Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
CIENCIA CUÉNTICA

El cuerpo permanentemente enfermo

13 Junio 2018Ivonne Ramírez Martínez - CAD USFXCH

En Bolivia se dice que 3 de cada 100 personas tienen alguna dificultad permanente (aunque los mecanismos de calificación de la discapacidad aún son muy débiles y subjetivos), donde el 50.9% son mujeres y 49.1% hombres, (INE, 2012) es decir, que de 10.059.856 habitantes el 3.4% que equivale a 342.929 personas declararon tener alguna dificultad permanente. De este total, 243.298 viven en el área urbana y 99.631 en el área rural, cifras que han ido en ascenso de acuerdo con los tres últimos censos.

Las personas con discapacidad desde algo más de dos años y luego de haber librado una gran batalla con el Gobierno, han accedido a una renta de 250 bolivianos, en condición de asistencialismo, dejando sin análisis ni cuestionamiento al Estado otros derechos, medicalizando la condición de éstos y restringiendo el acceso a la categoría de “discapacidad”.

"Sin acceso a mi ciudad" forma parte de un estudio realizado por nosotros sobre la temática de la libre transitabilidad, la seguridad y la accesibilidad de las personas con discapacidad, y forma parte de un estudio mayor, ya que la categoría de análisis sociológico se viene trabajado desde diversas perspectivas, que muestran cómo en la cotidianeidad estas personas se convierten en presidiarias sin rejas de su entorno. El objetivo fue determinar la accesibilidad de la persona con discapacidad a las edificaciones de la ciudad de Sucre y municipios de Chuquisaca. Se realizaron además, entrevistas a personas con discapacidad, directores de carreras de la Universidad San Francisco Xavier, chóferes de transporte público y se aplicó una guía de verificación de la accesibilidad a instituciones públicas de la ciudad y municipios (centros de salud y educación, mercados, áreas de recreación, iglesias católicas, entidades bancarias y vías públicas). El estudio se apoyó en teóricos del cuerpo y el habitus (Bourdieu, 1998) y ese habitus de discapacidad, homogeneizador impositivo de un cuerpo no legítimo que ocasiona el desalojo de su medio (Ferrante, 2009). Los resultados muestran que las edificaciones de las instituciones públicas son inaccesibles, inseguras, y no transitables por la presencia de barreras arquitectónicas y otros elementos urbanos. Concluyendo que permanece la negación en el imaginario colectivo de un cuerpo no íntegro, ilegítimo y no acorde con el patrón de cuerpo idealizado y simbólico establecido por la sociedad deseante de un cuerpo fuerte, un cuerpo sano y un cuerpo bello, como conceptos de “dominación que erigen las tiranías de la perfección” (Ferrante, 2014)

En una segunda parte, se analizaron las actitudes de los estudiantes en salud frente a la discapacidad. Los resultados mostraron que las actitudes no son las más favorables en las carreras de psicología, medicina y kinesiología de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca, aunque éstos últimos obtuvieron mejores puntuaciones en relación a los anteriores, no fueron las más óptimas. Tratándose de futuros profesionales del área se esperaban mejores puntuaciones en pro de este grupo que reclama mayor justicia social en el campo de la salud.

En este periodo interesa continuar profundizando sobre las políticas de salud como uno de los derechos más vulnerados por la concepción de cuerpo normal hegemónico que sostiene el sistema de salud en su conjunto. Las reflexiones parten del modelo biopsicosocial que detenta el continuo curso de la vida a partir de la Ley 475, que en su base ideológica parte de un presupuesto de modelo de cuerpo que sujeta a la persona con discapacidad a una mirada alienante, opresora y violenta. El cuerpo de la persona con discapacidad es visto desde la concepción biomédica de enfermedad y patología, desposeído de su capital simbólico y víctima del proceso de discapacitación. Los conversatorios con personas con discapacidad y personal de salud (médicos y enfermeras) ratifican que la condición física del cuerpo de la persona con discapacidad es vista como permanentemente enferma, deficiente y anormal, biologizando la discapacidad. Su desconstrucción histórica, política y social permitirá reflexionar sobre la importancia de repensar la ideología de la normalidad y los principios de normatividad hegemónica hacia la emancipación y la diversidad funcional.

  • 467 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

13 Junio 2018, 06:29

TSE ¿cómplice?

La pregunta es: ¿Pueden siete miembros del TSE autoatribuirse una “posición” institucional respecto a la Sentencia del TCP sobre la repostulación de mandatos? ¿Es legal y legítimo mantener al país en la incertidumbre?

13 Junio 2018, 06:28

El populista euro

La mayoría de los italianos quieren dos cosas: nuevo liderazgo político y el euro. La pregunta es si pueden tener ambos. El punto sobre el nuevo liderazgo no es polémico.

13 Junio 2018, 06:27

El fin de un largo armisticio

La entrevista celebrada en Singapur entre el presidente de los Estados Unidos y el líder de Corea de Norte tal vez sea recordada como el principio del fin del que se ha convertido en el armisticio más largo del...

13 Junio 2018, 06:27

Privatizar los mercados públicos

Sostengo que debemos privatizar los mercados públicos o populares, a riesgo de cometer un pleonasmo, sabiendo que los mercados libres son por su naturaleza públicos y populares y que no existe nada más democrático...

13 Junio 2018, 06:26

Quiborax y la lógica jurídica

El Estado boliviano está obligado a pagar un monto, actualizado, de más de 50 millones de dólares a la empresa chilena Química del Bórax (Quiborax) por haber anulado las concesiones que ésta tenía en el Salar de Uyuni.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE