Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Yemen, el conflicto olvidado por occidente

03 Junio 2018Jaled Abdalá/EFE
DRAMA. Simpatizantes hutíes entierran los cuerpos de milicianos durante un funeral. La guerra civil estalló en 2014 ...

DRAMA. Simpatizantes hutíes entierran los cuerpos de milicianos durante un funeral. La guerra civil estalló en 2014 ...

REHABILITACIÓN

Desde marzo de 2015 y según estadísticas oficiales del centro, al menos 3.874 personas, cuyas extremidades han sido amputadas, han pasado por el centro de rehabilitación en Saná.

 

Tedros Tshaye, un inmigrante etíope de 21 años, se siente afortunado por haber perdido una de sus piernas a causa de un bombardeo de la coalición árabe el pasado mes de enero en el norte del Yemen, mientras que otras 11 personas murieron en el ataque que tenía como objetivo a los rebeldes hutíes.

Al igual que muchos otros inmigrantes africanos, Tshaye llegó al Yemen para alcanzar Arabia Saudí y encontrar un trabajo, pero ahora solo sueña con conseguir una pierna artificial para volver a andar y regresar a su país.

Impaciente, espera en un centro médico en la capital del Yemen, Saná, para que le entreguen su ansiada prótesis con el fin de poder embarcar en unos días en un avión que le lleve a casa, con la ayuda de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Debido a la alta demanda de asistencia a los heridos en este conflicto, recrudecido desde hace más de tres años cuando la coalición liderada por Arabia Saudí intervino en apoyo del Gobierno yemení –reconocido internacionalmente– que lucha en contra de los rebeldes hutíes, la pierna artificial de Tshaye no llega.

Teme perder su vuelo organizado por la OIM. Si no logra subirse a ese avión, tendrá que esperar hasta finales de 2018 para pisar de nuevo su hogar.

"No tengo dinero, ni refugio ni trabajo. Tengo que volver a Etiopía lo antes posible", dice Tshaye desesperado.

Su prótesis cuesta 300 mil riyales yemeníes (unos 620 dólares) y se la financia ahora la OIM.

La vida de Tshaye cambió, una vez más, el pasado enero cuando la aviación de la alianza árabe lanzó varios ataques contra un edificio en el que había combatientes hutíes en la provincia de Saada, en el extremo noroeste del Yemen.

Él dormía con 12 de sus compañeros cerca del lugar y 11 de ellos murieron.

Desde marzo de 2015 y según estadísticas oficiales del centro, al menos 3.874 personas, cuyas extremidades han sido amputadas, han pasado por el centro de rehabilitación en Saná.

De ese total, 1.303 sufrieron heridas por los bombardeos, 909 por balas, 797 por la explosión de minas, 474 por diferentes proyectiles y 391 por ataques de misiles.

Sólo hay tres lugares que ofrecen estos servicios en el Yemen. Los otros dos se encuentran en Taiz y Maareb.

Mientras que Tshaye aguarda sentado en la sala de rehabilitación del centro, discutiendo con los trabajadores cómo conseguir una cita para que le entreguen finalmente la prótesis, otros realizan ejercicios para ir aprendiendo a caminar con sus nuevas piernas.

Entre ellos, está el combatiente hutí Ahmed Zaher, de 20 años, que perdió su pierna derecha por la explosión de una mina cuando realizaba una incursión con dos de sus compañeros contra una posición de las fuerzas gubernamentales leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi en los alrededores de Taiz, a principios de 2018.

"Fue irreal –rememora– me levanté para ponerme de pie y ahí me di cuenta que solo me quedaba la mitad" de la extremidad.

Abdalá Salem, de 37 años y miliciano hutí, relata a Efe cómo la explosión de una mina también se llevó una de sus piernas. Ahora, intenta caminar agarrándose a unas barras de hierro mientras prueba su nueva prótesis en el centro.

En una habitación vecina, un médico presta cuidados a Mujtar al Shamiri, un funcionario de aduanas de 35 años que resultó herido cuando la aviación de la coalición bombardeó el edificio donde trabajaba en la ciudad de Zamar, a 100 kilómetros al sur de la capital yemení, en diciembre de 2017.

"Estaba en el patio del edificio y de repente hubo un gran estallido que me lanzó a la pared (...) Me di cuenta que fue un misil de la aviación. Minutos después hubo una segunda explosión y una tercera. Y una cuarta", cuenta mientras es tratado.

Al Shamiri fue sometido a varias cirugías en el hombro, la pierna y la rodilla. Solo quiere que se acabe la guerra y reine la paz, ya que "las partes en conflicto aprovechan la guerra. Espero que la situación vuelva a como estaba (antes de la guerra) y sea mejor".

Desde 2015, más de 6.000 civiles han perdido la vida y más de 50.000 han sufrido heridas, según cifras de Amnistía Internacional.

El director del centro, Mohamed Gayash, se queja a Efe de la falta de liquidez para importar nuevo material y de las dificultades a la hora de trabajar.

"Presentamos el servicio aunque no es de alta calidad. Trabajamos con el material que nos dio la Cruz Roja y con lo que nos queda en la reserva", se consuela.

Y lo peor es que "algunos heridos no pueden llegar (al centro) debido a las circunstancias y la dificultad del transporte", concluye.

CONFLICTO. Niños yemeníes recogen agua potable de una tubería de agua en Saná.
  • 131 veces leída
  • Panorama
  • Yemen, conflicto, occidente
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE