Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

La ley del embudo

17 Mayo 2018William Herrera Áñez

En el Estado Plurinacional se viene imponiendo la Ley del embudo: ancha, condescendiente y relajada para los oficialistas y estricta y rigurosa para los opositores. Los groseros hechos de corrupción evidencian, en efecto, dos tipos de investigaciones y de procesos judiciales: a) cuando el autor “confeso” forma parte de las filas del Gobierno recibe un trato y, por tanto, habrá un determinado resultado; y b) cuando el presunto autor es de las filas de la oposición, recibe otro muy distinto.

En general, para los corruptos de la oposición no existe el debido proceso, las garantías judiciales ni los Convenios y Tratados Internacionales, y salvo algunas excepciones, todos terminan en la cárcel o prófugos por falta de garantías procesales. En cambio, los corruptos del oficialismo no sólo reciben protección y cuando los encuentran flagrantes tienen tratos privilegiados, sino que muchas veces han salido en hombros de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El tratamiento discriminatorio es patético desde el primer momento de ingresar la denuncia. Así, la mayoría de los hechos delictivos derivados del abuso de poder son rechazados, o cuando logran ingresar al sistema penal, esas denuncias las ponen en la “congeladora” por algún tiempo y terminan muriéndose por inanición judicial. Los órganos de persecución penal, en cambio, son selectivos y eficientes a la hora de realizar el trabajo primario, básico y elemental que supone toda investigación y acusación en contra de los opositores.

Los procesos judiciales, por tanto, concluirán y establecerán unas determinadas responsabilidades penales dependiendo de quién sea el autor o los autores. Esta particularidad será determinante para que el aparato represivo del Estado funcione de una determinada forma o, simplemente, deje de funcionar. No cabe duda entonces que la maquinaria del Estado espera bien aceitada y es muy eficiente cuando se trata de reprimir hechos delictivos en contra de ciudadanos alejados del poder.

Así, por ejemplo, el oficialismo estuvo de acuerdo en que se investigue a la transnacional y experta en corrupción Odebrecht, sabiendo que esta empresa no tuvo trato ni contrato directo, sino a través de sus subsidiarias. Sin embargo, el oficialismo se ha negado de incluir en esta investigación a las empresas vinculadas con Odebrecht, que sí se adjudicaron la construcción de la Carretera que intenta cruzar por el corazón del TIPNIS, incluso se inauguró la obra y por supuesto que se ha tenido que entregar recursos económicos.

Hay otra categoría de casos donde se investiga pero no para esclarecer sino para oscurecer y desviar la verdad histórica del hecho criminal. Existen muchos ejemplos en este sentido como los históricos casos Chaparina, La Calancha, el proceso a Leopoldo Fernández. En el conocido caso terrorismo-separatismo no solo que no se ha investigado la ejecución extrajudicial de tres ciudadanos extranjeros sucedida el 16 de abril de 2009 en el Hotel Las Américas de Santa Cruz, sino que se acusó a un grupo de ciudadanos que lucharon por la autonomía. Esta cacería humana no fue un hecho simplemente policial, sino un hecho político debidamente planificado, que se convierte en un delito de lesa humanidad e imprescriptible, cuya responsabilidad o responsabilidades falta establecer.

La Ley del embudo, que funciona a la perfección, se hace sentir no sólo a nivel primario y en casos menores. En el Tribunal Constitucional Plurinacional los recursos que plantean los opositores son igualmente rechazados, en cambio, los que ingresan del oficialismo salen favorables y en tiempo récord. Y como de muestra basta un botón, la Sentencia Constitucional 0084/2017 de 28 de noviembre, busca constitucionalizar no sólo la reelección indefinida de los actuales gobernantes sino además que vulnerar la Constitución constituiría un derecho humano.

Todo este comportamiento y trato selectivo se debe al control político que ejerce el Ejecutivo sobre el Órgano Judicial, intromisión que ha generado una crisis descomunal en todo el sistema. Esta crisis del sistema judicial distorsiona las investigaciones, los procesos judiciales y el sistema constitucional, generando una sistemática inseguridad jurídica y ciudadana, que termina fomentando la impunidad y la sensación de zozobra en la ciudadanía.

  • 205 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

17 Mayo 2018, 06:38

Incahuasi un circo masista

Iniciaremos recordando en qué momento se encuentra el proceso que por la vía legal se está siguiendo sobre el caso Incahuasi. El viernes de la semana pasada se ha presentado, a través del Gobernador Urquizu...

17 Mayo 2018, 06:37

Gobierno boliviano y la mayor injusticia contra Chuquisaca: Incahuasi es Bolivia

El Estado y toda sus instituciones se hallan situadas instrumentalmente al servicio de los derechos fundamentales, atributos esenciales de sus ciudadanos tal como describe la Constitución y la Declaración...

17 Mayo 2018, 06:37

Empresario o empleado: ¿qué prefiere?

Muy pocas veces, en mis doce años de columnista, uno de mis artículos provocó tantas reacciones como el titulado “En el Día del Trabajador ¡reivindico al empresario!”, rótulo que para unos fue desafiante y para otros...

17 Mayo 2018, 06:36

Zapateros

Omar Velasco, un periodista potosino recientemente fallecido, solía contar aquella anécdota en la que, tras el triunfo de la Revolución Nacional, la cúpula del MNR se reunió en la prefectura de Potosí para repartirse...

17 Mayo 2018, 06:36

Bolivia en el Día de Internet

Hoy, 17 de mayo, es una jornada que en todo el mundo se dedica a la evaluación, análisis y reflexión sobre el enorme impacto que Internet y las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) están teniendo...

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE