Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

La hiperinflación deja cada vez más pobres a los venezolanos

26 Noviembre 2017Néstor Rojas Mavares/dpa
PRECIOS. Un hombre paga 10.000 bolívares por unas barras de pan en un comercio en Caracas.

PRECIOS. Un hombre paga 10.000 bolívares por unas barras de pan en un comercio en Caracas.

ESCALADA

Después de casi 15 años de controles de precios que redujeron la oferta de bienes de consumo masivo, el Gobierno aceptó la liberación sin decretarla, lo que mejoró el abastecimiento, pero con una escalada de precios.

La espiral hiperinflacionaria instalada en Venezuela ha provocado mucho más que expresiones de sorpresa y molestia en las áreas de pago de los supermercados. El país petrolero pasó de una severa escasez de bienes de consumo en 2016 a mejores niveles de abastecimiento en 2017, pero en el marco de una liberación de precios no oficializada que fundió el valor de la moneda nacional.

Los venezolanos hacen "magia" para cubrir sus necesidades básicas con un sueldo mínimo nacional de alrededor de 200 mil bolívares, cuando el costo de la canasta básica supera los cinco millones, según cifras de octubre del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda).

Con semejante panorama, "la desnutrición infantil se incrementa", advierte la organización católica humanitaria Cáritas, que califica la escasez de bienes y el incremento de precios como una "emergencia alimentaria". Según Susana Rafalli, semanalmente mueren niños por desnutrición, aunque descartó que el país esté a las puertas de una hambruna.

"De cada 100 niños, casi 70 tienen algún déficit nutricional", dijo a dpa esta trabajadora de la organización. En un informe del período abril-agosto de 2017, Cáritas señaló que el 63 por ciento de los hogares para poder adquirir alimentos recurre a la alternativa de los revendedores del "mercado negro" y un 41 por ciento de las familias debe "mendigar" por alimentos descartados en los mercados.

La crisis hiperinflacionaria viene acompañada del deterioro de la economía, que el Gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro achaca a las sanciones aplicadas por Estados Unidos. Además, por la caída en el ingreso de petrodólares, el país está en el centro de las preocupaciones por un eventual impago de su deuda externa, de más de 150 mil millones de dólares.

Las largas filas de compradores son parte del paisaje cotidiano desde 2013, cuando Maduro llegó al poder y atribuyó la escasez de bienes a una "guerra económica" sostenida por empresarios acaparadores y enemigos del Gobierno. Cuatro años después, mantiene el mismo argumento, mientras su Gobierno lanza monumentales emisiones de dinero sin respaldo, con las reservas internacionales por debajo del límite de 10.000 millones de dólares.

El desplome de las reservas y la desconfianza en la moneda han propiciado la depreciación del bolívar, al que en 2008 el entonces presidente Hugo Chávez le quitó tres ceros y lo rebautizó como "bolívar fuerte".

El control de cambios, vigente desde 2003, no pudo detener la fuga de divisas. Con dos tasas oficiales, una de 10 y otra de casi 12.000 bolívares, el único escape a los controles es el dólar del mercado negro, que ha escalado en una semana de 55.000 a 80.000 bolívares por dólar. Los empresarios que lo usan como referencia trasladan el costo a sus productos, lo que explica en parte la hiperinflación.

Un café puede costar entre 7.000 y 10.000 bolívares, un paquete de galletas con un precio de 7.000 bolívares en octubre, un mes después costaba 15.000. Esto obliga a los consumidores a cargar pacas de billetes para pagar cualquier bien, propiciando a la vez la escasez de efectivo.

Ahora se presentan fenómenos jamás vistos como gente rebuscando sustento en la basura o la venta de porciones mínimas de café, leche en polvo o azúcar. La escalada de precios ha aumentado la pobreza a niveles desconocidos en los casi 19 años de Gobierno bolivariano.

Dentro de la generalizada distorsión de precios, también se puede pagar cuatro bolívares en un boleto de metro y seis bolívares por un litro de gasolina, gracias a los subsidios multimillonarios que mantiene el Gobierno.

Venezuela, que tiene las mayores reservas petroleras del mundo, posee una moneda que fue considera por décadas una de las más fuertes, gracias al desempeño de su economía y las exportaciones de petróleo. Sin embargo, en 1983 comenzó un proceso de devaluación que no se ha detenido.

El país no cuenta con cifras oficiales de inflación, por lo que solo grupos independientes publican estimaciones que la ubican en los primeros diez meses de 2017 en un 825 por ciento. Un equipo de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (Congreso) calculó la inflación de octubre en un 45,5 por ciento, lo que especialistas ubican en hiperinflación.

Para el político disidente del chavismo Nicmer Evans, candidato independiente a la alcaldía de Caracas, la situación económica del país ha provocado un "desengaño y desesperación" en el pueblo, que no encuentra apoyo del Gobierno ni de la dirigencia opositora.

"Tenemos una pobreza muy cruda, brutal. Nosotros estimamos que entre 10 y 30 por ciento de la población de Caracas se rebusca en la basura, en los desperdicios. Algunos grupos se pelean el manejo de los contenedores", dijo a dpa.

Durante la mayor parte del gobierno de Maduro, la economía ha estado en una recesión acompañada por alta inflación. El economista Guillermo Rodríguez, conferencista del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico, señaló que el peso de la economía venezolana se ha reducido en dos tercios desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, con consecuencias sociales preocupantes.

  • 358 veces leída
  • Panorama
  • hiperinflación, pobres, venezolanos, niños

También le puede interesar...

25 Noviembre 2017, 06:28

Niños se inician en el deporte

Preparándolos para el futuro, la Asociación Municipal de Olimpiadas Especiales organizó ayer la V Demostración del programa “Atletas Jóvenes”, en el coliseo Universitario Nº 1.

23 Noviembre 2017, 08:30

Visita de los niños del Kínder Campanita

Los niños del kínder Campanita realizaron una educativa y muy entretenida visita al aeropuerto Alcantarí. Los niños vistieron elegantes trajes de aeromozos, conocieron las instalaciones, subieron a una de las...

Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE