Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
CARTA DE MARIANO BAPTISTA GUMUCIO:

Los homenajes a Medinaceli deben ser compartidos por Sucre y Potosí

04 Febrero 2019Puño y Letra
Los homenajes a Medinaceli deben ser compartidos por Sucre y Potosí

Los homenajes a Medinaceli deben ser compartidos por Sucre y Potosí

Don Mariano Baptista Gumucio, Premio Nacional de Cultura y uno de los intelectuales que más ha estudiado y rescatado la obra de Carlos Medinaceli, nos envía una carta respondiendo al cuestionario de Puño y Letra sobre el hallazgo de la tumba del autor de La Chaskañawi. Cree que hay que superar la disputa de los restos del escritor entre Potosí y Sucre y celebrar su obra con homenajes, simposios y reediciones de su obra; también considera que el hecho es importantísimo para la cultura boliviana, pero que “los bolivianos tienen otros intereses más pedestres y que muy poco aprecian el legado intelectual que han recibido”. Aquí la generosa carta que nos envía el autor de la obra biográfica de Medinaceli Atrevámonos a ser bolivianos.

Apreciado Alex

El hallazgo de la tumba de Medinaceli en el abandono del cementerio de La Paz me ha impresionado profundamente. Quiere decir que su tumba en casi setenta años, no ha recibido flores ni oraciones mientras las de nuestros generales y políticos han tenido todas las guirnaldas de sus admiradores y corifeos.

Como usted sabe yo escribí un boceto biográfico bajo el título de “Atrevámonos a ser bolivianos”, y en la dedicatoria de la tercera edición pergeñé una frase buscando sintetizar mi opinión personal: “En recuerdo de Carlos Medinaceli, el mejor crítico literario del siglo XX, connotado novelista y acucioso observador de nuestra vida social, quien vivió pobre de solemnidad, soterrado en nuestros burgos y villorrios, ansioso de conocer el legado de Occidente, incrédulo de todos los fundamentalismos y cretinismos, y de la superioridad de los “blancos” o de la torpeza o abyección de los indios, admirador de la chola, matriz vital de la patria mestiza boliviana”.

Pasé también largas horas en la Biblioteca Nacional buscando sus artículos que reuní en “La alegría de ayer”. Sabía que los restos estaban en La Paz y cuando visité más de una vez los de Tamayo, pregunté inútilmente por los del autor de “La Chaskañawi”, pero nadie me daba razón. El hecho es importantísimo para la cultura boliviana, pero hace décadas pienso que las prioridades nacionales están alteradas, que los bolivianos tienen otros intereses más pedestres y que muy poco aprecian el legado intelectual que han recibido. En España, en el quinto centenario de la muerte de Cervantes, se buscaron sus restos durante varios meses, removiendo los sótanos de una iglesia sin poder hallarlos con exactitud, pero el país entero celebró a su gloria nacional. Yo creo que a Don Carlos, que apenas vivió, malamente, medio siglo, le hubiera tenido sin cuidado donde reposen sus restos, y quizá habría tomado la cosa con humor. Él dialogaba con los grandes espíritus, desde Nietzsche hasta Flaubert, incluyendo a René Moreno, en ese reino etéreo donde no hay mezquindades ni odios ni resentimientos o golpes bajos, y donde el hecho de reposar en uno u otro lugar no tiene importancia.

Por supuesto que es fundamental que ahora se cuide de ellos porque Medinaceli es incuestionablemente, una de las cumbres literarias de Bolivia. No quiero entrar en el tema en donde estarían mejor y lamento la polémica entre Sucre y Potosí, ciudades que aún no han superado muchísimas carencias materiales, y que deben buscar su superación material y espiritual conjuntamente con el resto de Bolivia. En una de ellas nació Medinaceli y en la otra se realizó como magnífico escritor. De manera que pienso que los homenajes que se le hagan sean compartidos por las dos capitales en forma de simposios, reedición de sus libros y un par de estatuas que no sean de cemento ni de bronce sino de la humilde pero noble fibra de vidrio, que lo recoja en dos actitudes; una en una plaza de Potosí, leyendo en un banco, donde se puedan sentar también los jóvenes que quieran sacarse una foto con él, y otra en el bello parque de Sucre, de pie, pensativo, con un libro bajo el brazo. De pronto se me ocurre una idea que no separe a chuquisaqueños y potosinos, sino que los una en su propósito de honrar a un gran boliviano: disponer que cada municipio contribuya con una suma igual para erigir en el cementerio de La Paz un mausoleo dedicado a su memoria.

En cuanto a su pregunta sobre la vigencia de su pensamiento, creo que es absolutamente pertinente porque los males que él señaló continúan y se han agravado con el tiempo, azuzados además por los que quisieran seguir profundizando en las diferencias entre los bolivianos. Las reflexiones que él dejó están más vigentes que nunca, pero sería demasiado largo extenderse en este tema.

Perdone que no le haya contestado siguiendo el orden de sus preguntas.

Le mando un fuerte abrazo de colega y amigo.

Mariano

 

El Mago en breve

Baptista Gumucio nació en 1931 en Cochabamba. Estudió derecho (Universidad de San Francisco Xavier y Universidad Mayor de San Andrés) y literatura inglesa (City of London College). Fue subdirector de la Biblioteca Nacional de Sucre, ministro de Educación y Cultura, embajador de Bolivia en EEUU, cónsul general de Bolivia en Chile y gerente general de la Empresa Nacional de Televisión Boliviana (canal 7).

Como director del matutino Última Hora creó la Biblioteca Popular de Última Hora, la cual editó 50 títulos de autores bolivianos. Publicó cerca de 70 libros, como Yo fui el orgullo. Vida y pensamiento de Franz Tamayo (1978), Biografía de Palacio Quemado (1982), Mis hazañas son mis libros. Vida y obra de Augusto Guzmán (1990), Historia gráfica de la guerra del Chaco (2003), La muerte de Pando y el fusilamiento de Jáuregui (2009) y Busch, la flecha incendiaria (2011).

Obtuvo varias condecoraciones y fue galardonado con el Premio Nacional de Cultura de Bolivia (1993), el Premio Nacional de Gestión Cultural Gunnar Mendoza (2004) y el Premio Nacional de Periodismo (2011), entre otros.

El Mago
  • 296 veces leída
  • PuñoyLetra
  • homenajes, Medinaceli, Sucre, Potosí

También le puede interesar...

04 Febrero 2019, 12:01

Dos personas mueren en Chuquisaca al ser arrastradas por el río en Azurduy

El hecho ocurrió ayer, domingo, cuando las dos personas de la tercera edad intentaban cruzar el río

04 Febrero 2019, 11:31

Las actividades escolares vuelven a Chuquisaca pero no en todos los colegios

La máxima autoridad educativa del Departamento agregó que son 1.240 unidades educativas las que tendrían que abrir sus puertas a los estudiantes

04 Febrero 2019, 10:08

Reeligen a Elmar Callejas como presidente de la Brigada Parlamentaria de Chuquisaca

Al diputado oficialista lo secundan Patricia Gómez (PDC), Delina Comandiri (MAS), Asbley Fernández (MAS) y Lourdes Millares (UD)

04 Febrero 2019, 05:11

Tres días de persistentes lluvias ocasionan varios estragos en Sucre

Preocupa el desplome del muro de contención del castillo de La Glorieta

03 Febrero 2019, 04:12

Choque de invictos

Bolívar recibe a Nacional Potosí con el reto de sumar su tercera victoria en el Torneo

Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20190204

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2019
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v2.0.0
Desarrollado por ROOTCODE