Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
A PROPÓSITO DE “HERMANAS EN LA COCINA”

Los sabores y los olores del tiempo

05 Marzo 2018Alex Aillón Valverde
Los sabores y los olores del tiempo

Los sabores y los olores del tiempo

A propósito de la presentación del libro Hermanas en la cocina, de la Familia Ruiz, en Sucre, Puño y Letra pidió a algunos escritores bolivianos una pequeña impresión sobre su relación con la cocina. Escriben Claudio Ferrufino, Marcela Arauz, Daniel Averanga, Alex Salinas y Oscar Martínez. También publicamos el texto de la presentación del libro, a cargo del editor de este suplemento.

Uno de los tesoros más preciados que tengo en la vida, es el recuerdo de mi abuela, Doña Celina Baspineiro, frente a un gran horno de barro —de esos hornos panzones que habían antes, en los que han debido cocinarse las estrellas—entregándome un pan en forma de paloma o una paloma en forma de pan.

Ahora no puedo estar muy seguro de cuánto años tenía —la edad cronológica es quizás la peor de las imprecisiones—, de lo que sí estoy seguro es que juntos, con la mirada, hicimos volar ese pan/paloma por los cielos.

El resto de mi vida no ha sido sino una batalla constante para que ese regalo continúe en vuelo, porque el regalo de mi abuela no era sino el regalo de la imaginación, el comprender que las más grandes y hermosas posibilidades radican justamente en lo imposible.

Desde entonces el olor a pan caliente es el olor de mi abuela y la cocina la búsqueda eterna de su regazo.

Dicho esto, quiero agradecer primero a la familia Ruiz (extendida), el haberme invitado a ser parte de este acto íntimo, debo confesar que me siento un intruso (un intruso negro además), una especie de mosca en su cocina: pero a quién no le gustaba andar husmeando las ollas antes del almuerzo o de la cena y meter la cuchara o el dedo de manera clandestina y ser descubierto y luego espantado.

Pero quiero agradecerles, sobretodo, el haber hecho posible el recuerdo que acabo de contarles. La forma en que este hermoso libro, editado por 3600, está escrito, es una invitación gentil, creo, a pensar en la comida como una parte constitutiva de la memoria.

“Hermanas en la cocina” no solo es un libro de recetas. Es también un libro de historias. Es, en definitiva y sobretodo, una bitácora familiar. La cocina y la comida operan como un aleph desde donde se pueden recorrer memorias, sustancias, ausencias, presencias, lugares y estados que se resisten a desaparecer y que se transforman para habitar el mismo espacio, el mismo libro.

Lo que se nos revela entonces es la cocina y la experiencia de la alimentación como un artefacto afectivo profundo que une tanto las alegrías como las penas, que hermana y que tiene el poder de recuperarnos del olvido y hasta de la muerte. No en vano, “Hermanas en la cocina” es un homenaje a un importante miembro de la familia, Doña Chichina Ruiz, a quien esta noche le rendimos tributo.

En la literatura, por supuesto, y como consta en algunas citas del tan bien redactado prólogo de esta edición (de Sor Juana Inés a Wilde, pasando por Neruda), la comida y la cocina tienen una gran importancia, no siempre bien apreciada salvo, que yo sepa, en la novela negra y policial. No he estudiado este campo en particular y no soy un teórico de la literatura, pero no puedo dejar de mencionar en este caso, un ejemplo que me vino a la cabeza inmediatamente cuando comencé a hojear este libro, y es el inicio de la gran novela de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido, donde es una magdalena, cuyo sabor mezclado con el té, la que desata una cadena de recuerdos en el protagonista.

Al final oler y saborear, estas experiencias tan físicas, tan terrenales, podríamos acordar, no son menos que acariciarle el lomo a la calmada bestia del pasado.

Para los Ruiz (extendidos), no hay duda, la cocina y la comida son un asunto de familia: “its a family businnes”, como ocurre en la mejor tradición de las películas de gansters. Los gansters, sobretodo los italianos, siempre tienen un restaurante y el restaurante oculta, bajo ese velo inofensivo de la tradición familiar, los más oscuros secretos de la vida. Y sin embargo, es la cocina, sinónimo de lo familiar, del cuidado, de lo común, lo que también, a su tiempo, los humaniza.

Bien lindo es este libro que al final nos recuerda que la comida es una pedagogía de la vida y que es además una acumulación de la memoria que es a su vez una gran mesa en la que deberíamos caber todos, como soñó aquél gran poeta que fue Pablo Neruda, de manera sencilla, humilde y compartida.

La Cocina para Marcela Arauz

Tres cosas me dijo mi madre a mis 11 años, antes de caer enferma por un par de meses:

1) Debes aprender a cocinar, porque lo vas a necesitar.

2) Cocinar es una forma de expresar cariño, cocinar es un arte.

3) Nunca, nunca cocines por obligación.

Entonces, crecí con estas certezas: el “repete” en el almuerzo era una forma de amor; las pantagruelescas comilonas dominicales acompañadas de música eran amor; que “el plato favorito” en el cumpleaños de cada componente de mi familia era el mejor regalo de amor. Para precisar, amo comer, me abruma el descubrimiento de un sabor, me conmueve la delicia. Pero que se entienda bien: no es sólo amor por la comida, lo mío. Es perpetuo respeto por la cocina. He aprendido, en definitiva, que un plato me puede hacer llorar, porque en verdad hay mucha belleza en este mundo.

*Marcela Arauz es escritora y crítica gastronómica.

 

La Cocina para Marcela Arauz
  • 599 veces leída
  • PuñoyLetra
  • sabores, olores, tiempo
Congreso TCP
Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE