Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Lo que la elección de hoy define en un Brasil convulso

08 Octubre 2018EFE y Agencias
PROTESTA. Cientos de miles de mujeres se manifestaron contra Bolsonaro hace una semana.

PROTESTA. Cientos de miles de mujeres se manifestaron contra Bolsonaro hace una semana.

Los brasileños eligen hoy, 7 de octubre, Presidente, gobernadores, diputados, dos tercios de los senadores y representantes en las asambleas regionales, en un clima de polarización, bajo una profunda crisis económica, corrupción e inseguridad, y a la sombra del veto a la candidatura del ex presidente Lula da Silva, que desde la cárcel manejó hasta el último momento los hilos de la campaña del Partido de los Trabajadores (PT).

En las presidenciales y de gobernadores hay una segunda vuelta prevista, el 28 de octubre, si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta de los votos válidos, en la votación de hoy.

Hay 13 candidatos a la Presidencia del gigante sudamericano. Cinco de todos ellos aparecen con porcentajes de amplio y moderado apoyo en las encuestas, por sus propuestas (ver resaltados inferiores), pero ninguno alcanzaría la Presidencia en primera vuelta. Se trata de una elección polarizada.

PREGUNTAS CLAVE

Entre otras dudas candentes, estas son algunas de las preguntas que hoy empezarán a responderse.

¿Un candidato ultraderechista puede ser electo? Los sondeos sostienen desde hace semanas que el diputado Jair Bolsonaro tiene asegurada su presencia en la segunda vuelta, bajo la etiqueta de su pequeño Partido Social Liberal (PSL).

Las encuestas llegaron a darlo ganador en varios escenarios de balotaje; en la última semana de septiembre registró un retroceso pero un sondeo IBOPE del lunes muestra que repuntó y que en una eventual segunda vuelta, gana o empata con la mayoría de sus eventuales adversarios.

Si fuera electo, sería la primera vez que un Presidente de extrema derecha, apólogo de la dictadura (1964-1985) y de sus métodos de tortura, llegara al poder en Brasil.

¿El PT de Lula puede volver al poder? Tras la invalidación de la candidatura del ex Presidente, encarcelado por corrupción, su delfín Fernando Haddad, ex alcalde de Sao Paulo, escaló rápidamente en los sondeos hasta situarse en segundo lugar.

Haddad parece tener igualmente asegurada su presencia en la segunda vuelta para disputar un duelo con Bolsonaro. La semana pasada una encuesta lo dio como ganador fuera del margen de error, pero el sondeo IBOPE del lunes muestra a ambos en igualdad de intención de voto.

Si Haddad fuera electo, el PT ganaría su quinta presidencial consecutiva, tras las elecciones de Lula (2002, 2006) y de su delfina Dilma Rousseff (2010, 2014). El mandatario saliente, Michel Temer (PMDB, centroderecha), llegó al poder como vicepresidente de Rousseff, destituida en 2016 por el Congreso.

¿Por qué esta campaña es inédita? Lula, con casi 40% de las intenciones de voto, fue finalmente apartado de la carrera electoral tras meses de idas y vueltas político-judiciales. Esa incertidumbre explica en gran medida que estas elecciones se hayan convertido en las menos previsibles de las últimas décadas en Brasil.

Bolsonaro, por su lado, rozó la muerte tras ser apuñalado en un mitin a inicios de septiembre. El ataque lo sacó de la campaña en las calles.

¿Qué impacto tendrán los escándalos sobre la elección? Limitado. Además de Lula, impugnado por su situación judicial, decenas de políticos acusados de corrupción deberían mantenerse al frente del país, según los analistas. Los caciques regionales, y en muchos casos sus hijos, serán con toda probabilidad reelectos.

La gigantesca investigación Lava Jato, sobre un sistema de sobornos en Petrobras, sentó en el banquillo o puso tras las rejas a decenas de empresarios de primer plano y a responsables de casi todos los partidos políticos, pero no llegó a revolucionar la práctica de la política en Brasil.

¿Cómo reaccionarán los mercados? Los operadores de mercado apostaban por candidatos centristas, que no llegaron a despegar en los sondeos. Ante la polarización, vienen dando señales de preferir a Bolsonaro sobre Haddad. El líder de la ultraderecha, que admite ser totalmente lego en economía, anunció que de llegar al poder nombraría al frente de un poderoso ministerio de Hacienda a Paulo Guedes, un ultraliberal.

Los inversores tuvieron años fastos con Lula (2003-2010), pero afirman que el actual discurso del PT, que cuestiona la política de austeridad, podría tener efectos desestabilizadores.

¿Cuáles son los mayores desafíos del próximo Presidente? La recuperación de la economía, después de dos años de recesión (2015 y 2016) y otros dos de débil crecimiento. En el centro de las discusiones está una reforma de las jubilaciones, cuestionada por el PT aunque admitida por candidatos incluso de centroizquierda, para tratar de reducir los déficits del Estado.

Otro reto: poner fin a la escalada de violencia que cada año deja más de 60.000 muertos. La seguridad, junto a la salud, la educación y la vivienda –sectores con magros presupuestos– figuran entre las mayores preocupaciones de los electores.

DESAFÍOS INMEDIATOS

El próximo presidente de Brasil enfrentará desde el primer día de su mandato una enorme presión de los mercados para proseguir la política de ajustes fiscales, en un país con unos 13 millones de desempleados y varios millones más con carencias sociales de todo tipo.

"Por un ajuste justo, con crecimiento compartido", es el título de un informe del Banco Mundial (BM) presentado a los candidatos presidenciales, con consejos que parecen sacados de un libro de deseos piadosos ante el tamaño de la crisis económica, política y de seguridad que pone a prueba la credibilidad de esa joven democracia.

Según el informe, Brasil enfrenta tres desafíos principales: su gran desequilibrio fiscal, la falta de crecimiento sostenible de su productividad y la dificultad creciente del Estado para ofrecer servicios básicos.

"Una parte de la población vive en el siglo XIX y otra en el siglo XXI. No podemos olvidarnos de la primera", poco escolarizada, en aglomeraciones sin saneamiento básico y confrontada a "índices de violencia dignos de una guerra", afirma Marcelo Neri, ex ministro de Asuntos Estratégicos (2013-2015) y actual director del centro de políticas sociales de la Fundación Getúlio Vargas (FGV).

Neri aboga por un "camino intermedio" entre quienes preconizan la austeridad para cerrar los déficits dejados por dos años de recesión (2015 y 2016) y otros dos de débil despegue, y quienes piensan que esa receta puede acabar de matar al paciente.

El endeudamiento del Estado pasó de 56.3% del PIB a fines de 2014 a 77.3% en agosto de este año y, según las proyecciones del BM, se estancaría en ese nivel si Brasil lograse un improbable crecimiento económico de 4% anual hasta 2030. O llegar en ese lapso, sin reformas profundas, a un 140% del PIB.

 

Jair Bolsonaro (PSL)

En Reducir deuda pública en un 20% con privatizaciones.

Reducir la mayoría penal a 16 años.

Gobierno decente, contra la crisis ética, moral y fiscal.

Rechazo a dictaduras y acercamiento con EEUU y otros.

 

Fernando Haddad (PT) 

Descongelar gasto público

y frenar privatización.

Despenalizar y regular el comercio de estupefacientes.

Transparencia y prevención de la corrupción.

Profundizar política de integración latinoamericana.

 

Ciro Gomes (PDT)

Reindustrialización, renegociar deudas de particulares.

Crear Policía de fronteras.

 Dejación de cargos por acusación o denuncia fundadas.

Priorizar acceso a tecnologías y mercados nuevos.

 

Gerardo Alckmin (PSDB)

Eliminar déficit público y privatizar empresas estatales.

Integrar labores de inteligencia de todas las policías.

Reducir ministerios para combatir el despilfarro fiscal.

Defender democracia y derechos humanos, en Sudamérica.

 

Marina Silva (REDE)

Inversiones estatales en obras de infraestructura.

Reforzar el control de armas.

Criminalizar aportes no declarados a campañas.

Fomentar un MERCOSUR moderno y sin trabas internas.

 

"#EleNão", la más grande manifestación femenina de Brasil

No se sabe a ciencia cierta cuántas personas se manifestaron hace una semana en contra del candidato de la derecha en Brasil, Jair Bolsonaro.

Sin embargo, con ayuda de imágenes aéreas, se calculó el área ocupada por los manifestantes e hizo estimaciones conservadoras del número de presentes en los momentos más álgidos de las protestas: 100 mil personas en Largo da Batata, en Sao Paulo, y 25.000 en Cinelandia, en Río.

La Policía Militar de Brasil no divulgó cálculos de los asistentes a las manifestaciones.

Las palabras "Ele Não" ("Él no") fueron gritadas por la multitud y se vieron en calcomanías y pancartas.

Céli Regina Jardim Pinto, profesora del Departamento de Historia de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, buscó en la historia del feminismo en Brasil y afirma que el "#EleNão" del 29 de septiembre fue la mayor manifestación de mujeres de la historia de Brasil.

"El feminismo de mi generación estaba formado por mujeres académicas o de movimientos sociales, tuvo mucha influencia en la Constitución de 1988, pero era muy cerrado en un grupo. Era muy mal visto tanto por la sociedad más conservadora como por la propia izquierda", explica.

"Lo que ha ocurrido ahora ha sido una popularización del feminismo, que está expandido en la sociedad".

Estas son las elecciones presidenciales en que hombres y mujeres votarán de forma más diferente. Según datos recogidos por BBC News Brasil, desde el fin de la dictadura militar nunca hubo una diferencia tan grande en el voto de ambos sexos.

 

La OEA espera respeto a resultados de elecciones

La ex presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, jefa de la primera misión de observación electoral de la OEA en Brasil, afirmó que espera que los resultados de los comicios de hoy, domingo, "sean respetados" para que el país pueda así "retomar su vida institucional".

"Lo que siempre nos preocupa es que el proceso electoral se desarrolle de la mejor manera posible y se convierta en ese instrumento que permite que el país resuelva las diferencias, que son más que evidentes", explicó Chinchilla en Sao Paulo.

La ex Mandataria desea que el proceso electoral, que se presenta como el más incierto del país en décadas, sea "un punto de encuentro en donde la población acuda a votar en primer término y, en segundo lugar, que esos resultados sean respetados y a partir de ahí Brasil pueda retomar su vida institucional".

La comitiva parte de la premisa "ya constatada" de que "el voto electrónico ha venido representando para Brasil más que una amenaza a la integridad electoral, un factor que ha generado seguridad en la población".

"Es un sistema aceptado y legitimado ante la población y hasta ahora no ha habido ningún caso de denuncia ligado a la manipulación que pueda haber generado una alteración de los resultados electorales", añadió la ex Presidenta costarricense (2010-2014).

 

Congresistas femeninas siguen siendo la minoría

La representación de las mujeres en el Congreso brasileño sigue siendo una de las más bajas del mundo, con menos del 11%, pues los partidos han conseguido burlar las leyes para incentivar la participación femenina en las elecciones, según analistas.

Pese a que representan el 51% de la población brasileña y el 53.5% de los 147,3 millones de personas aptas para votar en las elecciones presidenciales, legislativas y regionales de hoy, las mujeres tan sólo son el 10.77% de los congresistas en Brasil.

De los 81 senadores, sólo 13 (16%) son mujeres, mientras que de los 513 miembros de la Cámara de Diputados, únicamente 51 son de sexo femenino (9.94%).

"Brasil está muy atrasado en la paridad de género. El promedio de participación femenino en el Parlamento en América Latina es del 30%. Brasil sólo está mejor en la región que Haití y Belice. Y hay países como México, Costa Rica y Cuba en que el porcentaje ya llega al 50%", aseguró la representante de la Oficina de ONU Mujeres en Brasil, Nadine Gasman.

La legislación, sin embargo, incentiva la participación de las mujeres en las elecciones parlamentarias. Desde 1997 rige en Brasil una ley que obliga a los partidos a tener al menos 30% de mujeres en sus listas de candidatos al Congreso.

Una ley más reciente también obliga a los partidos a anotar candidatas, pero no se cumple.

 

Habrá nuevo presidente con poco aval congresal

El Presidente que sea elegido por los brasileños hoy, cualquiera que sea el vencedor, será el primero en dos décadas sin apoyo mayoritario en un Congreso que tendrá poca renovación en los comicios legislativos y en el que las fuerzas estarán totalmente fragmentadas.

Cualquiera que sea el vencedor, no tendrá el apoyo mayoritario que tuvieron en el Congreso tanto el presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) como Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016).

Cuando asumió su primer mandato, Lula tenía el respaldo de 259 diputados y 50 senadores. Cuatro años después elevó la coalición aliada a 353 diputados y 50 senadores. Su sucesora, Rousseff, asumió en 2011 con el apoyo de 340 diputados y 62 senadores, pero en 2014 ese apoyo ya había caído a 304 diputados y 40 senadores.

El nuevo Jefe de Estado brasileño tendrá que negociar apoyos a un precio alto para tener un mínimo de gobernabilidad.

Cualquiera sea, tendrá que lidiar con el Congreso menos renovado en las dos últimas décadas y que actualmente es dominado por grupos conservadores y corporativistas, que se caracterizan por defender intereses particulares como los de los hacendados, las iglesias evangélicas y las empresas.

BRASILIA. Una de las incontables concentraciones electorales que atizaron la campaña de las elecciones de hoy, domingo.
  • 73 veces leída
  • Panorama
  • Brasil, elección

También le puede interesar...

07 Octubre 2018, 19:09

Brasil: Ultraderechista Bolsonaro obtiene el 48% y socialista Haddad 26% con el 57% escrutado

De acuerdo con la legislación electoral brasileña, los dos candidatos con más votos válidos en la primera vuelta tienen que medirse en un balotaje en caso de que ningún aspirante consiga más de la mitad de los sufragios

07 Octubre 2018, 05:24

Brasil va a las urnas hoy en escenario polarizado

Todo apunta a que el ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad irán al balotaje el 28 de octubre

06 Octubre 2018, 13:07

Brasil, ante opción por un modelo liberal o uno intervencionista en economía

Los dos candidatos favoritos en las elecciones presidenciales de este domingo, el ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, proponen modelos opuestos para rescatar a la mayor economía de Suramérica

06 Octubre 2018, 07:49

Arce pide acatar fallo de CIJ y sentencia sobre reelección

Pide coherencia tanto en el tema marítimo como en el tratado sobre derechos humanos

05 Octubre 2018, 02:16

Brasil: Intentan frenar el ascenso de Bolsonaro

Los partidos concluyeron su campaña en la televisión

Congreso TCP
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20181007

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE