Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Entrevista con Pierre Singaravélou: ¿Para qué sirve la historia que no fue?

09 Julio 2018Hector Pavon
Entrevista con Pierre Singaravélou: ¿Para qué sirve la historia que no fue?

Entrevista con Pierre Singaravélou: ¿Para qué sirve la historia que no fue?

Doctor en Historia por la Universidad de La Sorbonne y profesor en la misma universidad, Pierre Singaravélou (Francia, 1977) se especializa en la historia de los imperios y es autor de varios libros que modificaron la visión sobre la historiografía de la colonización y la globalización Ha coeditado con Patrick Boucheron el best-séller Historia mundial de Francia y codirigió la Historia del mundo en el siglo XIX. Respondió por correo electrónico preguntas que anticipan uno de los temas que desarrollará en La Noche de la Filosofía, en sintonía con su libro Para una historia de los posibles, publicado por editorial SB.

–¿Por qué la historia contrafáctica perturba a ciertos historiadores?

–La desconfianza de los historiadores profesionales no es totalmente injustificada. La historia contrafáctica no está en efecto exenta de riesgos para el investigador. Como evidencia, buen número de relatos de este tipo plantean problemas: los que se pierden en la fabulación o las especulaciones metafísicas, los que consideran que todo es fortuito o los que se basan en una causalidad demasiado simple, mecánica, y por eso mismo reproducen un esquema determinista del tipo de “Si Hitler no hubiera existido, no hubiese habido Segunda Guerra Mundial”. Lo contrafáctico revela pues los defectos de la investigación o del razonamiento del investigador. De hecho, un género en particular de historia contrafáctica plantea particularmente problemas al historiador: las historias alternativas, es decir las ucronías, que imaginan lo que podría haber ocurrido prolongando el relato mucho más allá del punto de bifurcación. Este enfoque no carece de interés: ofrece un recurso literario a los novelistas obligando al lector a comparar permanentemente la historia ficticia con la historia acontecida realmente. La ucronía puede igualmente constituir una herramienta moral eficaz para los abogados que intentan lograr reparaciones por perjuicios de la historia como la trata y esclavización de cautivos africanos. Sin embargo, existe el riesgo de que esta historia alternativa sea contraproducente para el historiador. No solo parece contravenir las reglas de la disciplina histórica sino que, al movilizar los esquemas convenidos se expone a agotar la imaginación del historiador.

–¿Existen otros tipos de historia contrafáctica?

–En reacción a esta versión literaria se han desarrollado otros usos que exploran la dimensión científica del enfoque. No son obra de los historiadores sino de otras ciencias sociales que han movilizado el análisis contrafáctico para renovar su propia visión de la historia. Max Weber parece ser el primero en teorizar explícitamente acerca del uso del abordaje contrafáctico en sus Gesammelte Aufsätze zur Wissenschaftslehre (Ensayos sobre la teoría de la ciencia), publicados en 1906. Solo el análisis contrafáctico puede, según él, conferir a la historia el estatus de ciencia porque permite medir la “significación histórica” de un acontecimiento.

–¿En qué consiste “la historia de los posibles” que usted propone en esta obra?

–A través del razonamiento contrafáctico, el historiador puede aprehender en los archivos los temores futuros y esperados de los actores, en especial para asir más finamente los momentos de apertura de posibles como los períodos revolucionarios. Podemos observar qué está en juego independientemente del conocimiento de lo que seguirá, que con frecuencia cubre el análisis a posteriori. Con Quentin Deluermoz llevamos a cabo este análisis en relación con la revolución de 1848: nos permitió emanciparnos de un abordaje centrado en su resultado (es decir, la construcción de nuestra República) para tomar en cuenta todo lo procedente y que finalmente no incidió. El historiador puede entonces considerar los cambios rápidos de situaciones y estrategias o inclusive de otros futuros, cuyos ecos no dejan de oírse luego de los acontecimientos, se trate de la restauración de la monarquía o la posibilidad de una república democrática y social de obreros, y más ampliamente la proliferación de expectativas y promesas, legibles en las peticiones. La historia, a menudo escrita por los vencedores, tiene tendencia a “aplastar las potencialidades no satisfechas del pasado”. Al restituir la palabra a los “perdedores” de la historia, el método contrafáctico autoriza una inversión de perspectivas.

–¿La historia contrafáctica es una ficción? ¿Puede transformarse en posverdad?

–La historia contrafáctica explota plenamente el rol crucial de la imaginación en la ciencia histórica. Debemos recurrir a ella para llenar los silencios de las fuentes y formular hipótesis de trabajo. Este método tiene el mérito de explicitar el rol de la imaginación para controlar mejor su uso. Desarrollada en relación con la narración de la historia efectivamente acontecida, la historia contrafáctica no puede en principio servir a las teorías negacionistas o corroborar los “hechos alternativos” que hoy se multiplican. Es, al contrario, una herramienta que puede permitir volver a visitar la frontera entre historia y ficción.

¿Qué es la ucronía?

La ucronía es un género literario que consiste en plantear un universo alternativo a partir de un punto histórico de la realidad que conocemos. Dicho de otro modo, un universo ucrónico plantea cómo sería el mundo si el resultado de un determinado evento histórico hubiese sido diferente. Según la RAE: es la Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder.

Por ejemplo, que Hitler hubiese ganado la Segunda Guerra Mundial, que la Revolución Francesa hubiese fracasado, o que los hunos hubiesen conquistado todo el Imperio Romano. Hay infinitas posibilidades, ya que nuestra Historia está llena de hitos importantes que influyeron enormemente en el desarrollo del mundo que hoy conocemos. En la ciencia ficción, una situación muy recurrente es aquella donde un personaje viaja al pasado para cambiar algo ya ocurrido en su presente.

El consecuente cambio crea una nueva línea temporal con un universo totalmente distinto, a veces sin prácticamente nada en común con la primera línea temporal, salvo el pasado.

¿Qué es la ucronía?
  • 182 veces leída
  • PuñoyLetra
  • Pierre Singaravélou, historia, entrevista
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20180709

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE