Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Ley municipal no logra reducir la proliferación de perros

11 Febrero 2018César Vale
CALLEJEROS. El parque Simón Bolívar es uno de los lugares de mayor concentración de perros, que ponen en riesgo la segur

CALLEJEROS. El parque Simón Bolívar es uno de los lugares de mayor concentración de perros, que ponen en riesgo la segur

A casi tres años de la promulgación de la Ley Municipal Nº 60/15 de Protección, Tenencia y Bienestar de los Animales no bajó la proliferación de perros en Sucre y mucho menos los casos de mordeduras, al contrario se incrementaron hasta alcanzar cifras alarmantes. Según profesionales del área, la Alcaldía no aplica la norma con la dureza necesaria y ésta argumenta que no cuenta con los medios suficientes y culpa a los pobladores de falta de conciencia. Consideran que la esterilización masiva y la sanción rigurosa a los dueños podría revertir la situación.

En Sucre, por cada tres personas hay un perro, vale decir que superan los 80.000 y aproximadamente un 70% de ellos viven habitualmente en las calles debido al descuido de sus dueños, y a raíz de ello, por ejemplo en 2017 se registraron 2.683 casos de mordeduras, 733 casos más que la gestión anterior, y en el primer mes de este año, la cifra ya alcanza a 333 casos de mordeduras.

LA NORMATIVA

Tras la crisis en 2011 –año en que se registraron 2.850 casos de mordeduras, se confirmaron 27 casos de rabia canina y se lamentó la muerte de tres niños a causa de rabia humana–, en 2012 se planteó en Sucre la necesidad de elaborar una Ley Municipal que sea mucho más rígida que el reglamento vigente desde 2003.

Entre 2013 y 2014 fue debatido en el Concejo Municipal Sobre un proyecto del Colegio de Médicos Veterinarios de Chuquisaca, y finalmente en abril de 2015 se promulgó la norma por el ex alcalde Moisés Torres, constituyéndose en la primera Ley de Protección, Tenencia y Bienestar de los Animales del país, aunque su reglamentación, que debió realizarse en 90 días calendario, se dilató por más de un año.

En la nueva norma se establecieron derechos y necesidades de los animales, por ejemplo, a los cuidados y a la protección del hombre, el acceso constante a agua y alimentación adecuada, a gozar de un buen estado de salud, a contar con un ambiente apropiado de resguardo y descanso, a no ser sometido a malos tratos y a no ser explotado para el esparcimiento de las personas, entre otras.

También se implantó condiciones a los pobladores para la tenencia de animales, como un número razonable que pueda mantener, proporcionar un alojamiento adecuado, encargarse de los procedimientos médicos veterinarios preventivos y curativos, registrarlos y adoptar medidas necesarias para evitar situaciones de peligro para el ser humano, para sí mismo o para la naturaleza, entre otros.

En el artículo 7 se estableció una serie de prohibiciones como dejarlos sueltos para evitar que puedan ocasionar daños personales y materiales y también evitar la crianza y el adiestramiento de animales para amedrentar y dañar a la comunidad o para fines ilícitos.

Dentro de las competencias se estableció que la Dirección Municipal de Salud debe fomentar políticas, planes, programas y proyectos de salud para la vigilancia epidemiológica a través de la prevención, control de riesgos y daños a la salud pública.

Asimismo, al Centro Municipal de Zoonosis se le otorgó, por ejemplo, la función de controlar y vigilar las enfermedades zoonóticas y vectores, previniendo los daños a la salud pública, capturar animales vagabundos sorprendidos en vía pública y de aquellos que se encuentren enfermos, heridos o abandonados, además socializar y hacer cumplir estrictamente la normativa.

En cuanto a las infracciones se establecieron tres niveles: leves, graves y gravísimas, en este último caso, por ejemplo, abandonar animales domésticos, de compañía en vía pública o dentro de un domicilio de manera temporal o permanente, y trajinar perros con problemas de agresividad, sin correa, bozal y las medidas de seguridad que correspondan, entre otras.

Finalmente se instituyeron sanciones económicas a los propietarios y decomiso de los animales, tomando en cuenta la gravedad de la infracción cometida.

PERROS Y MORDEDURAS

Durante los últimos cinco años se estima que la población canina de Sucre se incrementó de 45.000 a 80.000, a un promedio de 7.000 por año, tomando en cuenta que cada año se vacunan esa cantidad de perros menores de un año.

Sobre los casos de mordeduras de perros a humanos, el Área de Control de Brotes y Enfermedades Zoonóticas del Servicio Departamental de Salud (SEDES) Chuquisaca cuenta con datos estadísticos precisos que revelan que entre 2013 y 2016 se registraron 1.898, 1.988, 2.094 y 1.950 casos, respectivamente; sin embargo, el 2017 esa cifra se disparó hasta alcanzar a 2.683 personas afectadas.

“Solamente en enero de este año hemos llegado a atender a 333 personas que han sido mordidas por perros y haciendo una comparación con los años 2016 y 2017 en los que hemos atendido a 216 y 214 casos, respectivamente, vemos que hay un incremento que supera los 100 casos y eso definitivamente nos tiene que llamar mucho la atención. Ha habido semanas en las que hemos atendido a 20 personas por día, lo que antes eran ocho a diez personas”, explicó el responsable del área, Alfredo Carvajal.

El 90% de las personas mordidas fueron atacadas por perros que estaban en las calles y el 10% por animales que se encontraban dentro de una vivienda, por lo que las víctimas tuvieron que correr con los gastos de curación ya que nadie se responsabilizó por ellos.

“No es novedad para nadie que existe muchísimo can en la calle en la ciudad de Sucre, hay agresiones severas que se han provocado en esta gestión, tenemos registrados por lo menos cuatro personas que han sufrido agresiones gravísimas no solamente por un can sino por dos o más canes y que han necesitado incluso suturas y un tiempo de recuperación muy prolongado”, comentó Carvajal.

El grupo etario que más agresiones sufre con los perros es el que abarca entre los 15 y los 50 años, vale decir aquellas personas que por motivos de estudio o trabajo circulan frecuentemente por las calles.

En muchos casos, las agresiones se registraron en sitios turísticos de Sucre como el Parque Simón Bolívar, la plaza 25 de Mayo, el entorno del Mercado Central y la zona de La Recoleta, entre otros. En la gestión pasada, un promedio de dos extranjeros por semana reportó agresiones en estos lugares, con un serio desprestigio para el turismo.

“La vacuna que utilizan los extranjeros por lo general no es de distribución gratuita sino a la venta, y cada dosis cuesta alrededor de Bs 270; si eso se multiplica por cinco, que es lo mínimo que requiere una persona, entonces el gasto asciende a más de Bs 1.300”, indicó Carvajal.

Una herida provocada por un perro tiene un 90% de probabilidad de infectarse, además la cicatriz dejada tiende a convertirse en queloide debido al alto grado de contaminación.

GASTO PARA EL ESTADO

La proliferación de perros en la ciudad y el incremento de los casos de mordeduras también suponen un gasto para el Estado. En el primer caso, en gestiones pasadas, entre el Ministerio de Salud, la Gobernación y la Alcaldía gastaban unos Bs 200 mil para encarar las campañas de vacunación, en cambio ahora el monto asciende aproximadamente a Bs 500 mil.

Mientras, para el tratamiento de una persona que sufrió una mordedura, el SEDES eroga un promedio de Bs 80 solamente en la aplicación de la profilaxis antirrábica humana, sin contar con gastos en insumos y el pago a tres profesionales que se dedican exclusivamente a esa tarea.

Según el responsable del Área de Control de Brotes y Enfermedades Zoonóticas del SEDES una esterilización masiva a los perros y una sanción drástica a los dueños irresponsables podrían ayudar a revertir la situación actual.

“Para que haya una disminución considerable de animales en las calles mínimamente se tiene que esterilizar al 20% de la población canina, es decir si actualmente hay unos 80.000 canes, se debe esterilizar anualmente de 15.000 a 20.000 animales, pero el Gobierno Municipal Autónomo de Sucre mediante su instancia respectiva que es el Centro Municipal de Zoonosis no tiene la capacidad para esterilizar esa cantidad; esteriliza anualmente 1.000 a 2.000 y eso no es nada”, indicó.?

LA ALCALDÍA

Desde la Alcaldía consideran que pese a las campañas de concienciación que realizan, los propietarios de mascotas son reacios a cumplir la norma y prefieren criar a sus perros en las calles poniendo en riesgo la seguridad de los demás pobladores y tampoco acuden a hacer esterilizarlos ni siquiera porque el procedimiento es gratuito.

“El tema de la educación, la tenencia responsable está muy mal enfocada, el dueño de la mascota no asume su responsabilidad enteramente y lo deja en la calle”, señaló el responsable del Centro Municipal de Zoonosis, Carlos Téllez, al comentar que continuamente realizan capturas de perros en las calles, como indica la normativa, sin embargo, esa tarea es reprochada por algunos sectores de la población.

En este mes, el Centro Municipal de Zoonosis confirmó que aplicará el plan piloto de registro y colocado de chips a los perros para promover la tenencia responsable de mascotas; inicialmente cuenta con 1.000 unidades y tienen previsto adquirir más en función a la necesidad.

LOS PROFESIONALES

Desde el Colegio de Médicos Veterinarios y Zootecnistas de Chuquisaca consideran que las autoridades no están haciendo cumplir la Ley Municipal Nº 60/15 de Protección, Tenencia y Bienestar de los Animales que establece sanciones a los dueños irresponsables, quienes incluso deberían ser denunciados por la Alcaldía ante el Ministerio Público, según manifestó su presidente, Jhon Flores.

“Ya deberían dejar de echarse la culpa entre las dos instituciones del medio que tiene que velar sobre estos casos y de todos los problemas zoonóticos y de salud pública: la Alcaldía llamada por ley tiene un ordenamiento jurídico, la ley municipal 60/15, y la ley 700 que también le atinge, y el SEDES a cargo de la inmunización de canes; entonces lamentablemente si jugamos al gato y al ratón no vamos a poder cumplir los objetivos, vamos a seguir incrementando las mordeduras, pero lo más alarmante que pueden derivarse en rabia humana”, señaló.

También denunció que no existe control en el tránsito de animales desde otras ciudades tanto vía terrestre como aérea, lo cual podría derivar en la importación del virus de la rabia, por ejemplo, desde Santa Cruz, donde recientemente se registraron algunos casos.

“Hay muchas líneas áreas que siguen permitiendo llegar mascotas de otros departamentos sin una certificación de un veterinario que acredite que un perro está completamente vacunado”, señaló Flores.

Recordó que a iniciativa de esa institución, el año pasado se rearticuló el comité interinstitucional de lucha contra la rabia y las enfermedades zoonóticas a la cabeza del SEDES y la Alcaldía y se declaró la alerta amarilla que permitía la asignación de recursos económicos para encarar proyectos a corto, mediano y largo plazo.

“Este comité hizo un plan de acción bajo tres ejes temáticos, uno era la parte normativa, la Alcaldía tenía que sancionar a los dueños, dejar notificaciones donde se han encontrado casos; el SEDES tenía que atender casos donde ha habido mordeduras, hacer un rastrillaje epidemiológico, pero también las sociedades protectoras tenían que ser parte de ello, pero llegado el momento de aplicar, el Alcalde no conocía del tema ni el Director del SEDES, entonces nosotros como Colegio quedamos con las buenas intenciones, hemos asistido a proponer políticas de cómo mejorar”, indicó.

Instó a la Alcaldía encarar el registro a las mascotas como establece la ley, además sancionar a los dueños irresponsables e incluso denunciarlos ante el Ministerio Público; asimismo pidió a las sociedades protectoras a coadyuvar en la aplicación de la norma y no entorpecer.

PROTECTORES DE ANIMALES

Por su parte, la presidenta de la Asociación Protectora de Animales Chuquisaca (APACH) también cuestionó la dejadez de la Alcaldía en la aplicación de la normativa y criticó la actitud de muchos vecinos que insisten en criar animales en las calles.

“Seguimos en la misma situación, como no hay ninguna sanción la gente sigue haciendo lo que siempre ha hecho desde mucho antes; sin embargo, el problema continua en aumentó”, lamentó.

DATOS IMPORTANTES

EL DUEÑO

Controlar la reproducción indiscriminada del animal de compañía para evitar la sobrepoblación.

LA ALCALDÍA

Capturar animales vagabundos sorprendidos en vía pública y de aquellos que se encuentren heridos, enfermos o abandonados.

LA NORMATIVA

En el espacio público de dominio municipal, los animales de compañía deberán ir acompañados o conducidos mediante correa y collar con una placa para identificación visual, de manera obligatoria.

INFRACCIÓN

Abandonar animales domésticos de compañía en vía pública o dentro de un domicilio de manera temporal o permanente.

DELITO GRAVE

Abandonar o dejar suelto un animal con problemas de conducta o agresividad o no haber adoptado las medidas necesarias para evitar su escape y extravío.

Gestión 2017

2.683 casos de mordeduras atendió el SEDES Chuquisaca durante la gestión 2017.

Enero 2018

333 personas fueron víctimas de mordedura de canes en el primer mes de este año, unos 100 más que el mismo periodo del año pasado.

CASOS. A excepción de 2011 cuando se registraron 27 casos de rabia canina, los cuales derivaron en rabia humana con el l
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE