BNB Banca Joven
Diario Digital Correo del Sur

Anécdotas de Fidel Torricos Cors

17 Abril 2017Heberto Arduz Ruiz*
Anécdotas de Fidel Torricos Cors

Anécdotas de Fidel Torricos Cors

En una reunión en la que participaban Antonio Paredes Candia, Fidel Torricos Cors y Luis Ríos Quiroga, en la Feria del Libro efectuada en plaza San Francisco de la ciudad de Sucre, ante una amenaza de lluvia Paredes le pidió a Fidel que se lo compre plástico del Mercado Central. Cuando volvió le entregó un rollo grande; por lo que Paredes le preguntó la razón por la cual había comprado tanto material, a lo que Fidel le explicó que había que cortar. Paredes le dijo que con qué cortarían, pues con la filosa lengua de Ríos Quiroga, concluyó.

= = =

En el domicilio de Hugo Poppe Entrambasaguas solía reunirse el grupo autodenominado Academia de la Mala Lengua y en una ocasión le solicitaron a Fidel que tocara una pieza tradicional chuquisaqueña. Conforme acabó de ejecutar se levantó de su asiento el escritor y bibliógrafo Gunnar Mendoza, se acercó al pianista y le besó las manos, maravillado por la calidad interpretativa. Aseguró Fidel a los cófrades que fue el mejor homenaje recibido en vida.

= = =

En el centro citadino aparecía de cuando en cuando una vecina conocida como Cococha, ya que debido a una dolencia de artritis reumatoidea apenas podía caminar y salir a la calle. Para sorpresa de todos, una noche después de las veintún horas la vieron circular en tiempos de la vigencia de una medida dictatorial. Fidel, presuroso, la llamó a su farmacia ubicada en la plaza principal y le dijo: qué hace usted si hay toque de queda. Ella repuso que a su edad no conocía que medida gubernamental era esa. Sin pérdida de tiempo, con su típico sentido del humor, Fidel le contestó: le voy a enseñar lo que es el toque de queda, usted me la toca y se queda.

= = =

A sus escasos ocho años de edad interpretó composiciones musicales al oído, provocando la admiración de los presentes. Al conocer esta aptitud natural sus familiares invitaron a don Mario Estenssoro Vásquez, destacado musicólogo, intérprete de piano y violín, además de ponderado crítico musical; quien gratamente sorprendido tras escuchar la interpretación del pequeñuelo se ofreció a gestionar una beca de estudios en Europa. En la ocasión se encontraba presente Bertha, hermana mayor de Fidel y por cariño la llamaba mamá; irrumpiendo ella en el acto en llanto y don Mario supuso que era de emoción. No fue así si no que creyó que con la beca lo perdería para siempre; extremo que indujo a Fidelito a abandonar las prácticas del piano durante varios años, retomando después a los veinte años de edad, pero siempre al oído. Esta situación fue corroborada por el maestro Atiliano Auza León, compositor e historiador musical, residente en la ciudad de Tarija, y en amena conversación nos ratificó que su paisano nunca aprendió a leer música.

= = =

Matilde Casazola Mendoza hace la presentación pública de dos cuecas compuestas por su persona, en la interpretación vocal y acompañamiento de guitarra; obteniendo enorme éxito. Fidel asiste en calidad de invitado especial. Alguien del público le pide que toque una de las dos nuevas cuecas que estrenó la cantautora y poetisa. Fidel hace un gesto que llama la atención, poniendo el dedo índice en su sien y cual si hubiese activado un chip o sensor mental, interpreta con tal habilidad que todo el público se puso de pie y lo aplaudió. Siempre fue así, en cada interpretación de bailecitos, cuecas, caluyos y los infaltables pasacalles demostró su maestría y afloró en plenitud su alma colmada de sones auténticamente chuquisaqueños y, por ende, bolivianos.

= = =

Una noche en que se encontraba preparando una poción en el pequeño laboratorio anexo a su farmacia, alguien golpeó el mostrador y a viva voz preguntó:

---Doctorcituy, ¿cómo se llama eso para poner enema?

---Culo señora, le respondió desde el gabinete interior.

La pregunta naturalmente se refería a un pequeño artefacto denominado irrigador, usado antiguamente en medicina con fines terapeúticos para lavar la cavidad estomacal y limpiar los intestinos.

*Heberto Arduz es escritor y periodista.

Don Fidel en el Diccionario Cultural Boliviano

Sucre. Pianista, folklorista y compositor. De profesión farmacéutico, se desempeñó como docente de la Universidad San Francisco Xavier. Folklorista e intérprete magistral del piano. Tuvo por maestros de música a Filomeno Rivero y a Mario Estenssoro. Por su labor de recopilación y difusión de la música chuquisaqueña, recibió el Premio ‘Simeón Roncal’ por parte de la ABAIEM (1996). Sólo en bailecitos ha logrado registrar hasta 170 piezas, muchos de ellas con más de cien años de antigüedad. Ha grabado más de 12 discos, diez de ellos de larga duración, con bailecitos y cuecas. .

Antonio Paredes Candia destaca su labor de recopilador: “Fidel Torricos es sobre todo un artista. Auténtico. De vocación. Y será benemérito por la labor musical que acopia, que para obra de una sola persona, es mostruosa. Día habrá que la patria le conozca, y entonces Fidel Torricos estará en boca de todos los bolivianos que le agradecerán haber salvado del olvido la música folklórica de un área del país”.

 

DON Fidel en el Diccionario Cultural Boliviano
  • 461 veces leída
  • PuñoyLetra
  • anécdotas, Fidel Torricos Cors

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2017
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por DEVIAN SRL & ROOTCODE