Ecos

Los rayos…¡que no te atormenten!

Este misterioso fenómeno natural, que no termina de ser comprendido, coexiste con el hombre desde el inicio de la humanidad y sigue generando temor. Una treintena de personas y cientos de animales han muerto en los últim

Este misterioso fenómeno natural, que no termina de ser comprendido, coexiste con el hombre desde el inicio de la humanidad y sigue generando temor. Una treintena de personas y cientos de animales han muerto en los últimos cuatro años en los departamentos de Chuquisaca y Potosí, sobre todo en el área rural y en situaciones que pudieron ser evitadas. Ante la irrupción de las descargas eléctricas al inicio de una nueva época de lluvias y tormentas, es importante tomar una serie de precauciones...

Este aterrador fenómeno natural anualmente se cobra miles de vidas en todo el mundo y no termina de ser desentrañado, a pesar de convivir con el hombre desde el inicio mismo de la humanidad.

Rayos descendentes, de nube a nube e incluso ascendentes, son parte de una compleja explicación que los estudiosos no terminan de describir. Ante la imposibilidad de un pronóstico o la definición de una trayectoria, resta tomar en cuenta una serie de recomendaciones y previsiones para evitar que los rayos atormenten nuestras vidas.

Tormentas peligrosas

Conocidos como descargas naturales de electricidad estática que se generan durante las tormentas eléctricas, constituyen una de las principales causas de lesiones y muertes relacionadas con los fenómenos climáticos. Si bien no todas las personas alcanzadas por un rayo fallecen, los afectados suelen quedar con secuelas y síntomas que influyen en su vida y desempeño a largo plazo. Las tormentas eléctricas son generalmente peligrosas y vienen acompañadas de vientos fuertes, granizo y provocan inundaciones e incluso tornados. En los últimos cuatro años, al menos 29 personas y unos 390 animales murieron  por descargas eléctricas en los departamentos de Chuquisaca y Potosí, de acuerdo con informaciones publicadas en medios de prensa escritos.

La mayoría de los episodios con muerte durante las tormentas eléctricas ocurrieron en el área rural cuando las víctimas se encontraban al aire libre, sin asumir medidas de prevención y portando elementos o herramientas que con probabilidad atrajeron las descargas eléctricas.

Una familia, dirigiéndose a su hogar a bordo de una motocicleta, en plena lluvia; personas que se treparon a algún cerro para intentar mejorar la señal de celular; labriegos cosechando con hoz de metal; niños guareciéndose bajo un árbol o animales de granja agrupados en un corral a la intemperie, son situaciones que se registraron en las provincias de los dos departamentos sureños.

Las “cumulonimbus”

Información del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) detalla que la presencia de este evento climatológico obedece a la formación de las nubes denominadas “cumulonimbus”, debido a la topografía de ambas regiones. Estas nubes densas se forman a base de columnas de aire cálido y húmedo con un desarrollo vertical considerable. Cordilleras y cerros favorecen a la formación de este tipo particular de nubes que, generalmente, desencadenan descargas eléctricas y granizadas.

Otras teorías vinculan la alta concentración de rayos con la riqueza mineral en el subsuelo. Sin embargo, estas contrastan con las características atmosféricas, sinópticas y el perfil topográfico que propugnan los meteorólogos.

La explicación de por qué caen más rayos en determinados lugares no deja de ser compleja. Uno de los estudios de la NASA explica, por ejemplo, que en África Central se encuentran tormentas eléctricas durante todo el año, las cuales obedecen a patrones climáticos, el flujo de aire desde el océano Atlántico y la contribución de las áreas montañosas.

La explicación, por otra parte, no solo tiene que ver con la topografía sino también con el tiempo. La mayoría de las descargas en el hemisferio norte suceden durante el verano, mientras que en regiones ecuatoriales se tornan más frecuentes en las estaciones de primavera y otoño.

Las regiones del Ártico o la Antártida registran pocas tormentas eléctricas. Lo propio ocurre en las regiones oceánicas o en las islas del Pacífico, donde no se habla mucho de rayos. La formación de tormentas generalmente ocurre cuando se calientan las capas de aire superficiales, por lo cual los océanos no tienen rayos frecuentes.

¿En qué parte del mundo caen más rayos?

1. Lago de Maracaibo (Venezuela)

2. Kabare, Parque Nacional Kahuzi-Biega (Congo)

3. Kabende, Shabunda (Congo)

4. Cáceres (Colombia)

5. Sake, Walikale (Congo)

6. Daggar (Pakistán)

7. El Tarra (Colombia )

8. Nguti (Camerún)

9. Butembo (Congo)

10. Boende (Congo)

Muertes y otras incidencias por rayos

• Potosí

2014

12 enero: Una mujer y 30 cabezas de ganado bovino.

4 febrero: Una madre y sus dos hijas, en una comunidad del área rural.

6 febrero: 134 ovejas en Betanzos.

12 noviembre: Una madre de 45 años en el municipio de San Pedro de Buenavista deja en orfandad a un niño de 12.

2015

18 noviembre: David Álvarez jugaba fútbol en un campo deportivo en Villazón. Otros ocho jugadores quedan heridos.

2016

11 febrero: Una niña de seis años en la comunidad Ajtara, municipio de Tinguipaya.

8 diciembre: Una mujer de 31 años en la comunidad de Jalipe (Villazón); se salva milagrosamente su bebé de tres meses. Una mujer de 65 años muere en Chusquipampa.

13 diciembre: Una persona del municipio de Tinguipaya.

2017

27 de enero: Narciso Yevara, de 38 años, durante una granizada en la comunidad de Challa Mayu, municipio de Tinguipaya.

6 febrero: Una mujer de 48 años pastaba sus ovejas en el municipio de Tinguipaya.

30 marzo: Iver Mamani Donaire, Gabina Calcina Flores y Missael Mamani Calcina, cuando se dirigían en motocicleta a su vivienda de Cueva Pujro, municipio de Colcha K.

                                                                                                                                   2018

6 marzo: Un niño de ocho años en una comunidad del municipio de Pocoata.

8 de marzo: Durante el periodo de lluvias se registran dos muertes: en la comunidad Challa Mayu, municipio de Tinguipaya, y en Ocurí.

• Chuquisaca

2014

30 diciembre: Fallece una persona de la tercera edad y otra resulta herida en el área periurbana de Sucre.

2015

30 enero: Una mujer de 37 años y su hija de 12, mientras se protegían de una tormenta debajo de un árbol. El padre y otras dos niñas sufren quemaduras en Yunguillas, Villa Serrano.

10 abril: Hermindo Olarte, de 75 años, cuando iba  a recoger alfalfa con una hoz en el municipio de Las Carreras.

31 diciembre: Cirilo Flores, de 40 años, cuando se dirigía a su domicilio en medio de una tormenta en Tomina.

2016

3 enero: La niña Dominga Taquichiri, de 10 años, en la comunidad de Huañuma Alta, municipio de Poroma.

26 febrero: La profesora Fausta Ávalos deja en la orfandad a tres niños en la comunidad de La Sillada, municipio de Tarvita. Durante la tormenta, subió a un pequeño cerro en busca de señal telefónica para su celular.

11 marzo: Simona Quispe, cuando realizaba sus labores cotidianas en la comunidad Quelque Huasi, municipio de San Lucas.

3 abril: Un rayo destruye una palmera en la céntrica avenida Hernando Siles de Sucre y alarma a la población.

4 octubre: Otra palmera en un inmueble en la calle Raúl F. de Córdova de Sucre.

28 noviembre: Cinco personas son alcanzadas por un rayo en Uropunta, municipio de Tomina. Fallecen dos varones de 55 y 18 años; los otros tres resultan con quemaduras de primer grado.

2017

24 de enero: 26 chivos y cabras mueren en la comunidad de Caraparí, municipio de Mojocoya. Otros 31 desaparecieron por el susto tras el rayo.

15 octubre: 18 ovejas de las familias de Pedro Muñoz y Avelino Soto en la comunidad Huayrapata, municipio de Poroma.

28 noviembre: 172 animales, entre cabras y ovejas, pertenecientes a 13 familias del Distrito 6 del municipio de Sucre.

9 diciembre: Cuatro reses que se encontraban bajo un árbol en la comunidad de Toco Cala, municipio de Poroma.

2018

28 febrero: Eusebio Flores, de 60 años, mientras pasteaba su rebaño en el municipio de Presto.

3 abril: Seis animales que se guarecían bajo un árbol en Guayabillar, municipio de Huacareta.

26 septiembre: Un joven de 15 años que manipulaba su celular en la localidad de San Pedro, municipio de Tarvita.

29 octubre: El funcionario de ENTEL Jorge Richard Ocampo Vedia, cuando realizaba conexiones en el municipio de Monteagudo.

Consejos para evitar un rayo

Bajo la consigna de que nada los atrae ni hay forma de prevenirlos, la población tiene que tomar muy en serio algunas medidas de prevención durante el desarrollo de las tormentas eléctricas. Si bien las tormentas son predecibles, nadie puede saber el lugar ni el instante en que caerá el rayo. Amplia literatura sobre prevenciones apunta a que los esfuerzos no solo deben ser institucionales sino, sobre todo, familiares.

• En el campo

Es muy habitual la caída de rayos en lugares al aire libre, como campos y praderas, donde árboles y metales son los principales elementos de atracción de rayos.

Antes de salir a una actividad o caminata al aire libre, monitorear el reporte del tiempo.

Si el cielo oscurece, se ven relámpagos, el viento arrecia o si se escuchan truenos, refugiarse urgentemente.

Nunca guarecerse debajo de un árbol. El roble, el álamo y el pino silvestre son los árboles más peligrosos.

Buscar lugar seguros como capillas, edificios o vehículos que no sea descapotables.

Alejarse de toda estructura metálica (torres eléctricas, postes de energía y vallas, entre otros).

Herramientas de labranza, palos de golf, paraguas andamios y estructuras metálicas pueden ser buenos conductores.

En caso de estar en una montaña, abandonar las alturas y buscar algún lugar para cobijarse; por ejemplo, una cueva.

Mantenerse refugiado durante una media hora después del último relámpago (hay reportes de personas alcanzadas por rayos procedentes de tormentas ubicadas a varios kilómetros de distancia).

En caso de encontrarse en una pradera y no hallar cobijo, recostarse en el suelo en posición fetal o ponerse de cuclillas sobre un cartón, impermeable o algún material aislante.

No se debe correr y menos con la ropa mojada. Es mejor no estar en contacto con el suelo. La descarga se mueve por la superficie y a veces alcanza un radio de hasta 16 metros.

En grupo, se recomienda que las personas se separen por lo menos a tres o cinco metros de distancia para evitar la transmisión de la descarga.

No es buena idea permanecer en la playa o en la piscina cuando hay rayos. Buscar cobijo al interior de la embarcación, en caso de encontrarse en un barco.

En verano, acabar de ascender una cumbre o terminar la caminata antes de las 16:00. A partir de esa hora se registra el mayor número de tormentas.

Apagar handys o celulares. Las radiaciones electromagnéticas pueden atraer rayos.

En la calle, no es recomendable refugiarse en una cabina o utilizar el celular.

• En el hogar

Durante la tormenta eléctrica, es mejor permanecer dentro de casa y mejor alejarse de puertas y ventanas; también de balcones y terrazas.

No utilizar el teléfono fijo u otra conexión alámbrica.

Desenchufar el televisor para evitar que implosione por sobretensión. Lo mismo con las computadoras y electrodomésticos encendidos.

No tomar duchas o lavar los platos: el agua conduce la electricidad.

Bajar los térmicos de electricidad en caso de que los rayos sean cercanos.

En los patios y jardines, evitar la presencia de postes o árboles deteriorados.

Mantenerse aislado, en lo posible, de los objetos de metal.

Expertos sugieren tomar muchas precauciones y buscar asesoramiento técnico a la hora de instalar un pararrayos. Cuando el rayo llega a un pararrayos, baja buscando tierra y crea un campo electromagnético que puede provocar daño a su alrededor. Es necesario que el pararrayos siempre esté instalado a un cable a tierra.

Desentrañando su misterio

Para lograr entender mejor este fenómeno natural, la BBC difundió un informe en el que, con datos de la NASA y otros estudios especializados, se revela una serie de datos ilustradores como, por ejemplo, que los rayos pueden viajar a una velocidad de 115 millones de kilómetros por hora y se precipitan a tierra más de 17 millones de veces al día; es decir, 200 veces por segundo.   

Miles de personas son alcanzadas por rayos en el mundo a un promedio diez veces mayor al que debería, según las leyes del azar.

Cada año unas 2.000 personas mueren en todo el mundo; solo Estados Unidos alcanza un promedio de 400 personas al año.

Es seis veces más probable que las descargas afecten a los varones que a las mujeres.

Los rayos no siempre caen en las partes altas de los edificios. Científicos aseguran que existen tres tipos de rayos: los que caen de las nubes, los que se descargan de una nube a otra, y los que van hacia el cielo.

Hay teorías que reconocen los rayos ascendentes, documentados desde hace mucho y enriquecidos sobre la base de avances en fotografía.

Los meteorólogos explican que un rayo se produce por la acumulación de electricidad estática en las nubes, pero aún no se explica su causa y, peor aún, cómo prevenir la descarga.

El desarrollo de sensores ópticos espaciales fue uno de los adelantos que permitió a los investigadores una visión más completa de la actividad de relámpagos en el planeta.

Antes solo se usaban detectores de relámpagos localizados en tierra con sensores de radiofrecuencia que arrojaban mediciones locales con un alcance limitado. Sitios como océanos o áreas con baja población no eran estudiados con detalle.

Antiguas tradiciones europeas de fines del siglo XVII apuntaban al repique de campanas como dispersores de rayos; con el tiempo se comprobó que los campanarios eran el peor lugar para estar durante una tormenta.

Los sobrevivientes al impacto de un rayo asumían que habían recibido un don divino. Le pasó a Martín Lutero cuando estudiaba en la universidad germana de Erfurt; tras recibir una descarga eléctrica, supuso que había recibido un mensaje de Dios y decidió volverse monje. Tiempo después se convirtió en el padre del luteranismo.


Logo El RayoIndependiente obligado a ganar de local
deporte

Independiente obligado a ganar de local

Independiente obligado a ganar de local
Universitario se hunde en la zona del descenso directo
deporte

Universitario se hunde en la zona del descenso directo

Universitario se hunde en la zona del descenso directo
Boca y River sellan un empate en la primera final
deporte

Boca y River sellan un empate en la primera final

Boca y River sellan un empate en la primera final
Conmebol confirma que el partido de ida se jugará esta tarde
deporte

Conmebol confirma que el partido de ida se jugará esta tarde

Conmebol confirma que el partido de ida se jugará esta tarde
Final incierta
deporte

Final incierta

Final incierta
El primer asalto deporte

El primer asalto

El primer asalto
La U busca un triunfo para continuar con vida deporte

La U busca un triunfo para continuar con vida

La U busca un triunfo para continuar con vida
Chuquisaca cae en fútbol sub 16 y 19 deporte

Chuquisaca cae en fútbol sub 16 y 19

Chuquisaca cae en fútbol sub 16 y 19
Aurora empieza a alejarse del descenso deporte

Aurora empieza a alejarse del descenso

Aurora empieza a alejarse del descenso
logo gente flash
Gente 01

“Ser modelo me hizo perder la timidez”

“Ser modelo me hizo perder la timidez”
Gente 02

Neurocirujanos tienen nuevos representantes

Neurocirujanos tienen nuevos representantes
Gente 03

Clase pública con Abra Palabra

Clase pública con Abra Palabra
Gente 05

JCI premia el emprendimiento juvenil

JCI premia el emprendimiento juvenil
Gente 04

Cumpleañera de la semana

Cumpleañera de la semana
Gente 02

Modistas reciben respaldo institucional

Modistas reciben respaldo institucional
Gente 02

Celebrando el Día del Ingeniero Boliviano

Celebrando el Día del Ingeniero Boliviano