Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Nuestros muertos

31 Octubre 2016Alex Aillón Valverde

En la película de Alejandro Amenabar “The others” (2001), los muertos viven en otro plano/espacio. Son muertos grises, inconscientes de su naturaleza, son imágenes fantasmáticas que viven asustadas y que asustan. Occidente ha desterrado a sus muertos a territorios lejanos sin retorno posible sino como entidades oscuras que distorsionan el balance de lo real, de lo práctico pues su ritualidad es de iglesia, de compartimentos estancos, intransitables en el orden de lo diario.

En cambio, nuestra cultura, como las calacas de la tradición mexicana, es una cultura del regocijo en la tristeza, nosotros hasta de muertos somos muertos alegres, muertos conocidos, muertos fraternos, como todo lo relacionado con la cultura latinoamericana, una cultura de la proximidad, vida y muerte compartidas en un solo espacio, en un solo tiempo, sin rupturas ni remilgos, tiempos cíclicos, espirales de tiempo nosotros mismos.

Aquí vienen nuestros muertos. Vienen entusiasmados, sigilosos, vienen porque además nunca se han ido. Vienen y nos traen la memoria de la memoria, nos traen el recordatorio de lo permanente en la ausencia. Vienen a reconciliarnos con el pasado, a hacernos compañía en un mundo en extremo solitario, vienen a entablar diálogo con los otros muertos que somos nosotros, los muertos próximos, los que vendrán, los que se quedarán a su tiempo a hacer compañía a los muertos que vienen.

Qué sería de nosotros sin nuestros muertos. Qué sería de nosotros si nuestros muertos nos olvidaran, si nosotros olvidáramos a nuestros muertos, no tendríamos consuelo, la muerte sería muy vacía, la vida sería tan innecesaria, todo tan predecible, todo tan aburrido, tan opaco, tan racional. Sin nuestros muertos, realmente estaríamos muertos, no habría celebración posible, y la muerte, como la vida, hay que celebrarla, porque en realidad es en la muerte donde se celebra la vida, donde la vida brilla, donde las historias se cuentan, son contadas, son escuchadas y se reproduce la palabra y se reproduce, también, lo mejor de la palabra que es su silencio.

Recibamos pues a nuestros muertos que a veces son los únicos que nos recuerdan que estamos vivos en medio de la ruleta sin sentido de los calendarios.

Bienvenido abuelo, toca tu armonio, tomate un traguito y cuéntanos aquella anécdota de la Guerra, cuando sufrías la lejanía en el corazón encendido del infierno verde chaqueño.

Bienvenida abuela, amaza una paloma de pan y sácala del horno y hazla volar con un beso de tu aliento.

Bienvenido Padre, te he extrañado.

 

  • 412 veces leída
  • PuñoyLetra
  • nuestros, muertos

También le puede interesar...

30 Octubre 2016, 05:45

Ataque árabe en Yemen deja 11 civiles muertos

Al menos 11 civiles murieron ayer, entre ellos varios menores, y otros siete resultaron heridos en un ataque lanzado por aviones de la coalición árabe encabezada por Arabia Saudí en la provincia de Taiz, en el...

25 Octubre 2016, 11:27

Fiscalía libera al novio de la ex modelo que fue baleada en Santa Cruz

Laura Santa Rosa murió a causa de siete balazos mientras que su padre por 15 disparos en su domicilio de la Pampa de la Isla

24 Octubre 2016, 11:49

Fiscalía: suben de 50 a 62 los casos atendidos producto del excesivo consumo de alcohol

Se realizaron tres levantamientos de cadáver, uno de ellos de un menor de edad que se suicidó presumiblemente por razones sentimentales

Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE