censura previa y, por supuesto, aplica para todas las circunstancias, incluyendo aquellas que implican ejercerlas, deliciosamente, frente al poder. Ésta, afirmo, es la mejor manera de ejercerlo.

De ahí que lo acaecido con el piloto de quads Leonardo Martínez en el circo dakariano (“Señor Presidente, señor Vicepresidente, la mayoría votamos No. Yo cuando entro al Dakar me someto completamente a todas las normas y a las reglas del Dakar. No soy político, yo solamente le pido, señor Presidente, que respetemos la Constitución, respetemos el 21 de febrero. Solamente eso yo le pido”) no debería causar revuelo alguno, a pesar de haber sido sabrosamente vertido en las mismas narices de los aludidos.

Por cierto que disfruté lo sucedido. Aplaudo y felicito al Martínez, pues, como muchísimos ciudadanos, me divertí con las caras de desconcierto y sorpresa de los señalados, el tímido aplauso de la esposa del Vice, la desesperación de los serviles del entorno y del relator oficial del régimen, etc. Y no pretendo aquí menoscabar ni minimizar la celebrada actitud del piloto, sino manifiesto mi sorpresa porque una gran parte de los ciudadanos consideren héroe a quien ejerce uno de sus más elementales derechos: manifestar su pensamiento.

Reiterando mi complacencia por su actitud, sostengo que, así las cosas, en la actual Bolivia Plurinacional y dado el triste estado de su “democracia” (hace mucho tiempo convertida en dictadura), algo muy fiero tiene que estar pasando para que consideremos héroe a quien ejerce un derecho, así sea de manera pública y frente a quienes son los supuestos perjudicados. ¿Acaso entonces ahora los bolivianos tenemos que ser héroes para ejercer nuestros derechos humanos?

Si así fuera, el régimen estaría teniendo éxito en implementar su dictadura quitándonos nuestra identidad, como amenazó su ideólogo convertido en el apóstol de la guerra, el odio y la división, y los bolivianos estaríamos fracasando en ser lo que elementalmente nos corresponde y estamos obligados: ser ciudadanos y ejercer nuestra ciudadanía censurando, entre otras cosas, el abuso de poder.

Afortunadamente, lo acaecido confirma que aún bajo esas deplorables circunstancias, en medio de la salvaje represión de ciudadanos hasta dentro de San Francisco (no voy a escribir eufemísticamente “como en las dictaduras”, sino en plena dictadura) el régimen ha jalado su débil pita más allá de sus reales posibilidades a través de su “Doctrina Morales” y otras estrategias envolventes y el soberano –nosotros–, le sacamos la tarjeta roja hace tiempo por haberse saltado multitud de waypoints democráticos, por lo que cada vez le será más difícil –sino imposible–, aun en espectáculos circenses preparados para darse baños de masas, controlar el legítimo empute ciudadano. No caigamos en la trampa del régimen, no somos héroes por ejercer nuestros derechos, somos nada más ni nada menos que ciudadanos. Así que, en esa coyuntura, concuerdo con Bertolt Brecht: “Desgraciado el país que necesita héroes”.

  • 1103 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

15 Enero 2018, 05:38

Una elegante embestida dakariana

Quienes siguen esta columna saben de mi posición respecto al Dakar. He criticado el que esa competición pase por suelos bolivianos desde antes que esto sucediera por primera vez y me mantengo en la misma postura.

15 Enero 2018, 05:38

El Papa en Chile y Perú

Nuevamente el Papa visita América del Sur. Estuvo en Brasil a poco de ser nombrado para el Encuentro de la Juventud; luego vino a Ecuador, Bolivia y Paraguay; y dio un respaldo decisivo a los acuerdos de paz entre...

14 Enero 2018, 02:54

Los encuentros

El domingo pasado, fiesta del Bautismo de Cristo, hemos dejado atrás el tiempo de navidad y hemos entrado en el Tiempo Ordinario, la vida "normal", también en el ámbito cristiano, hasta el día 16 de febrero, en que...

14 Enero 2018, 02:54

¿Podrá la economía salvar al Gobierno?

Retomo la pluma dominical después de unas breves vacaciones en el sur de Bolivia que guarda mi niñez y una belleza natural que resiste los látigos del tiempo.

14 Enero 2018, 02:53

Código Penal y efervescencia social

El país renovó su cuerpo de códigos, entre ellos el penal, durante la primera gestión de Hugo Banzer. Entonces, se llevó adelante un proceso de modernización que, si bien era imprescindible por el largo tiempo que...

Arca de Noé

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE