Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur
FUERON VÍCTIMAS DEL ABUSO POR SIETE AÑOS: EL AGRESOR ESTÁ PRESO

Dos adolescentes violadas revelan su drama familiar

04 Febrero 2019Luis Alberto Guevara López
HECHO. El caso fue tramitado en el Juzgado Segundo de Instrucción en lo Penal de Sucre.

HECHO. El caso fue tramitado en el Juzgado Segundo de Instrucción en lo Penal de Sucre.

AMENAZAS

El padrastro para conseguir sus propósitos, amenazaba a sus víctimas con golpear a su madre y violar a sus hermanas menores que tienen cuatro y ocho años de edad.

Dos hermanas adolescentes que fueron víctimas de violaciones continuas de parte de su padrastro durante siete años, revelaron su drama y ahora el hombre está en el penal San Roque.

El sospechoso fue imputado por violación de niña y adolescente hace casi dos meses y la jueza Segunda de Instrucción en lo Penal de la Capital, Cinthia Zambrana, ordenó su detención preventiva. Desde que se conoció la denuncia, las víctimas fueron internadas en un centro de acogida.

La confianza entre amigas hizo posible que la compañera de curso de una de las víctimas le contara que estaba siendo violada por su padre. Su historia hizo que ella tomara valor y también le contara que era víctima del mismo tipo de agresión sexual pero por parte de su padrastro y que su hermana mayor, de 17 años, también era vejada.

Las tres menores de edad, víctimas de violación decidieron contar lo que vivían a su profesora de lenguaje, a quien le tenían alta confianza.

La maestra escuchó los relatos y sin dudarlo denunció las agresiones en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, que abrió dos causas. La presente historia se relaciona con las dos víctimas de su padrastro.

La casa donde se cometía el delito está en la zona de Villa Margarita de la ciudad de Sucre. Allí vivían el padre, la madre, dos hijas adolescentes que sólo eran de la mujer, y dos niñas de la pareja.

El padrastro las violaba a las dos, pero ninguna lo sabía simplemente nunca se animaban a hablar del tema porque estaban bajo amenaza. Un día, la hermana mayor encontró a su padrastro encima de su hermana menor; a partir de aquello, ambas compartieron sus duras experiencias, reveló la jueza Tercera de Instrucción en lo Penal de la Capital, Ximena Mendizábal, que recibió la declaración de las adolescentes como anticipo de prueba en la Cámara Gesell, en suplencia de su colega Zambrana.

Las adolescentes, una de 14 y otra de 17 años, se preguntaron desde cuándo eran violadas e hicieron las cuentas: la menor desde sus siete y la mayor desde sus diez. Fueron siete años de soportar continuas agresiones sexuales, precisó Mendizábal.

El hombre violaba a sus víctimas cuando la madre no estaba en casa; aprovechaba que se iba a vender al Mercado Campesino. Para que nadie se diera cuenta, buscaba el modo de quedarse sólo con una de sus hijastras; a las menores generalmente las mandaba a comprar pastillas o caramelos de una tienda que estaba a cinco cuadras de su casa.

Desde que las agresiones empezaron, las callaba con amenazas, y si no accedían, las golpeaba. Advertía que si no le dejaban hacer lo que él quisiera, golpearía a su madre y varias veces ocurrió eso. Cuando las niñas se hicieron adolescentes, empezaron a resistirse, pero el sujeto, para lograr su propósito, las amenazaba diciéndoles que lo mismo haría con sus dos hermanas menores, que hoy tienen cuatro y ocho años.

Estaban atrapadas hasta que se dieron cuenta de que las dos eran víctimas de violación; desde entonces se cuidaron mutuamente y decidieron que ninguna se iba a quedar sola con el padrastro. Ambas salían y llegaban juntas, además que permanecían acompañadas en la casa.

Esto desató la ira del padrastro que bajo pretextos como de un arroz supuestamente mal hecho o se demoraban al llegar a la casa, las regañaba. Incluso las golpeaba con un palo, frustrado por no conseguir sus propósitos.

El maltrato era tal, que pese a las acciones de defensa de las adolescentes, de cualquier modo, el hombre conseguía sus fines y las seguía violando. Muchas veces ellas recurrían a hacer volar ollas y sartenes para defenderse.

Ambas no podían resistir los acosos. Terminaban cediendo y callando por temor a que sus hermanitas también pudieran ser víctimas de violación o que su madre fuera golpeada. Contaron que ambas se sentían responsables de sus hermanas, sostuvo la jueza.

El caso se conoció en noviembre de 2018, nueve meses antes fue la última vez que fue violada la muchacha de 17 años, la última agresión sexual contra la adolescente de 14 años se registró en octubre del año pasado.

  • 9561 veces leída
  • Seguridad
  • adolescentes, violadas, drama familiar
Arca de Noé

Portada Deporte

Portada Deporte El Rayo - 20190204

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2019
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v2.0.0
Desarrollado por ROOTCODE