Ecos

UNA ORIGINAL EXPERIENCIA CONJUNTA DE SEIS COCINEROS Y UN ARTISTA

“R-Evolución”, el arte de comer

El arte de saber comer, rescatando tradiciones, ingredientes, sabores y aromas que las familias sucrenses dejaron como legado durante varias generaciones, se resumió en una cena colaborativa denominada “R-Evolución” y organizada por seis amigos cocineros bolivianos y un artista estadounidense.

R-Evolución es un proyecto largamente soñado por su gestor, el cocinero Willy Vargas, propietario de Chifa Thai. Él es un convencido de que se puede trabajar entre chefs o cocineros (como prefiere llamarles Vargas) sin rivalidades, con hermandad y compartiendo una misma filosofía en la cocina, con el fin de crecer y potenciar el servicio en este rubro.

Y así fue. Lograron unirse los cocineros Javier Arana, Amado Soto, Fritz Hamel, Mauricio Pareja, Luis Fernando Paz y Willy Vargas. Ellos contaron con el apoyo del artista estadounidense Ryan Taylor, quien prestó los ambientes de Casa Pueblo para la cena, y del productor de cine Víctor Antonio Villavicencio, quien se ocupó de documentar el proyecto mediante una producción audiovisual.

Pero concretar esta cena colaborativa no fue fácil, porque tomó alrededor de ocho meses. Se postergó varias veces por la agenda de cada cocinero y, finalmente, por los 21 días de movilización que hubo en el país.

Sin embargo, según el relato de Vargas fue muy fructífero y hasta divertido. Se reunieron varias veces para organizar el evento, momentos que sirvieron para estrechar más sus lazos de amistad, cimentando el respeto y la sinceridad entre ellos para realizar el proyecto.

“Nuestro equipo está conformado por un grupo de soñadores. Queremos mostrar que en Sucre se forma una revolución gastronómica con identidad, investigación y una nueva generación de objetivos con valores y conciencia sobre nuestro patrimonio gastronómico; con respeto a la naturaleza y al productor, como pilar fundamental de nuestra gastronomía”, explica Vargas a ECOS.

Cocinar: un arte

El cocinero Fritz Hamel dice por su parte que es importante saber qué, cuándo y cómo se come. Además, qué se siente al realizar esa acción tan simple como cotidiana. “Comer no debe ser una acción mecánica sino un arte donde realmente se degusta la explosión de sabores”, sostiene.

En su criterio, se tiene que comprender que existe una alimentación física y otra mental para encontrar en uno mismo lo que se busca afuera en torno a una necesidad primaria que es comer para vivir.

“Hay que volver a lo simple y elemental para reconocerse, reencontrarse y entenderse. Vivimos en una época donde si no miramos atrás para aprender, si no vemos el presente para reflexionar y si no observamos el futuro para cambiar, estaríamos destinados a nuestra autodestrucción”, opina Hamel.

Producción, ciclos y clima

Por otro lado, Vargas destaca la importancia de conocer y respetar el proceso de la producción agrícola, los ciclos y los nuevos sabores de temporada, visitando en sus lugares de origen a los productores.

También hace hincapié en estar al tanto de los efectos del cambio climático en los alimentos. “Los cocineros no podemos ser indiferentes a esa situación”, señala él.

Patrimonio alimentario

Según Vargas, el patrimonio de Sucre no solo es histórico y cultural sino también alimentario. Con R-Evolución tratan de revalorizar y rescatar las costumbres, tradiciones, sabores y aromas legados por las antiguas familias sucrenses.

Por ejemplo, están presentes en la memoria los recuerdos de los dulces aromas que por las tardes emanaban de los balcones de las casas, las fragancias de una taza de té, la leche fresca, la canela…

“R-Evolución empieza en Sucre, con una larga reflexión alrededor de la mesa, creando, proponiendo, concientizando, buscando un lugar de paz y recibiendo la temporada de lluvias con el lenguaje de la comida, con los espacios y con la gente”, repasa Vargas.

Original y conjunta

La cena colaborativa se desarrolló en “un lugar sagrado”, según las palabras de Vargas, en la terraza de Casa Pueblo, ubicada en pleno cerro Churuquella, con un hermoso paisaje de Sucre como contexto.cocine

Pero todo comenzó antes, a las 17:00, en la cafetería Time & Coffee, de donde partieron los invitados en bus. En el camino degustaron una bebida fermentada con té de combucha (hongo manchuriano) y pan casero preparado con levadura hecha por ellos mismos.

Cuando llegaron a Casa Pueblo, un lugar lleno de paz, los comensales fueron recibidos por su propietario, Ryan Taylor, quien les invitó a hacer un breve recorrido por su morada. Luego, pasaron a un balcón donde degustaron un aperitivo de bienvenida y todos empezaron a confraternizar.

Acto seguido, se lavaron las manos para comer. El menú se preparó con ingredientes propios del cerro: nopal (cactus), lavanda, hojas de eucalipto y manzanilla. Fueron preparados con diferentes técnicas que sorprendieron a los comensales.

Posteriormente hubo una degustación de golloría (un bocadillo muy popular hace más de un siglo en Sucre), servida en una teja que evoca los colores y los techos de la Ciudad Blanca y pan de laja con varias semillas.

Siguió una ensalada de tubérculos y hojas verdes recolectadas del huerto de Casa Pueblo, recordando las huertas que había en las casas de Sucre.

Un excelente producto

El plato fuerte consistió en una pasta rellena con seso, ñoquis de whilaphari y salsa de pimentones grillados. De postre chambergo, en representación del parque Bolívar.

Destacó la combinación de ingredientes locales que se complementó con la imaginación de cada cocinero. Entre todos lograron rescatar sabores tradicionales de antaño y con una muy buena presentación y decoración, demostrando así que con respeto y sinceridad se puede conseguir un excelente producto.

El momento cúspide que cautivó a todos fue cuando bajaron a un salón de Casa Pueblo, donde el guitarrista y compositor chuquisaqueño Harold Beizaga brindó un magnífico concierto con la colaboración eventual de Juan Pablo Falón.

Uno de los comensales subrayó la pulcritud y la exactitud del evento: “todo estaba fríamente calculado por los organizadores, que se lucieron con la cena. Felicidades para ellos”. Otro: “el punto alto del evento, además de la comida, fue la paz y la espiritualidad que había en el lugar. Nos sumergió en un momento intenso, donde parecía que todos nuestros sentidos estaban despiertos y podíamos apreciar con intensidad el sabor de cada ingrediente que probábamos. Fue increíble”.

Este tipo de experiencias bien podría repetirse y no solamente en el sector gastronómico.

La idea está sembrada. Ahora, si otros chefs y otros profesionales de más rubros se interesan en ella, simplemente pueden tomar la posta… •


Logo El Rayo Azkargorta: “Nunca vi golpe de Estado”; siente vergüenza por diplomáticos
1

Azkargorta: “Nunca vi golpe de Estado”; siente vergüenza por diplomáticos

Azkargorta: “Nunca vi golpe de Estado”; siente vergüenza por diplomáticos
Wilster campeón
deporte

Wilster campeón

Wilster campeón
Bolívar se despide con un empate
deporte

Bolívar se despide con un empate

Bolívar se despide con un empate
Manos  a la obra
deporte

Manos a la obra

Manos a la obra
Dakar: Nosiglia parte para cumplir un sueño
deporte

Dakar: Nosiglia parte para cumplir un sueño

Dakar: Nosiglia parte para cumplir un sueño
Puesto de Champions deporte

Puesto de Champions

Puesto de Champions
La Sub 23 sin pausa deporte

La Sub 23 sin pausa

La Sub 23 sin pausa
Adiós negocio deporte

Adiós negocio

Adiós negocio
Capitalina se destaca en tenis deporte

Capitalina se destaca en tenis

Capitalina se destaca en tenis
logo gente flash
“Nuestros certámenes cumplen con la premisa de belleza con propósito””

“Nuestros certámenes cumplen con la premisa de belleza con propósito””

“Nuestros certámenes cumplen con la premisa de belleza con propósito””
Fiesta Nova

Fiesta Nova

Fiesta Nova
Emotivo acto de egreso

Emotivo acto de egreso

Emotivo acto de egreso
Concierto solidario por Navidad

Concierto solidario por Navidad

Concierto solidario por Navidad
Concierto de clásicos

Concierto de clásicos

Concierto de clásicos
Kultur Berlín

Kultur Berlín

Kultur Berlín
Con éxito, culminan su capacitación

Con éxito, culminan su capacitación

Con éxito, culminan su capacitación