Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Río deja sus miserias y se mete en la samba

11 Febrero 2018EFE
DESAFÍO. Marcelly Morena, 32 años, que se convertirá en la primera "passista" transgénero del carnaval de Río.

DESAFÍO. Marcelly Morena, 32 años, que se convertirá en la primera "passista" transgénero del carnaval de Río.

HOMICIDIOS

El número de homicidios contra homosexuales, transgénero y bisexuales en el país suramericano pasó de 343 en 2016 a 445 contabilizados el año pasado.

Mar Marín y Andrea Usero/EFE

 

"En ese carnaval, por primera vez en la vida, tuve lo que siempre quise: ser otra que no yo misma". Así vivió Clarice Lispector su primer carnaval. Como ella, Río de Janeiro aparca por un momento sus miserias para entregarse estos días a la fantasía de volver a ser la "Cidade Maravilhosa".

Durante unos días, Río pelea por olvidarse de sus problemas y se deja arrastrar por la imaginación, la purpurina y la samba, que "espantan la tristeza de nuestras almas, nos aturden y nos llenan de placer", en palabras de Afonso Henriques de Lima Barreto.

"Todos nosotros vivimos para el Carnaval (...) todos pensamos todo el año en la diversión carnavalesca (...) Nuestra triste vida, en un país tan triste, necesita de esos espacios de satisfacción y de placer", escribía el genial cronista brasileño hace un siglo.

Los cariocas intentan olvidarse, por ejemplo, de la tragedia de Emilly, una niña de tres años muerta en la madrugada del martes cuando unos atracadores tirotearon el coche en el que se encontraba con sus padres, en Anchieta, en la zona norte de la ciudad.

O Jeremías, de 13 años, que murió pocas horas después por una bala perdida durante un tiroteo entre policías y "bandidos" en la Maré, el mayor complejo de favelas de la ciudad.

Emilly y Jeremías son las últimas víctimas de la ola de violencia que ha dejado más de 150 muertos en lo que va de año en Río, una ciudad que se desangra con 20 tiroteos al día y que contabilizó 6.700 homicidios en 2017.

Hasta el próximo día 14, las informaciones sobre el Carnaval irán ganando espacio en los medios y relegarán a las noticias que antes ocupaban las primeras páginas, como el avance de la fiebre amarilla, que se ha cobrado ya 21 vidas en el Estado de Río y golpea a destinos paradisiacos como Ilha Grande.

Las calles de la que fue "Cidade Maravilhosa" se vuelven en estos días gigantescas pasarelas para los "blocos" (comparsas), los protagonistas de la fiesta popular en la "rúa".

Sus "marchinhas" (himnos) retumban en la ciudad como una expresión de la mejor fiesta del mundo para unos y de "la más profunda miseria mental", como apuntaba Lima Barreto, para otros.

"Las comparsas y los grupos salen de sus cuevas y vienen para el centro de la ciudad a soltar cosas infames", lamentaba el escritor, un crítico contumaz del carnaval.

La "folia" (fiesta) barre, casi literalmente, a los mendigos que abarrotan el centro y la zona sur, en especial en los turísticos barrios de Copacabana e Ipanema, la "postal" de Río.

Los "moradores de rúa" (habitantes de la calle) se han multiplicado con la crisis en los últimos años y superan los 14.000 en una ciudad que cuenta apenas con 2.000 plazas para atender a indigentes en 37 centros de acogida.

Pese a los intentos de las autoridades por dibujar un escenario optimista, Río continúa ahogado por la crisis -con cerca de un millón de desempleados- y no logra superar la "quiebra" que declaró en vísperas de los Juegos Olímpicos de 2016, que dejaron una cuantiosa factura pendiente que los cariocas tardarán en terminar de saldar.

Ahora, es tiempo de fiesta y "es nuestra misión, carnavalizar la vida, que está hecha para sambar", reza una popular "marcinha".

La periodista Eliane Cantanhêde lo resume así: "El pueblo brasileiro está cansado de escándalos, de robos, de crisis, de ajustes, de todos los partidos involucrados en una nube de confusiones. Pero el pueblo brasileiro nunca se cansa de carnaval".

Marcelly Morena, a sus 32 años, se convertirá en la primera "passista" transgénero del carnaval de Río de Janeiro.

"Es una satisfacción inmensa estar 'sambando' delante de los prejuicios", enfatizó Marcelly al hablar de los sentimientos que le genera ser la primera "passista" trans que conseguirá desfilar en el mítico sambódromo carioca.

Las "passistas" son mujeres enfundadas en escuetos trajes de plumas y purpurina que bailan a la cabeza de las escuelas de samba durante los desfiles y son una figura relevante del carnaval brasileño

  • 112 veces leída
  • Panaroma
  • Carnaval, Río de Janeiro, Brasil, samba

También le puede interesar...

13 Febrero 2018, 09:28

Evo considera sospechoso que una explosión de garrafa cause ocho muertos

Ministro Carlos Romero ratifica que las investigaciones preliminares apuntan a la detonación de garrafa

13 Febrero 2018, 09:14

Dan el último adiós a ocho fallecidos de una familia en Oruro

Continúan las investigaciones sobre la explosión que enlutó el Carnaval

11 Febrero 2018, 09:31

Carnaval padillense

“Patrimonio Cultural y Tradicional del Estado Plurinacional de Bolivia”

11 Febrero 2018, 09:26

Carnaval nativo tarabuqueño

Una cuestión social: las “mesticitas”, el genuino salaki…

11 Febrero 2018, 09:20

¡Carnaval toda la vida!

Arca de Noé

15 Noticias destacadas de 2017
en tres minutos

Anuario 2017

Anuario 2017

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol

Páginas Amigas

SoySucre.info: La mejor Información Turística de Bolivia.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE