Diario Digital Correo del Sur

El Gobierno recibe con optimismo efeméride patria

06 Agosto 2017Sucre/CORREO DEL SUR
PANORAMA. El Gobierno asegura que los cambios y mejoras en el cotidiano de la gente se reflejas en cientos de miles...

PANORAMA. El Gobierno asegura que los cambios y mejoras en el cotidiano de la gente se reflejas en cientos de miles...

PREVISIONES

El ministro de la Presidencia, René Martínez, asegura que en el país se aplicaron las medidas necesarias para enfrentar la crisis económica internacional, por lo que ésta no afectó "sustancialmente" la economía nacional.

Tras 11 años en el poder, el Gobierno celebra hoy los 192 años de vida independiente de Bolivia con satisfacción y con la meta de profundizar el denominado “proceso de cambio”, que asegura cumplió con gran parte de sus compromisos políticos.

El ministro de la Presidencia, René Martínez, asegura que este 6 de Agosto será distinto a los del periodo neoliberal, porque se puede ver al pasado como “algo que está siendo superado”, y hace una evaluación de la economía, la inversión en salud y el conflicto con Chile, en este aniversario patrio en el que se cuestiona a ¿dónde va el país?

CORREO DEL SUR (CS).-¿Qué marca la agenda oficial del Gobierno en materia de economía, relaciones internacionales, bienestar social, seguridad y educación para lo que resta de la gestión y el venidero 2018?

René Martínez (RM).- Es innegable que los sueños de muchas generaciones de patriotas se hacen realidad en la Bolivia de hoy.

En el marco de esta nueva realidad boliviana en materia económica, tenemos como tarea principal la profundización del proceso de cambio, y dentro de éste, la dinamización de la gestión pública.

Tenemos que avanzar más en los objetivos de transformación de nuestra revolución democrática y cultural.

Esto supone además un mayor énfasis en el bienestar social, mediante las políticas sociales que mejoren las condiciones de vida de los bolivianos y bolivianas.

En comparación con el modelo económico neoliberal que privilegiaba a la inversión extranjera, ahora nuestro Estado Plurinacional le da un rol fundamental a la inversión pública, acumulando excedentes y redistribuyendo la riqueza mediante el tejido social para llegar a todas nuestras familias.

Los gobiernos neoliberales priorizaron el entreguismo, construyeron la Bolivia de la mendicidad, rifaron nuestras empresas estratégicas, subordinaron nuestra economía a los mandatos del FMI y del Banco Mundial, para dejarnos un Estado en cuasi quiebra.

Ahora, en el nuevo Estado Plurinacional, gracias a la apertura irreversible del proceso de cambio recuperamos la dignidad y la soberanía económica.

¿Porqué acuñamos nuestra década de victoria? Porque tenemos superávit y crecimiento, vivimos en un Estado próspero que redistribuye los excedentes y orienta las políticas públicas al ser humano, generando así nuevos horizontes de futuro para las nuevas generaciones, gracias a la nacionalización de nuestros hidrocarburos.

¿Qué debemos valorar más de nuestros resultados económicos? Por supuesto que la estabilidad económica que irradia y garantiza la estabilidad social y es producto de la estabilidad política.

En definitiva, el fortalecimiento económico de nuestro Estado Plurinacional marca una enorme diferencia con el Estado Neoliberal porque registra un récord en inversión pública.

CS.- ¿Cómo llega la administración estatal a la celebración del 192 aniversario de la fundación de Bolivia, hoy Estado Plurinacional de Bolivia?

RM.- Con plena satisfacción por lo mucho que hemos avanzado y conquistado, pero también con mucha motivación por todo lo que nos toca por hacer para profundizar entre todos el proceso de cambio.

Llegamos con la seguridad de que estamos ante un 6 de Agosto totalmente diferente a las anteriores fiestas patrias. Podemos mirar al pasado como algo que está siendo superado, de manera definitiva por toda la sociedad boliviana. Estamos orgullosos por todo lo que hicimos en estos 11 años.

También expresamos la necesidad de un sincero sentimiento de autocrítica por las cosas que se pudieron haber mejorado. Esa experiencia nos permite fortalecer nuestra gestión de Gobierno.

CS.- A más de 11 años en el poder, ¿se puede decir que las promesas electorales que llevaron al presidente Evo Morales a Palacio de Gobierno se cumplieron al 100%? ¿Qué faltó? ¿Qué se viene?

RM.- Es grato escuchar que se reconozca que se cumplió con la agenda de demandas que inauguraron el proceso de cambio.

Hemos materializado la mayoría de las demandas de la Agenda de Octubre.

Lo que se viene en el país, siempre en el horizonte de continuidad del proceso, es la Agenda 2025 que plantea nuevos desafíos para el país.

CS.- El Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 diseña un modelo basado en cifras optimistas de la economía nacional y del entorno latinoamericano y mundial. Sin embargo, en el último año o algo más, la situación ha sufrido un contraste debido, principalmente, a la baja de los precios de las materias primas en las que Bolivia ha basado históricamente sus proyecciones. En este contexto, ¿nos aproximamos a una etapa peligrosa con riesgos de recesión, o todavía hay motivos para sentirnos optimistas?

RM.- Es urgente que se haga conciencia que la decisión valiente y acertada de nuestro hermano presidente Evo Morales de nacionalizar nuestros recursos naturales e invertir el porcentaje de utilidades (que antes se llevaban 82 de cada 100 dólares y ahora es al revés) nos ha permitido impulsar el despegue de la economía boliviana: Este, sin embargo, no es el único factor que influye en el buen desempeño económico del país.

Tenemos otros factores como la gran inversión pública, la política de redistribución que expandió el mercado y el consumo internos, la política de ahorro interno, la bolivianización de la economía, la mayor actividad del sistema bancario, el control de la inflación y otros factores que son importantísimos para tener una economía pujante.

El promedio de crecimiento de 4% es el más alto de la región y demuestra un comportamiento económico favorable sin precedentes en la historia. Aunque los precios de las materias primas han bajado, el nivel de crecimiento se mantiene sostenible porque se ha potenciado el Boliviano, se ha fortalecido la capacidad adquisitiva y se ha incrementado la inversión pública. Además, existen nuevos indicadores muy positivos, como el repunte de las materias primas, el incremento de las reservas internacionales, la baja inflación y el bajo nivel de desempleo.

Con todos estos datos, que quieren ser desconocidos por los gurús del neoliberalismo, claro que somos optimistas y realistas y esa perspectiva nos permite prever estabilidad y sostenibilidad del crecimiento económico.

CS.- También en el plano económico, ¿se puede hablar, al cabo de más de diez años de gestión, de cambios sustanciales y mejoras en la situación general de los habitantes del país?

RM.- Por supuesto que sí. El haber sacado a más de 2 millones de bolivianos de la pobreza es un cambio sustancial en la historia de nuestro país.

La reducción significativa, a casi cero, del analfabetismo tiene que llenarnos de orgullo.

El ver ciudades, pueblos y comunidades con acceso a agua potable, electricidad las 24 horas del día, gas domiciliario, con escuelas dignas, con centros de salud y hospitalarios, también con campos deportivos de primera; todo eso, es sin duda alguna el progreso del país y la mejora integral de las condiciones de vida de todos los bolivianos.

Estos logros son incuestionables y son el resultado de 11 años de trabajo que jamás habíamos visto los bolivianos en los 192 años de vida independiente, y todo con el liderazgo, trabajo y dedicación de nuestro presidente Evo Morales.

CS.- Acercándonos a la realidad de lo cotidiano, ¿será posible sostener las cifras oficiales que indican que los niveles de pobreza extrema bajaron sustancialmente en el último decenio en Bolivia?

RM.- La realidad de lo cotidiano está a la vista de todos los bolivianos.

No creo que Jeffrey Sachs, el Banco Mundial, la CEPAL, el PNUD, el BID y otros organismos internacionales reconozcan la enorme reducción de la pobreza, si no tuvieran datos que lo sustenten. No creo que estén en el absurdo político de la oposición que piensa que estos organismos y gurús son oficialistas.

CS.- Bolivia, un país con los peores indicadores sociales a nivel de Sudamérica, ¿habrá podido revertir en este tiempo la calamitosa situación de los servicios esenciales como el de la salud? Era una de las grandes metas…

RM.- La calamitosa situación de la salud es una pesadilla que nos recuerda al viejo Estado Republicano y sus gobiernos. Por esa razón en la Bolivia de hoy la inversión en salud es la más alta de la historia y una de las más altas de América Latina. El Presupuesto General del Estado (PGE) para la gestión 2017 privilegia la asignación para salud y educación, en proporción superior a defensa (Fuerzas Armadas) y Gobierno (Policía).

Tanto la asignación para salud como la de educación se han multiplicado por seis comparando el presupuesto de 2005 con el de 2017.

Queda aún mucho por hacer, pero en la Agenda 2025 está contemplada una inversión inédita de más de $us 1,600 millones para la construcción de 46 hospitales de segundo, tercer y cuarto nivel.

CS.- Los sectores productivos, agrupados en la Cámara Nacional de Industrias (CNI), comienzan a mostrarse inquietos por el comportamiento de la economía y advierten sobre una desaceleración económica ¿Hasta qué punto es justificable o no esa su inquietud, en la visión del Gobierno?

RM.- No es justificable por todo lo que anteriormente decía. Mientras se mantenga el modelo económico que prioriza la distribución del excedente a los sectores más excluidos y se nacionalice el dinero de los recursos naturales, la economía seguirá siendo solvente y estable.

Nuestras previsiones, a diferencia de anteriores gobiernos y por los resultados que tenemos con indicadores económicos, es que tenemos mejores condiciones para encarar períodos económicos de baja de precios de materias primas.

También se vienen tomando medidas económicas para hacer frente en forma efectiva a la crisis internacional que, vuelvo a repetir, no ha afectado sustancialmente a la economía boliviana por los cuidados que tomamos desde el Gobierno. (…)

CS.- El proceso autonómico parece ser un tema pendiente, al menos en el modelo que había gestado la oposición desde las gobernaciones, no así en municipios y jurisdicciones indígenas. ¿Qué análisis tiene respecto al asunto, la realidad y la proyección de la Bolivia autonómica?

RM.- Históricamente la autonomía siempre fue una reivindicación, pero sólo fue el Gobierno del presidente Evo Morales el que finalmente le dio vida constitucional.

Por eso hoy está presente en la Carta Constitucional como una de los pilares en la estructura del nuevo Estado Plurinacional.

Las autonomías son un mandato del pueblo, refrendado en varias oportunidades y votaciones, por lo que tenemos la mayor voluntad para avanzar por esa ruta, pero el proceso autonómico es eso, un proceso.

Sin embargo, hay que hacer notar que paradójicamente quienes más reclamaban por autonomía departamental hoy se han estancado en la queja por falta de presupuesto, sin siquiera invertir los recursos que ya reciben.

Como Gobierno, tenemos que apoyar las iniciativas locales pero el impulso debe venir de las regiones y los niveles estatales regionales.

CS.- Parece pendiente también el mentado gran acuerdo nacional o Pacto Fiscal, ¿hay plazos para avanzar en ello este año?

RM.- Hay una equívoca mirada sobre el tema del Pacto Fiscal, el cual es visto únicamente como redistribución de recursos y cuando en realidad debe evolucionar hacia la coordinación de las agendas de desarrollo y la definición de las tareas de cada uno de los niveles del Estado.

CS.- En cuanto a los litigios frente a Chile ante la CIJ, ¿cómo evalúa el Gobierno lo que resta del proceso marítimo?

RM.- La acertada decisión política de nuestro Gobierno de marcar un punto de inflexión en las relaciones con Chile emerge de una profunda reflexión, luego de haber intentado por más de 100 años resolver nuestros problemas comunes. En el tema marítimo, se tomó la decisión de llevar ante La Haya nuestra demanda puesto que se evidenció que nunca hubo buena fe de parte de las ofertas de los Gobiernos chilenos.

Es evidente que en los últimos años los sectores más radicales del Gobierno chileno han hecho alarde de abuso, prepotencia, agresividad y falta de coherencia con las normas y las leyes internacionales.

Por parte de Bolivia, en cambio, se ha visto unidad, coherencia y consistencia en el tratamiento del tema.

Hoy podemos decir que el tema marítimo ha puesto a Bolivia en condiciones de mostrar cómo se comporta la sociedad boliviana en muchas áreas. Respondemos con firmeza, pero sin agresividad. Con justicia, pero sin excesos. Con humanidad, pero sin debilidad. Toda una lección para esos sectores duros del Gobierno chileno.

Uno de los grandes logros del país en este proceso es el de haber mantenido la unidad en torno a nuestra demanda, por encima de cualquier diferencia política, y eso es algo que debe mantenerse.

CS.- Sobre el Silala, ¿de qué forma y con qué argumentos se intentará desvirtuar los alegatos escritos de Chile? ¿No cree el Gobierno que este proceso definirá claramente los asuntos en controversia entre ambos países?, ¿Será necesario, como se anunció reiteradamente, que Bolivia entable otro proceso contra el mismo país, por el mismo Silala y ante idéntico Tribunal?

RM.- Tenemos argumentos históricos, geológicos y legales que nos dan la confianza para demostrar que las aguas del Silala son una serie de manantiales artificialmente canalizados, y no un río internacional, como quiere hacer creer Chile.

Nuestra decisión de defender la soberanía sobre estos manantiales se mantiene de manera sólida puesto que estamos seguros de que podremos demostrar que estas aguas han sido canalizadas con el único afán de beneficiar a los intereses de grupos económicos chilenos en desmedro del medio ambiente y de los derechos de nuestro país.

En cuanto a los detalles, no es el momento para adelantarnos dado que se está preparando la respuesta a la demanda chilena.

CS.- En materia de comercio exterior por suelo chileno y debido a las constantes trabas y perjuicios sobre la mercadería boliviana, se anunció insistentemente que el Gobierno entablará un proceso ante Tribunales competentes, ¿esto sería ante un Tribunal de Arbitraje Internacional? ¿Se trabaja en el procedimiento, establecieron ante qué instancia y bajo qué argumentos? ¿Qué se puede adelantar al respecto?

RM.- Todo ese procedimiento está a cargo de la Cancillería que en su momento hará conocer lo pertinente.

CS.- ¿Cómo estima que será la relación bilateral con Chile desde noviembre próximo, habida cuenta de que entonces ese país tendrá un nuevo Presidente? ¿De qué dependerá una relación armoniosa? ¿Qué lectura tiene el Gobierno de los principales candidatos, Sebastián Piñera, entre ellos?

RM.- Actualmente en Chile se vive un momento de conflictividad política interna muy evidente. Existe una corriente importante de la sociedad chilena que ha enarbolado principios y demandas justas, como la recuperación de sus recursos naturales, el acceso a mejores condiciones de trabajo y de educación, acceso al agua como derecho básico, respeto a la identidad cultural de algunas naciones originarias y otras demandas similares a las que tuvimos los bolivianos hace más de una década atrás.

Y al igual que nosotros, tienen que enfrentarse a una oligarquía que sólo piensa en acumular ganancias a costa de la pobreza de muchos de sus compatriotas.

De ahí que la visión hacia Chile es doble. De solidaridad con las demandas justas de su sociedad y rechazo a estas élites oligárquicas que viven de cometer injusticias contra Bolivia y contra su propio pueblo.

Por esa razón, mi mayor deseo que los próximos gobiernos chilenos sean progresistas y abracen la causa de la Gran Patria Latinoamericana.

MINISTRO. René Martínez defiende los logros alcanzados por el Gobierno en los últimos 11 años.
  • 69 veces leída
  • Panorama
  • Gobierno, optimismo, efeméride, patria

También le puede interesar...

06 Agosto 2017, 10:22

Bolivia rumbo al Bicentenario

En el festejo de la efeméride patria de este mes, está prevista la posesión del Comité del Bicentenario que estará acompañado por un Comité Consultivo compuesto por personalidades con conocimientos en diferentes...

06 Agosto 2017, 10:20

¿Fin del ciclo de bonanza?

Pese al optimismo del Gobierno, las cifras positivas que caracterizaron al desempeño económico de los últimos años parecen mostrar una tendencia decreciente que inquieta al sector productivo.

06 Agosto 2017, 01:27

Estudiantes de 134 colegios rinden homenaje a la patria

Ex alumnos del colegio Junín llegaron de diferentes puntos del país para participar en la marcha cívica

06 Agosto 2017, 01:25

Sucre festeja a la Patria con mirada hacia Bicentenario

El Alcalde instó a la unidad para trabajar por el Bicentenario de la Independencia

04 Agosto 2017, 05:00

Venezuela: Gobierno rechaza la postura de líderes opositores

El Gobierno calificó de "burda pantomima" el pronunciamiento conjunto que firmaron

Especial 6 de Agosto

Especial: 06 de Agosto 2017

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol
Especial: Correito del Sur 2017Especial: 25 de Mayo de 2017Especial: IncahuasiOscar Crespo 2017

Páginas Amigas

SoySucre.info: La mejor Información Turística de Bolivia.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2017
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por DEVIAN SRL & ROOTCODE