Panorama

Corazones altruistas por los enfermos con cáncer

Organizaciones, grupos , instituciones, empresas y otros unen lazos para ayudar al prójimo de manera voluntaria, a partir de campañas que no solo buscan solventar gastos económicos

El cáncer es una palabra que en la pronunciación se queda corta, pero que en los corazones de las familias que lo afrontan junto a los pacientes, se hace a veces eterna –con altas y bajas–, por lo general por la falta de recursos económicos para seguir un tratamiento. No obstante, genera también cada vez más el interés de crear organizaciones sin fines de lucro que intentan alivianar este proceso a través de diferentes iniciativas.  

La recolección de tapitas, la elaboración de pelucas con cabello donado, grupos de apoyo para que los enfermos oncológicos cumplan sus sueños, entre otros, son algunas de las muestras altruistas que muchas veces no se manejan solas con el fin de beneficiar a los más necesitados en cualquier rincón del país. CORREO DEL SUR conversó con algunos grupos de apoyo, los cuales relatan sus experiencias e invitan a poner un granito de arena según las posibilidades de cada persona.

Otras organizaciones, grupos de amigos, universidades, instituciones y el propio Instituto de Cancerología “Cupertino Arteaga”, en Sucre se movilizan para intentar recaudar recursos en pos de una mejor atención para los pacientes oncológicos que se encuentran en hospitales y sus propìos domicilios..  

Después del gusto... la satisfacción 

Cuando se trata de ayudar, el adquirir una bebida en envase de plástico no solo calmará la sed, también las ganas de servir al prójimo al reciclar la tapa de seguridad. 

Desde julio de 2018, la recolección de tapitas ha construido su propio camino, lento pero seguro, para generar fondos en Chuquisaca de la mano de la Asociación de Voluntarios Contra el Cáncer Infantil (Avcci).

La representante de Avcci en Sucre, Claudia Leytón, sostiene que a lo largo de este periodo hubo una respuesta positiva al llamado de reciclar tapas, especialmente desde las unidades educativas e instituciones grandes, pues el objetivo es que todo lo reciclado en Sucre retorne en dinero de acuerdo a lo establecido con una empresa en La Paz, que paga 3 bolivianos por un kilo de tapitas. 

“Los colegios nos han ayudado bastante, los niños están muy motivados, vemos en todo lado juntando tapitas, (pero) el trabajo en sí (aún) no se ha hecho físico”, explica aunque ya han colaborado en gestionar el traslado de pacientes a La Paz para la atención especializada.

Este trabajo meramente voluntario de siete personas en Sucre, consiguió acumular hasta marzo de este año 4.526 bolivianos, monto reservado para un “paciente cero” (entre los 15 y los 25) y que sea acogido por la asociación, la cual continuaría recaudando recursos para su tratamiento.

“Estamos concentrados en recaudar fondos económicos, porque las tapitas que estamos recolectando están generando un recurso para Sucre, dinero que no se ha utilizado en nada”, asegura al poner en claro que no reciben donaciones en efectivo por la susceptibilidad que esto genera el algunas personas.

La Avcci desde la sede central en La Paz, donde se brinda una atención especializada a los pacientes con cáncer, también impulsó el proyecto "Venciendo monstruos" donde los niños con cáncer ribetean peluches en forma de monstruos.  

Leytón explica desde su experiencia que el mayor porcentaje de cáncer en niños es la leucemia (cáncer en la sangre). 

UNA RESPUESTA

“Los niños son maravillosos, entienden. Un niño con una enfermedad crónica, tan agresiva como es el cáncer madura rapidísimo. A los que hay que apoyar bastante son a los papás porque son ellos los que deciden si el niño se queda o no. Pero los niños tienen más chance de curación”, explica. 

¿QUIERES AYUDAR?

La Avcci realizará un reclutamiento de voluntarios en septiembre, con la idea de crear conciencia en las nuevas generaciones. 

Otra forma de ayudar es depositando las tapas en las ánforas del Supermercado El Solar, Wonder Chiken, Entel, BoA, y para las donaciones en pequeña cantidad, en la Clínica del Sur (calle Bolívar Nª 481, entre La Paz y Azurduy). Contacto: 78673148.

50 tapitas por una atención médica

El movimiento de recolección de tapitas también logró establecerse en la iniciativa de Odonto Spa y Anne Stetic, en una primera colaboración en mayo, con la Miss Chuquisaca 2018, Elena Romero. Por la respuesta de la población, la campaña seguirá todo el año, remarca la propietaria de Anne Stetic, Anahí Peralta.

Según se estableció, cualquier atención podrá ser cubierta hasta con 50 tapas de plástico que equivalen a 50 bolivianos. Es decir, que si algún tratamiento costara 80 bolivianos, se cancelará 50 en tapas y 30 en efectivo. Estos establecimientos atienden tratamientos de limpieza dental, atención de caries, tratamientos reductores y limpieza facial, entre varios otros según la especialidad. 

Peralta cuenta que en la primera oportunidad se logró recolectar 3.982 tapas, las cuales fueron entregadas al Instituto de Cancerología “Cupertino Arteaga”. 

“Para nosotros es muy importante tratar de ayudar a las personas que más lo necesitan, y que también la gente se ayude de alguna forma y ayude a estas personas. Odonto Spa y  Anne Stetic siempre están tratando de colaborar a todas las personas no solamente a las que sufren de cáncer”, explica–.     

Anne Stetic y Odonto Spa de Eddson Calderón, se ubican en la calle Ricardo Jaimes Freyre Nº49, entre Marzana y Raúl Otero (zona del Mercado Campesino).

Una peluca no es la cura, pero puede cambiar una vida 

Las iniciativas altruistas pro lucha contra el cáncer se encuentran en todo el país, una de ellas es Trenzando sonrisas Bolivia, cuya sede está en Santa Cruz. Se dedica a la elaboración de pelucas con cabello donado.      

En contacto con CORREO DEL SUR, la coordinadora de esta organización sin fines de lucro, Ana Carola Montes, relata que esta causa tiene su sede en el Colegio Franco Boliviano, donde se estableció un taller de elaboración de pelucas con las estudiantes. 

Nació tras la experiencia de una de las alumnas del colegio, cuya amiga se dio cuenta del impacto que le generó la pérdida de su cabellera.

Montes explica que el taller comenzó con 40 jóvenes con las cuales se consiguió hacer 45 pelucas, las cuales se entregaron a finales de 2018 en el hospital Oncológico de la capital cruceña. Ahora 90 voluntarias se dedican al trabajo.

“Las chicas vieron el impacto en las pacientes cuando recibían la peluca; algunas lloraban cuando se veían con cabello. Realmente se emocionaron (…). Uno piensa que una peluca no es mucho, pero para la persona que ha perdido el cabello lo es”, cuenta.

La primera campaña de recolección de cabello este año fue en mayo, a la cual respondieron 707 personas. Sin embargo –aclara– con esa cantidad de cabello solo se logra confeccionar unas 100 pelucas. Dependiendo de la cantidad se necesita al menos siete donaciones para hacer una pieza. 

La primera entrega de 60 peluquines se realizó el viernes 9 de agosto en el Hospital Oncológico donde se atiende a pacientes de diferente procedencia. La segunda donación se hará efectiva a fin de año con el cabello restante de la campaña y con los que irán llegando, pues cada día al menos 20 personas están interesadas en donar su cabello.

Según Montes, la gente responde positivamente porque se trata de un proceso transparente al tener certeza de qué cabellos se usan para cada peluquín y a qué paciente se le entrega. Principalmente se regalan pelucas a pacientes de escasos recursos, desde los diez años, porque los más pequeños se acostumbran poco a ellas.

Las donaciones no solo se entregaron a pacientes en Santa Cruz, ya que según requerimiento se realizaron envíos a Beni, Trinidad, Rurrenabaque, La Paz y Cochabamba.

“La gente ahora está más consciente de las causas sociales y del apoyo que necesitan otras personas para sentirse mejor porque obviamente la peluca no va a curar a un paciente con cáncer, pero sí subirá su autoestima”, señala. 

¡DONA TU CABELLO!

Para hacer una peluca se requiere como mínimo 20 centímetros de cabello, el cual puede estar teñido, pero no decolorado (aclarar el cabello natural oscuro) ni tratado con otro químico similar.

En las campañas de Trenzando sonrisas, un 95% de los donantes son mujeres, el resto varones que se hacen crecer el cabello con ese fin. La conciencia por ayudar es desde los 6 años, pero el grupo etario que más se identifica con la causa es de mujeres de entre los 20 y 35 años. Montes comenta que desde Sucre también hay buena respuesta.

En la capital, los interesados pueden dejar su cabello en oficinas de BioTecno, en la calle Olañeta Nº 572, o ponerse en contacto directo a través de la página en Facebook: Trenzando Sonrisas Bolivia o al celular 78182112.

Soñar despierto para colaborar  a quienes más lo necesitan  

Para extenderle la mano al otro también es importante Soñar Despierto, una organización internacional con bases en México, y establecida por cuatro años en Sucre. 

Tiene cinco programas diferentes enfocados en la niñez, como el de “Contagia alegría”, que se resume en la visita de grupos de clown (payasos) a los hospitales para ofrecer un momento de alegría a los pacientes a partir de técnicas como la risoterapia.

“Cuéntame tu sueño”, dedicado a niños con enfermedades terminales, busca cumplirles su sueño más anhelado como conocer a alguien o tener un regalo deseado, relata la directora local de Soñar Despierto Sucre-Bolivia Karen, Pizarro.

La organización también cuenta con los programas “Vagones de sonrisa”, para efectuar diferentes campañas como la obtención de material escolar; “Amigos para siempre”, visitas a museos y otros espacios con niños de escasos recursos; y “Vico valores”, para la enseñanza de valores humanos mediante talleres dinámicos y visitas a sus escuelas. Además realiza actividades en el Día del Niño y Navidad.

REFLEJO DE LAS NECESIDADES 

Pizarro lamenta que el cáncer sea una enfermedad que no discrimine. En el tiempo que ella y otros voluntarios  visitaron el Hospital del Niño, se encontraron con familias “muy humildes” y de escasos recursos las cuales pasaron por situaciones complicadas como el abandono de los niños ante la necesidad de trabajo de los padres para solventar los gastos.

Cuenta que también es muy frecuente la necesidad de grandes cantidades de sangre para quienes padecen leucemia: por lo general requieren de una cantidad significativa de donantes que a veces sobrepasa las 50 personas. Su labor entonces fue crear campañas de difusión para intentar encontrar donantes voluntarios. 

“Estas situaciones son repetitivas. Lamentablemente es una situación muy complicada porque son niños muy humildes y a veces no todos tenemos conocimiento de esta realidad y se ven solos en este problema”, añade. 

Soñar Despierto Sucre-Bolivia está en Facebook y los interesados en ser voluntarios pueden contactarse al celular 78668017.  

“2x1”: tapitas por el medioambiente y los niños 

El grupo Makis, Ayuda social y ecológica con el lema “Una tapita puede hacer la diferencia” ha establecido una alianza con la Asociación de Voluntarios Contra el Cáncer Infantil (Avcci) de Sucre para acrecentar el objetivo de recolectar la mayor cantidad de tapas de plástico.

“Hemos optado por los niños con cáncer ya que es un sector muy dejado por las instituciones públicas y las privadas, aunque algunas de renombre lo hacen (…). Hay varios niños que por el hecho de que no tienen los recursos dejan que la enfermedad siga cuando hay casos en los que sí se los puede salvar”, remarca Christian Daza, representante de la organización.

En una anterior ocasión Makis realizó una campaña similar en la cual recolectó 800 kilos de tapas, pero estas fueron enviadas a Santa Cruz para que niños con cáncer cubran los gastos de sus tratamientos y quimioterapias. Ahora apuestan por Sucre, cuya campaña concluirá en noviembre, con la visión de hacer un solo envío hasta la empresa recicladora en La Paz.  

“El trabajo de recaudar tapitas es muy arduo. Es un trabajo de hormiga porque se trabaja mucho. Más o menos 350 a 400 tapas hacen un kilo y por eso nos pagan aproximadamente 3 bolivianos”, añade. 

Makis es una organización que cumplirá su primer año de trabajo altruista principalmente con el medioambiente, este 17 de agosto. En este caso está enfocada en que el plástico no llegue al basurero y que finalmente se traduzca en dinero para que los niños sigan sus tratamientos.

Para ser parte de esta organización o para donar tapitas, contactarse con Christian Daza al celular 73432692.   


Logo El RayoHistórico oro para Bolivia
deporte

Histórico oro para Bolivia

Histórico oro para Bolivia
Con autoridad
deporte

Con autoridad

Con autoridad
Gana, golea, pero…
deporte

Gana, golea, pero…

Gana, golea, pero…
Automodelismo brinda un espectáculo
deporte

Automodelismo brinda un espectáculo

Automodelismo brinda un espectáculo
Motivados a la victoria
deporte

Motivados a la victoria

Motivados a la victoria
Guabirá vuelve a sonreír deporte

Guabirá vuelve a sonreír

Guabirá vuelve a sonreír
Sport Boys sigue en racha deporte

Sport Boys sigue en racha

Sport Boys sigue en racha
El lila araña un empate deporte

El lila araña un empate

El lila araña un empate
Un banderazo para Escobar deporte

Un banderazo para Escobar

Un banderazo para Escobar
logo gente flash
Gente 01

"Soy una persona muy, muy risueña"

"Soy una persona muy, muy risueña"
Gente 02

Dos Clubes del Rotary posesionan a sus nuevos presidentes

Dos Clubes del Rotary posesionan a sus nuevos presidentes
Gente 03

Club Alianza gana medallas

Club Alianza gana medallas
Gente 05

Agencia de modelos Top 10 cumple dos años

Agencia de modelos Top 10 cumple dos años
Gente 04

Graduación de 100 operadores de maquinaria pesada

Graduación de 100 operadores de maquinaria pesada
Gente 02

Mujeres con propósito cumple otro aniversario

Mujeres con propósito cumple otro aniversario
Gente 02

Escuadrón Food Trucks da la bienvenida a su clientela

Escuadrón Food Trucks da la bienvenida a su clientela