Diario Digital Correo del Sur

Recordando a Giampaolo

11 Septiembre 2017ALICE PADILHA GUIMARAES
PAOLO NALLI en sus propias palabras

PAOLO NALLI en sus propias palabras

Se conoce el gran hombre de teatro que fue Giampaolo Nalli. No era “artista”, pero cumplía una función imprescindible en el Teatro de Los Andes y en el mundo teatral. Era mucho más que un productor u organizador. Una periodista nos ha preguntado si pensábamos “contratar” otro productor. Obviamente no se trata de eso.

Paolo era miembro de un grupo, hacía parte de un colectivo, tenía un objetivo claro en lo que hacía y dedicó su vida a un ideal. Amaba el arte y, sobretodo, amaba el arte como un instrumento de revolución, no solamente revolución política pero principalmente de revolución humana. Creía en un teatro que pudiera transcender el arte mismo y volverse, desde de la belleza y la poesía, un instrumento de discusión e inclusión social y de reflexión sobre la existencia humana.

Giampaolo era una persona increíble. Un aventurero. Su vida daría un libro (tal vez tuviéramos que pensar seriamente en esto). En su juventud militó en las comunas de izquierda en Italia, estuvo en París en 68 durmiendo bajo los puentes junto a los “clochard”, fue a la India, cruzó la isla de Bali en moto, viajó todo Centroamérica y Sudamérica, desde México hasta Chile, con un grupo de amigos que buscaban correderas para ir en canoa. Vivió un loco y gran amor con Lolli, su excompañera, y quien estuvo todo el tiempo a su lado en estos últimos meses, hasta el final.

Llegó a Bolivia en 1991 embarcado en el sueño de hacer teatro en un lugar donde prácticamente no había. Empezar de cero, literalmente, y, aunque a los “artistas” del grupo se dediquen los laureles, el Teatro de Los Andes no existiría sin su presencia y sin su trabajo. Es uno de los pilares fundamentales de este grupo junto a otros que en un determinado momento cedieron, pero él sigue, aun no estando ya aquí. La piedra fundamental que plantó continúa firme en su lugar.

PAOLO, EL COMPAÑERO

GONZALO CALLEJAS

Paolo para mí era más que otra cosa, un amigo, era “el” compañero. Sobre todo en los últimos años, cuando hubo el gran cambio en el la estructura del Teatro de Los Andes, con la salida de Brie, nos acercamos mucho. Fuimos a vivir a Sucre y Yotala dejó de ser nuestra residencia, pero continuó siendo nuestro lugar de trabajo.

Fueron tiempos difíciles. Vivimos un año en la misma casa. Lolli, su excompañera, había vuelto a Italia y nos prestó su hermosa casa en Wayrapata para estar allí por un tiempo hasta que la venda. Luego de eso alquilamos departamentos, uno en cima del otro y así hemos convivido mucho, compartimos muchos platos de pasta y partidos de fútbol por la tele.

Paolo era una persona muy franca, a veces demasiado crudo en lo que decía, principalmente para nosotros bolivianos, a quienes nos cuesta hablar y decir las cosas como son. Pero curiosamente, “se hacía querer”, como decimos aquí. Los trabajadores del teatro, capataz, hortelano, cocineras le querían mucho. Los niños siempre se le acercaban, creo que por esta autenticidad que tenía y porque los trataba como “grandes”. Nuestras hijas no lo trataban como abuelo, lo trataban como igual, como cuate. Podía decir cualquier cosa a quien sea. Era muy duro en sus críticas artísticas pero lograba decir lo que pensaba sin ofender o indisponerse con la gente. En verdad, era un oso muy simpático. Cuando llegábamos a los Festivales todos venían saludar a Paolo y su presencia era siempre convocada.

Él ha creído en nosotros más que nosotros mismos. Tenemos fuerza para seguir adelante porque su fuerza continúa bien plantada aquí. Cuando quedamos sin director, él nunca dudó de que el Teatro de Los Andes era una identidad propia, una identidad colectiva, un grupo, más allá de este o aquél nombre. Y ahí está el resultado. Continuamos en el camino, haciendo el teatro que queremos y creemos.

UN VACÍO LLENO LUCAS ACHIRICO

Todavía es difícil imaginar la vida sin Paolo. La verdad es que él ocupaba mucho espacio (literal y metafóricamente hablando). Quedará este vacío, pero es un vacío lleno. Lleno de todo que nos ha dejado y que no es poco. Principalmente la conciencia de la importancia del colectivo, más que nada en lo que elegimos para nuestra vida que es el teatro.

Con todo lo cascarrabias, ácido, impaciente y arrebatado que era, Paolo era antes que nada, una buena persona. Un corazón caliente, una mano extendida a la cuál podías agarrarte de verdad y que sabias que no te iba a soltar.

Una persona auténtica, ética, correcta, firme en su ideología artística y humana, que vivía lo que profesaba. Podíamos pelearnos, hacer reuniones pura discusión, pero al final: “¿qué hora es? Nos haremos una pastita, luego continuamos…..”Ese era Paolo.

Lo vamos a extrañar. Lo van a extrañar nuestras hijas, nuestros excompañeros, nuestros amigos, otros grupos amigos, todos. De Bolivia a Tasmania, de Italia a Bosnia y Herzegovina, todos que lo conocieron le van a extrañar.

PAOLO NALLI en sus propias palabras

"Todos juntos, sin declararlo, hemos decidido que yo no participaría en el trabajo artístico, que no entre a la sala de trabajo. Siempre me quedé fuera, un poco ajeno a las sensaciones y vibraciones que se crean y se viven dentro de la sala. Así que, cuando mis compañeros salen del lugar sagrado, mirándolos bien, a veces solo prestando atención a la necesidad de que alguno tiene de desahogarse, me doy cuenta de cómo están emocionalmente. Intento, muchas veces no lo logro, llevarlos una vez más a la realidad cotidiana que es, en todo caso, una realidad muy especial. Después me aferro a la poca sabiduría que tengo, a la ironía, a veces a una pasta “a la italiana”, a veces con actitudes de oso. Digamos que en este momento empieza mi teatro."

(fragmento de una entrevista en el periódico Opinión de Cochabamba)

Sobre el Teatro de los Andes

El Teatro de Los andes ha sido fundado en Bolivia en 1991. Su sede está en la localidad de Yotala, cerca a la ciudad de Sucre, en una pequeña hacienda dónde prepara y presenta sus espectáculos, realiza encuentros y talleres sobre teatro, y hospeda otros artistas y grupos teatrales.

Su trabajo está caracterizado fundamentalmente por la creación colectiva. Todos, director y actores, aportan en la creación en diferentes disciplinas; desde los elementos de la puesta en escena, hasta la propuesta musical, escenográfica y dramatúrgica. En sus espectáculos busca reflexionar sobre el espacio escénico, sobre el arte del actor y la necesidad de contar historias, de recordar, de retomar la propia esencia, construyendo un puente entre la técnica teatral y las fuentes culturales andinas, utilizando el encuentro, el contacto y el diálogo como elementos imprescindibles para su trabajo cultural. La relación con el público determina su quehacer: llevar el teatro dónde están las personas, buscar un nuevo público para el teatro y crear un nuevo teatro para este público.

 

Sobre el Teatro de los Andes

También le puede interesar...

11 Septiembre 2017, 10:52

Corte de energía eléctrica afecta a Sucre, provincias de Chuquisaca y otros departamentos

El servicio de energía eléctrica quedó suspendido entre media y una hora. Todavía no se informó a nivel nacional de las razones que provocaron el desperfecto

11 Septiembre 2017, 06:29

Se fue el Paolo

Se fue el Paolo, chicos. Pero él no quería irse. Juro que no quería. No quería irse de Bolivia, de sus Andes, su Yotala y sus compañeros, el Gon, el Lucas y la Alice. Su familia. Jamás dejando de lado a la Tere...

11 Septiembre 2017, 06:05

A paso dubitativo

Los elencos chuquisaqueños sembraron ayer más dudas que esperanza en la Copa Simón Bolívar-Nacional B. Atlético Sucre fue humillado por Ciclón (6-0), en Tarija, y Flamengo ganó con sufrimiento a Wilstermann...

11 Septiembre 2017, 05:54

Pluris en la Capital

El fuego plurinacional se encendió en 2010 y no tardó mucho tiempo en expandirse por el país. Sucre fue la segunda sede nacional de la justa estudiantil y recibió a más de 5.000 deportistas de todo el país.

11 Septiembre 2017, 05:29

De Iztapalapa a Potosí

Con el cerro Rico de fondo, el afamado grupo de cumbia Los Ángeles Azules desafió hasta esta madrugada el frío en la Villa Imperial, a donde llegó gente de otras ciudades, principalmente de Sucre, que colmaron el...

Especial: 06 de Agosto 2017

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol
Especial: Correito del Sur 2017Especial: 25 de Mayo de 2017Especial: IncahuasiOscar Crespo 2017

Páginas Amigas

SoySucre.info: La mejor Información Turística de Bolivia.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2017
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por DEVIAN SRL & ROOTCODE