LA NOTICIA DE PERFIL

Las empleadas del hogar

Como en nuestro país nos faltan días para festejar a todos y cada uno de sus habitantes llegó el turno de las empleadas del hogar que en mi tiempo juvenil eran conocidas como las “muru imillas” pero a éstas ya les creció el pelo y hoy son las que deciden muchas situaciones de servicio en cada uno de los hogares que pueden darse el lujo de contar con una de ellas.

Recuerdo los tiempos felices cuando en mi casa podíamos contar con una cocinera, una empleada que nos atendiera en otros menesteres que solían ser desde el cuidado de las guagas hasta la difícil misión de lavar y planchar, no siendo raro que también extremaran sus cuidados para no caer en redes de un señorito enamoradizo, a quien por extensión se le tildaba de cholero o imillero.

Pues bien, al saber que hoy se conmemora el día de la empleada del hogar, se presentara en mi casa mi comadre Macacha quien se había enterado en el Palacio Real de la Plaza Murillo, del festejo que hoy comentamos. Abandonando momentáneamente sus labores periodísticas se constituyó en nuestro despacho para aconsejarme que tuviera muy en cuenta esta fecha pues muchas cumplen labores en la cocina del Palacio Real para proveer de excelente comida a los exigentes dueños del recinto y sus “llunkus” que así gozan de sabrosos refrigerios, almuerzos y otras comidas sin tener que pagar abultadas cuentas ni agradecer a anónimas servidoras de la patria que nunca son entrevistadas ni siquiera por la televisión estatal y otros medios.

Como mi comadre Macacha conoce de memoria el desenvolvimiento de mi hogar me preguntó si había felicitado a mi cocinera llamada Winnona que me da de yantar cotidianamente, llamándola a nuestra presencia para felicitarla en ese día tan grande y merecido: Acudiendo la mencionada para decirnos que ella sabe perfectamente que las autoridades dispusieron un día libre para ellas, prometiéndole que ese día libre lo gozaría en otro día.

Con lo cual mi conciencia quedó satisfecha y ella quedó agradecida a “su caballero”, título que ostento sin tener los dones contenidos en el código de caballería. De esa manera todos quedamos felices aunque yo sigo esperando que llegue el “día del cawallero” pues me considero perteneciente a esa orden de la cual no se acuerdan nuestros legisladores tal vez porque hay muy pocos que todavía ostentamos ese título.

Macacha quedó feliz con el desenlace de nuestro encuentro y nos abrazamos entre todos: la Winnona, Macacha la periodista y yo el cawallero sin caballo ni espada

LO MÁS LEÍDO...

Así, entre gritos a favor y en contra de Evo, comenzó el acto inaugural de La Sombrerería
1

Así, entre gritos a favor y en contra de Evo, comenzó el acto inaugural de La Sombrerería

Cultura
Accidente de tránsito en ruta Sucre-Potosí deja tres fallecidos
2

Accidente de tránsito en ruta Sucre-Potosí deja tres fallecidos

Seguridad
Albañil cae sobre un fierro que atraviesa su tórax
3

Albañil cae sobre un fierro que atraviesa su tórax

Seguridad
Al borde del abismo
4

Al borde del abismo

Deporte
Denuncian nueva violación en Sucre
5

Denuncian nueva violación en Sucre

Sociedad
Aprehenden a exprefecto de Chuquisaca por supuesta violación a un niño
6

Aprehenden a exprefecto de Chuquisaca por supuesta violación a un niño

Seguridad
Hombre y policías confabulan para quedarse con dinero
7

Hombre y policías confabulan para quedarse con dinero

Seguridad
Colegio de Potolo atrae atención de científicos
8

Colegio de Potolo atrae atención de científicos

Local
Se importarán 162 millones de moscas para luchar contra plaga
9

Se importarán 162 millones de moscas para luchar contra plaga

Economía
Albañil queda atravesado por una varilla
10

Albañil queda atravesado por una varilla

Seguridad