Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Tripartita muerte conyugal

20 Noviembre 2017Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Angie, los Stones. Alla, Aliona y Alena danzan desnudas alrededor, con máscaras mexicanas. Así será la muerte, la lujuria con rostro de sangriento pesebre. Cristo asesinado en la cuna de paja. La historia cambió, no hubo ni cristianos ni moros; los romanos se devoraron a sí mismos hasta desaparecer.

Lobos corrían por Germania. Angie… Hubo una Antje, alemana, perdida entre los variados calzones del recuerdo. Calzaba 35, pies de japonesa torturada y el flequillo que le caía de costado hacía las delicias de un gordote francés, asqueroso y filósofo.

It’s only rock and roll: los Stones. Por la ventana el futuro anuncia lluvia. Aliona, Alla y Alena se han dormido. El poeta Emilio Losada toca en la armónica y canta una ranchera blues para un desconocido boliviano que escribe también, porque trabaja antes de escribir, y come antes de escribir, y no llora pero sufre antes de escribir. Sí, es solo rock and roll.

Alena, Aliona y Alla despiertan y fríen catliets para el desayuno. El revólver humea al lado de mi almohada como un dragón. ¿Se ha disparado? Tarda el desayuno, se siente la carne quemarse en el aceite que hierve. ¿Alla?, pregunto. Alla duerme con la cabeza volcada, en posición de muñeca. ¿Aliona? Su torso mira al techo y sus grandes ojos azules al suelo. No te entiendo, Aliona, cómo haces semejantes ejercicios, tan difíciles. ¿Alena? Se te queman los catliets. Alena mira a ningún lado. Cerrados párpados se niegan a ver que amanece.

Me siento solo. Estas mujeres siempre me dejan solo. El revólver de ocho tiros tiene uno sin usar. Siete se perdieron ¡con lo que cuestan! Miro el reloj, pero antes apago el fuego. Esas piezas de carne ya no sirven. Tendré que salir después a comer. ¿Por qué tanto silencio Alla, Alena, Aliona? ¿Se enojaron conmigo?

A las tres se les despintan los labios. Un reguero carmesí, breve pero intenso, escapa de las comisuras. Suelen ser descuidadas con su presencia. No entiendo.

Los Stones vuelven a cantar. Acomodo la almohada, alejo el instrumento caliente de la 38 y me digo que mejor descanso un poco más. En voz alta les recuerdo: chicas, que no me dejen dormir demasiado, que alguien debe traer el pan a la casa, y parece que soy yo.

  • 358 veces leída
  • PuñoyLetra
  • muerte, conyugal

También le puede interesar...

20 Noviembre 2017, 11:59

Un joven muere durante un operativo aduanero en Oruro

Testigos de la población de Chipaya aseguran que el muchacho recibió un disparo, pero se desconoce el desarrollo exacto de cómo ocurrieron las cosas

16 Noviembre 2017, 12:29

Rescatan el cuerpo de adolescente ahogado en una represa de Mojocoya

Según testigos, el muchacho se bañaba en la represa con sus compañeros de colegio, pero desafortunadamente no pudo sostenerse a flote y terminó ahogándose

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE