Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Siempre Sucre, siempre loco

27 Enero 2018Freddy Rivas Orozco

Sucre tiene un poder narcótico que te seda, envuelve, embruja y paraliza, ya no quieres irte sobre todo porque arribar a la ciudad desde el aeropuerto de Alcantarí, es una travesía mucho más larga que el mismo viaje. Todas las querellas y reproches a la ciudad se disuelven cuando sales a comer y te permites un banquete francamente obsceno. Sucre no solo te atrapa por los ojos, sino también por el paladar. Sucre es un estado de ánimo; no hay tristeza o aflicción que no se cure visitando uno de sus tradicionales restaurantes. Toda congoja se interrumpe comiendo un plato de chorizo chuquisaqueño, un mondongo o un ck’oco de pollo. Es una terapia corta, eficaz, que prescinde de las palabras.

Sucre es un punto vulnerable, una obsesión. Las obsesiones no se curan ni se reprimen, uno se entrega a ellas resignado. Mi enamoramiento de Sucre comenzó cuando asumí conocimiento de su historia, del Primer Grito de Libertad, de su patrimonio arquitectónico y de otras muchas cosas por las que terminé perdidamente seducido. Me enamoré de una musa elegante y veterana, que habría de maltratarme y serme infiel, solo para seguir amándola todavía más, como se ama en las grandes pasiones incomprendidas. Me dicen: “pero Sucre es una ciudad pequeña, antigua, sin fuentes de empleo, sin aeropuerto, sin desarrollo”. Y yo digo: “sí, sí, pero la quiero igual, la quiero precisamente por eso, porque es una doncella antigua, españolizada, de la que vivo enamorado sin remedio, a sabiendas de que me complacerá solo cuando a ella, tan díscola, se le antoje”. Porque a la señora ya se le notan las arrugas y el calor le estropea el maquillaje, y su añeja representación política ha trocado en modales ásperos, algo acanallados, pero todavía, cuando te mira a los ojos, te hechiza, te hipnotiza. Es pues una inspiración irresistible que sabe de hipnosis, y a eso fui, a declararle mi amor una vez más.

Escribir esta columna desde La Recoleta es un perpetuo regocijo, caminar por el centro histórico representa sentir la grandeza extraviada de tiempos pretéritos. Todas estas tardes, bajo un calor abrasador o un vientecillo bienhechor he sido feliz, groseramente feliz, caminando a ninguna parte, por la plaza 25 de mayo, la calle Nicolás Ortiz, el Parque Bolívar, etc. Y de noche, solo de noche por la Avenida Las Américas, observando el paso ruidoso de los jovenzuelos bochincheros que buscan lucirse con el auto de “papá”, mientras en una banca, jubilados de la tricentenaria universidad de Charcas le toman el pulso al humor político.

Mi hermoso barrio Petrolero, desde niño me ensené a andar con cuidado porque hay cacas de perro por todas partes. En el centro de la ciudad hay muchos mendigos y locos durmiendo en las esquinas, incluso a lado del pomposo restaurant plaza, pero no hay que verlos con hostilidad ni tan siquiera con recelo o desconfianza, yo me veo en ellos y pienso que podría ser cualquiera de ellos, yo también soy loco y vago de campeonato, solo que de momento he tenido mejor suerte.

Se acercan Carnavales y los sucrenses expresan su fervor con un deleite absoluto, su ruidosa alegría tiene más honor y señorío que cualquiera que se sienta elitista porque somos tan pudientes que tres pelagatos pueden bailar con una banda integrada por una veintena de músicos.

Sucre me despidió con un tarde soleada de una luz diáfana que casi me quemaba las pupilas y con una huelga de ciudadanos hastiados del masismo. La vieja seductora con el rímel corrido me había procurado grandes placeres inenarrables, como siempre, y ahora me hacía un último desaire, diciéndome: “si te vas ten la decencia de no hablar mal de mí”. Por eso y como todos los trapos sucios se lavan en casa, escribo esta columna para desahogarme.

  • 618 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

27 Enero 2018, 06:41

Mejora la educación en América Latina

El actual Fiscal General de EEUU, Jeff Sessions, abogado de 71 años, nacido en Alabama, dijo recientemente que EEUU nunca debió haber aceptado “migrantes miserables, sin formación alguna”. Trump también tuvo palabras...

27 Enero 2018, 06:40

El colapso del populismo con disfraz izquierdista

Una de las consecuencias de colapso del denominado “consenso de Washington”, junto a factores como la corrupción y el alejamiento por parte de las organizaciones políticas de la gente (cuya máxima expresión fue la...

26 Enero 2018, 06:12

García Linera, ¿falso profeta o prestigioso intelectual?

Al inicio del año, Álvaro García Linera declaró en un programa televisivo que fue “a la cárcel para que un indígena fuese presidente de Bolivia”, frase que repite con matices en diferentes oportunidades.

26 Enero 2018, 06:11

¿Existe versión boliviana de sindicalistas corruptos?

Al argentino Marcelo Balcedo lo pescaron en Uruguay, donde a 30 Km de un balneario playero, tenía mansión encima de una colina, con 90 hectáreas de terreno, avaluada en más de 5 millones de dólares.

26 Enero 2018, 06:11

Corrupción transnacional

Durante el tiempo en el que una buena parte de los gobiernos de la región eran aquellos adscritos al modelo económico de libre mercado, las denuncias de sus opositores apuntaban a la comisión de actos de corrupción...

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE