Puño y Letra

Beat, el latido de una ciudad

Alex Salinas nos presenta en Beat el retrato de una generación. El libro será presentado mañana martes en la Casa de la Cultura Universitaria, a las 18:00, dentro del programa del Festival Internacional de la Cultura. A

El título de la novela de Alex Salinas hace referencia al estilo musical nacido en la Inglaterra de principios de 1960's. A partir de la escritura de un cuaderno o diario, el protagonista va describiendo  lo más destacado de su existencia a partir de su traslado a los trece años del campo a la ciudad. En Beat, la ficción y la realidad se entrelazan para hablarnos de los sueños y deseos de unos jóvenes que comparten su afición por la música más innovadora del momento, en medio del acontecer sociopolítico de los 60's, un período revuelto de la historia de Bolivia durante la presidencia de René Barrientos Ortuño, cuando el comunismo va cobrando fuerza frente al poder de líderes militares reaccionarios y golpistas.

   El comienzo constituye una apología del texto ficcional y del placer estético de sumergirse en la ficción.  El texto no persigue ser una exposición de la realidad, indica Salinas, sino de la posibilidad de existir, de los universos paralelos posibles que la novela nos ofrece. La posterior cita a Borges no hace más que reafirmar esta idea de posibilismo ficcional, mutabilidad y transitoriedad, predisponiendo al lector a abordar la novela desde una perspectiva lúdica, abierta a gozar de la ficción como tal, con una mentalidad "de paso" (como diría Aute en su canción homónima).

   Después, notamos la alternancia de técnicas narrativas y descriptivas, el esmero por dibujar detalladamente lugares y personajes para luego guiarnos a través de las aventuras que se van sucediendo. Si en un principio, los tintes telúricos invaden el panorama, poco a poco nos vemos inmersos en un fascinante recorrido por la música beat de los 60's en Latinoamérica, a través de los ojos y oídos de un joven melómano con la obsesión de tocar la guitarra en un grupo moderno.

   La música es la obsesión existencialista de Alberto Aranda, el protagonista, quien, desde un principio nos confiesa: "Desde niño he soñado con escribir una canción.  Suena en mi cabeza, es una tonada que me acompaña desde hace muchos años." Poco a poco va cumpliendo la profecía; se va adentrando en el laberinto musical del que no puede --ni quiere-- escapar; se da cuenta de que la música es la nota esencial de su existencia, el camino que debe seguir, aunque para ello tenga que renunciar a muchas cosas, enfrentar a sus padres y fracasar en sus estudios universitarios. A pesar de las amenazas del padre y los ruegos de la madre, el joven Alberto no puede sustraerse a su destino.

   En Beat encontramos dos escenarios contrastados: el mundo rural, inconmensurable, plagado de recuerdos de la niñez y caracterizado, a pesar de la dureza del medio, por la riqueza de la tierra, frente a ese otro mundo urbano en un principio limitado y yermo. El diario va a ser el parapeto del narrador escribiente, el refugio frente a los primeros sinsabores de su nuevo entorno, también el espacio donde registrará las emociones y alegrías juveniles. De fondo contemplamos la Bolivia de los años 60's, dictatorial y en guerra. Pasó la Revolución del 52, pero queda el fantasma de la "Civilización y Barbarie", lugar común en la historia de América Latina. Es también una época de inmigración del campo a la ciudad, de separaciones familiares, como les pasa a Alberto y a su madre, que dejan al padre en la aldea natal.  Así, leemos la discriminación en las palabras del maestro de escuela, que tilda a los niños del campo de "débiles provincianos", frente a la "grandeza de La Capital", o en el relato que nos hace Alberto sobre las visitas de su padre a la capital: "Padre no soportaba... las formas pretenciosas de políticos y doctores que lo miraron con desprecio un día porque había entrado rotoso y sin chaqueta a una conocida confitería". Tangencialmente Beat también registra el tema de la pérdida de identidad, al romper con las raíces de tantas generaciones vinculadas a la tierra.

   Sin embargo, pronto, los ojos de nuestro joven protagonista se abren a la realidad urbana que lo rodea; el cine lo acapara al principio, con sus famosos héroes: Steve McQueen, Clint Eastwood y otros pistoleros del Spaghetti Western. Sin embargo, es el descubrimiento de la música beat, tanto directamente con Los Beatles, o a través de una miríada de grupos más o menos locales (Los Gatos, Shains, Shakers,etc.) lo que va a constituir el motivo central de esta historia. La música, en ese contexto, se erige en el elemento de unión entre los jóvenes de su generación; es el lenguaje que expresa sus inquietudes.

   Salinas, hábilmente nos conduce por el interior de la mente de Alberto, casi siempre a través de sus ideas musicales del muchacho. Sus reflexiones descubren discusiones fundamentales en esos años, como la elección del idioma a la hora de escribir letras, la dificultad en la creación de un estilo propio, la temática de las canciones y sus fuentes de inspiración. Para Alberto todo esconde una enseñanza aplicable al terreno de la música; por ejemplo, tras escuchar a su profesor de filosofía en la universidad, Alberto reflexiona sobre la doble naturaleza de la realidad, cambiante a cada momento, pero perdurable en esencia; y descubre que la música es motor del cambio personal, la energía sin fronteras. La colaboración creativa musical, el logro colectivo, es algo que une a sus miembros. Hemos vuelto al principio de la novela.

   Quizá la prueba más dura para el proyecto musical del protagonista sea el viaje agotador y accidentado que realiza su grupo Vía Libre para cumplir un compromiso en las fiestas de un pueblo lejano. Las palabras de Boni, amigo y colaborador musical de Alberto, expresan perfectamente el desencuentro con el público, que no entiende de canciones experimentales ni aprecia los esfuerzos creativos: "Estoy cansado de los gritos, Alberto.  Cada vez hay menos gente que viene a escuchar la música y viene sólo a bailar, peor, a chupar.  Estoy cansado de los gritos que te piden cancioncitas, de las complacencias melosas." El viaje, física y mentalmente extenuante, marca un punto de inflexión. Alberto ha llegado a un impasse musical; es incapaz de inspirarse y encontrar el nuevo camino de su música. Es el comienzo del final para Vía Libre.

   Alberto se da cuenta de que son momentos de cambio.: "Desaparecimos en esos meses, desplazados de los escenarios por los grupos de canto social y un renovado folklore." Los acontecimientos sociopolíticos se precipitan, nuestro protagonista no puede sustraerse de la realidad política y experimenta el fracaso. Es un momento de desconcierto pero también de clarividencia, ya que Aranda ha llegado a ser capaz dela autocrítica, de reflexionar sobre la complejidad su propia existencia, de la ciudad en la que ha vivido su aventura musical. El joven "beateliano" ha madurado existencialmente; como personaje de ficción, fue creado por su autor para esta novela, pero ahora que se encienden las luces de una nueva revolución musical, este personaje y esta novela deben dejar paso a otros personajes y a otras novelas.

   La novela de Salinas mantiene en todo momento la atención del lector, consiguiendo un alto grado de verosimilitud narrativa mediante la inclusión, en determinados momentos, de elementos históricos que se combinan perfectamente con el acontecer en las vidas de los personajes ficticios. El autor analiza muy bien la psicología y las vivencias de los jóvenes músicos de la época, creando personajes capaces de transmitir su complejo mundo interior; es más, diría que cualquier músico que haya pasado por situaciones similares a las descritas en esta novela se sentirá muy identificado con las experiencias, reflexiones y emociones de los miembros de grupos como Los Outlaws o Vía Libre. El lenguaje musical emplea términos técnicos y sociales habituales de su registro, y la selección de las bandas musicales y la manera de reflejar las influencias e interinfluencias musicales son muy acertadas, con percepciones geniales. En particular, encuentro la descripción de la metamorfosis de Los Beatles en el Sargento Pimienta totalmente fascinante.

   En conclusión, en Beat Salinas ha conseguido recrear con fidelidad ese mundo juvenil en la Bolivia de los 60's y construir una historia que se integra perfectamente en su contexto, utilizando todos los elementos de manera magistral para dar a luz una novela amena e interesante, abierta a las interpretación personales; sobre todo, que invita a leer por el puro placer de leer.

 

Dr. Manuel Galofaro

Nacido en Madrid, es profesor del Department of Romance Languages and Literatures de la Hofstra University en Nueva York.

 

 

Beat, fragmento

Recuerdo una tarde entre muchas otras, cuando ya emprendíamos el regreso.  El cielo se encapotó y se hizo de noche antes del mediodía.  Vamos, dijiste, Padre. Vos por delante, yo en el medio e Hilario por detrás cuidando mis espaldas.  Crujía el cielo y el agua se nos vino encima, los rayos nos rodearon por todas partes.  Azorado quise abrir los ojos pero el golpe del agua me obligó a cerrarlos.  No entendía lo que sucedía sólo que tu paso era veloz y que por detrás Hilario, desde su montura, a guascazos apuraba mi animal.  Entendí entonces que si no alcanzábamos el vado antes de que llegara el río, cualquier cosa podría pasarnos en aquel valle encajonado.

  Te vi entonces como una aparición, Padre.  Cabalgabas delante, a través de los delgados caminos de herradura que parecían ceder y desgranarse a nuestro paso.  Guiabas nuestra marcha y con el machete cortabas las espinas y las ramas por delante para que no volvieran a azotarme.  El agua traspasó mis ropas y sentí frío, sentí el temor, pero tú no aminoraste el paso.  Te escuché cantar y canté también, con miedo y con locura:

Revienta la nube, revienta.

A paso de espada me besa la espina,

rehúyo a la panza de la serpiente oscura,

arriba se escapa un rayo que chilla,

es ch´aska que arde, se abre en cuchillas.

 

 

Oscar Díaz Arnau sobre Beat

Beat cuenta la historia de Alberto Aranda, concretamente de su pasión por la música y, más aún, de su abordaje de la música beat. La de Alberto es una búsqueda constante de la identidad del artista que toca la guitarra en un tiempo de confusión política (fines de los año 60) y de cambios significativos a nivel cultural por la influencia del arte foráneo en lo nacional.

El chuquisaqueño Alex Salinas, con gran destreza narrativa, nos invita a dar un emotivo paseo por escenarios que ya fueron, pero que no acaban de morir en los recuerdos de quienes vivieron el tránsito de la ciudad descampada a la ciudad desmembrada. Es inevitable reconocerse en los detalles particulares de Sucre, dejarse llevar por ese aire de nostalgia que recorre la novela y que va configurando un ambiente entre ligero y reflexivo de la mano sensible de quien maneja la prosa poética con una imaginación que ablanda, como en toda buena metáfora, sin alterar el fondo de la realidad.

Beat es una memoria de sentidos que Alberto registra en un cuaderno, preciado regalo de la infancia que le hizo su madre. Es eso y también una mirada introspectiva de lo sucrense y lo boliviano, en suave tono irónico, con oído musical.


Logo El RayoUniversitario pierde y se va al fondo de la tabla
deporte

Universitario pierde y se va al fondo de la tabla

Universitario pierde y se va al fondo de la tabla
Luka Modric es The Best
deporte

Luka Modric es The Best

Luka Modric es The Best
Tiger Woods vuelve a alzarse con un título
deporte

Tiger Woods vuelve a alzarse con un título

Tiger Woods vuelve a alzarse con un título
La U sin margen de error
deporte

La U sin margen de error

La U sin margen de error
¿Cuál fue el mejor gol de los premios The Best?
deporte

¿Cuál fue el mejor gol de los premios The Best?

¿Cuál fue el mejor gol de los premios The Best?
Cristiano Ronaldo, Messi y Mbappé, en el equipo ideal deporte

Cristiano Ronaldo, Messi y Mbappé, en el equipo ideal

Cristiano Ronaldo, Messi y Mbappé, en el equipo ideal
Inde gana y escala deporte

Inde gana y escala

Inde gana y escala
Educación y deporte deporte

Educación y deporte

Educación y deporte
Oriente se repone deporte

Oriente se repone

Oriente se repone
logo gente flash
Gente 01

"Soy una persona exigente, responsable y correcta"

"Soy una persona exigente, responsable y correcta"
Gente 02

Inauguración de Aziza

Inauguración de Aziza
Gente 03

Maestras del nivel inicial confraternizan en aniversario

Maestras del nivel inicial confraternizan en aniversario
Gente 05

El "Somebody to Love" de Queen resonó en Sucre

El "Somebody to Love" de Queen resonó en Sucre
Gente 04

Candidatos a Míster Chuquisaca cuentas las horas

Candidatos a Míster Chuquisaca cuentas las horas
Gente 02

Homenaje a la Villa de La Plata

Homenaje a la Villa de La Plata
Gente 02

Nuevo Directorio 2018 – 2020

Nuevo Directorio 2018 – 2020