Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
EDITORIAL

Tampoco en Alemania

16 Marzo 2018CORREO DEL SUR

Angela Dorothea Merkel asumió el cargo de canciller de Alemania por cuarta vez. El hecho ha sido aprovechado por algunos sectores del gobierno que difundieron, en las redes sociales, mensajes en los que dan cuenta que Alemania es un ejemplo de desarrollo porque permite la reelección presidencial indefinida.

Por ello, es pertinente apuntar que en Alemania tampoco se permite la figura de la reelección indefinida del presidente. El cargo que ostenta Merkel es el de canciller federal y suele ser nombrado a proposición del presidente cuyo cargo, en cambio, es electivo y no permite reelecciones consecutivas.

El actual presidente de la República Federal de Alemania es Frank-Walter Steinmeier. En su país, su nombre corto es el de Bundespräsident. No es elegido por voto universal sino por la Asamblea Federal (Bundesversammlung) que solo se reúne para votar por ese cargo y luego se disuelve. El cargo no es reelegible. Cuanto más, se permite un máximo de dos mandatos de cinco años así que el propio Steinmeier tuvo que alejarse temporalmente de él para ser reelegido. Por eso, su primer mandato fue de 2005 a 2009 y el segundo de 2013 a 2017. El año pasado fue elegido para un segundo periodo continuo y, terminado, no podrá volver a candidatear.

El cargo de canciller, en cambio, es reelegible incluso indefinidamente pero, para ello, es necesario pasar por una serie de acuerdos en los órganos constitucionales y de poder. Para empezar, la persona que sea designada canciller debe ser propuesta por el presidente de la República y su elección se realiza en el Parlamento Federal o Bundestag. La designación del candidato por parte del presidente no es vinculante así que el parlamento puede alejarse del nombre propuesto.

Como se ve, el modelo alemán no es el más apropiado para justificar las aspiraciones prorroguistas del presidente de Bolivia. Mientras nuestro país está concentrando cada vez más poder en torno a la figura presidencial o, subsidiariamente en el partido gobernante, Alemania es un Estado sometido a un equilibrio de poderes tal que, en los hechos, existe un sistema de cogobierno que comparten los políticos con los ciudadanos.

Los integrantes del Parlamento Federal o Bundestag son elegidos por voto popular y son éstos los que eligen al canciller. La suma de este parlamento con la de los designados por los parlamentos de los estados federados constituye la Asamblea Federal o Bundesversammlung que es la que elige al presidente de la República.

El canciller federal maneja la política nacional pero está sometido en ciertas cuestiones al presidente, incluso para la posesión de los miembros de su gobierno. Tampoco es jefe de las fuerzas armadas. El presidente, en cambio, es el jefe de Estado pero debe actuar con neutralidad política. Una vez elegido, debe renunciar a su militancia política. Firma las leyes pero no puede promulgar decretos.

El modelo, por tanto, está muy alejado de la aspiración del presidente boliviano cuyo gobierno está por encima de cualquier equilibrio de poderes. Como se sabe, pese a las limitaciones constitucionales, los demás órganos del Estado se han supeditado al ejecutivo al extremo de convertirse en apéndices.

El presidente del Estado se ha convertido no sólo en una figura de autoridad sino, fundamentalmente, de poder. Pese a su alta investidura, no sólo mantiene su autoridad en su partido sino que sigue presidiendo a los cocaleros. Ya no sólo se justifica su llegada a la presidencia sino que ahora se predica la necesidad de que permanezca en ella incluso indefinidamente. El mensaje subyacente en esa actitud es que el único que puede conducir al país es él pues todos los demás habitantes carecen de esa capacidad.

Mientras nuestro país está concentrando cada vez más poder en torno a la figura presidencial o, subsidiariamente en el partido gobernante, Alemania es un Estado sometido a un equilibrio de poderes tal que, en los hechos, existe un sistema de cogobierno que comparten los políticos con los ciudadanos

  • 202 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

16 Marzo 2018, 06:15

Noticias falsas y noticias triviales

Me intriga la expresión “fake news” (noticias falsas), que Trump usa con frecuencia para afear a medios de prensa críticos, rasgo que copian poderosos de otros países. Creó los “Fake News Awards”, versión que emula...

16 Marzo 2018, 06:15

Peligrosos puritanismos

Desde hace unos meses el mundo contempla el surgimiento de peligrosos puritanismos envueltos con papel celofán, aparentemente correctos, desde campañas del neofeminismo, las sectas disputando el poder político en...

15 Marzo 2018, 06:25

Bolivia en la era de los biocombustibles

El estudio “Biocombustibles sostenibles en Bolivia”, publicado por IBCE y CAINCO (2008), dio cuenta que todos los departamentos del país tienen sus propias vocaciones para producir bioetanol y biodiésel, y poder...

15 Marzo 2018, 06:25

Banderazo

Han pasado tan solo unos días desde que se ha presentado a Bolivia y el mundo la bandera de la reivindicación marítima, estandarte que ha sido confeccionado con aportes de distintos lugares de Bolivia, así como de...

15 Marzo 2018, 06:24

¿Puede tener éxito la cumbre entre Kim y Trump?

El año pasado, Kim Jong-un de Corea del Norte y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se lanzaban insultos mutuamente como niños de jardín de infantes -"El Hombre Cohete está en una misión suicida", dijo...

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE