Sociedad

JULIÁN CHAMPI, INNOVADOR YAMPARA QUE CAMBIÓ LA VIDA DE LOS COMUNARIOS DE PISILY CUBRIENDO DE ÁRBOLES SUS CERROS

“La reforestación ha resuelto los problemas de mi comunidad”

Champi Llacsa se encuentra entre los seis elegidos “Chuquisaqueños del Año 2021”

Julián Champi Llacsa nos recibe en su comunidad tarabuqueña de Pisily. Allí tiene un bosque de pinos sembrado en los cerros de sus ancestros, debajo del cielo donde de niño soñó con cambiar la realidad de su comunidad y lo logró.

El otrora paisaje de cerros pelados ahora está cubierto con 700 hectáreas de bosques de pino en cuyo suelo nacen hongos comestibles o callampas. La recolección de estos organismos se ha convertido en la principal actividad económica de su pueblo, donde han sembrado todas las familias.

Los conocimientos y estudios en desarrollo y agroecología de Champi fueron aplicados primero en su finca, luego en su municipio y ahora en Chuquisaca, con el propósito de difundir lo que sabe a quienes compartan su visión ecologista de convertir a este en un departamento verde.

CORREO DEL SUR (CS). ¿Qué siente al haber sido elegido por CORREO DEL SUR y sus lectores como uno de los “Chuquisaqueños del Año 2021”?

Julián Champi (JCh). Hermana, saludo a todos los lectores de CORREO DEL SUR. La finca que se llama “Rumi Tambo” (La Casa de Todos) está abierta para todos. Para mí es un honor y un orgullo ser considerado uno de los Chuquisaqueños del Año.

CS. Siendo apenas un niño identificaste la deforestación en tu comunidad como uno de los problemas de este lugar. ¿Cómo fue eso?

JCh. De acuerdo a lo que me cuentan mis padres, hace 50, 60 años los cerros eran llenos de bosques nativos, pero con el pasar del tiempo hemos talado para la celebración de diferentes actividades culturales y sociales. Se ha terminado y aparecieron problemas de leña, demandas, peleas, rumores, enemistad… y es un problema grande y nos preocupábamos, saber qué hacer y buscar soluciones.

CS. Lo mismo con la migración campo-ciudad…

JCh. Ya sea por trabajo o por educación (en el campo generalmente solo hay nivel primaria), de manera obligatoria se salía de la comunidad para subsistir económicamente; la migración afectaba mucho por la (poca) productividad económica. Aquí se produce en pequeña escala y por necesidad migramos a otros lados.

CS. ¿Cómo has aplicado tus conocimientos adquiridos en la Universidad y en diversos cursos para ir cambiando la apariencia de tu comunidad?

JCh. A mí me gusta estudiar. Había dejado la escuela en 3º básico, de donde mi papá me sacó por necesidad y yo lloraba semanas por querer continuar. Gracias a Dios he continuado. Formamos (ya mayores de edad) un grupo para estudiar nivel Técnico en Gestión de Desarrollo Rural y un curso de Gestión de Administración Productiva del Ministerio de Educación y, por último, postulé a un curso de Agricultura de Conservación Sostenible por tres meses en Japón (proyecto JICA) y he aprendido muchas cosas. Todo lo aprendido me gusta aplicar, y ser parco en palabras y abundante en hechos.

CS. Cuéntanos cómo hiciste para que estos cerros, que eran páramos, se conviertan en bosques.

JCh. Gestionaba plantines con la Alcaldía, donde tenemos un vivero municipal y, de acuerdo al calendario de manejo de bosques, veíamos quiénes, cuándo y cuánto van a plantar. Así, en la época de reforestación traemos plantines en carros, distribuimos y plantamos cada año 20.000, 30.000 y hemos llegado a 45.000 plantines, y hasta el momento tenemos 300 mil árboles de pinos en 700 hectáreas.

CS. ¿Cuántas familias están involucradas?

JCh. Como Pisily es uno de los protagonistas en esta reforestación, casi el 100% de las 100 familias que la componen tienen bosques desde 500 a 20.000 árboles y hay otras comunidades que nos siguen. Gracias a la naturaleza, después de la reforestación a los dos, tres años nos regalan los honguitos y nos da dinero y alimento.

CS. ¿Cuál es el costo comparativo de la venta en el mercado de los hongos que cosechan en comparación con el precio de la papa?

JCh. Pisily antes vivía de artesanía y agricultura y ahora la producción de hongos ha superado a estas dos actividades. El 2020 en total hemos cosechado unas 20 toneladas de hongos y ha marcado un récord sobre otros rubros económicos, y ahora las familias viven de esto. Ahora mismo están las familias en los bosques cosechando: madre, padre e hijos. Es lindo y es una buena alternativa que parece que está resolviendo muchas necesidades económicas. El año pasado ha llegado la arroba a costar 300 a 350 bolivianos y el quintal, 1.400 bolivianos. La papa ha llegado al piso porque la arroba costaba hasta Bs 2.

CS. Y el problema de la leña, ¿ha sido solucionado?

JCh. La reforestación ha resuelto al mil por ciento porque hay un montón de leña, todo el mundo tiene leña y ya no hay ningún problema. Además, nuestros bosques nativos están en reposo, descansando y recuperando. Dicen las comunidades vecinas que en Pisily llueve más y se quejan de la lluvia, capaz porque tenemos árboles y el oxígeno abunda hay bastante lluvia.

CS. Los árboles frenaron la erosión de los cerros. ¿Qué tecnologías aplicas para la erosión de las huertas de cultivo?

JCh. Tenemos parcelas muy pendientes; entonces, hay que ver técnicas de conservación (de los suelos). Por ejemplo, hacemos zanjas de infiltración, zanjas de coronación, terrazas de banco y de formación lenta. Coordinamos con la Universidad (San Francisco Xavier) para que los chicos puedan venir a aprender; es muy bueno. En la comunidad hay muchas familias que están haciendo igual.

CS. Eres generoso compartiendo tus conocimientos, ¿cuánta gente ha aprendido de ti hasta ahora?

JCh. Yo siempre llamo a mis vecinos, a mis familiares, vienes instituciones de otros departamentos como La Paz, Cochabamba y Tarija, siempre nos visitan. Aquí jugamos, comemos, practicamos, aprendemos e intercambiamos nuestras experiencias.

CS. ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

JCh. Queremos que Tarabuco y Chuquisaca se vuelvan verde, ecológico y sano, nuestro lema es “Chuquisaca Ecológico”. Los productores ecológicos, que somos 286 a nivel municipal, cerca de 3.000 a nivel departamental y más de 20.000 a nivel nacional, queremos tener nuestros mercados ecológicos en todo el país y, para ello, estamos creando una organización que se dedica netamente a la producción, recolección silvestre, procesamiento, transformación y comercialización de productos ecológicos alternativos, sanos y garantizados para que la población tenga esa opción para consumir.

También quiero instalar una planta recolectora y secadora de hongos para optimizar el aprovechamiento de las cosechas de hongos, porque por ahora se comercializa solo el 25% de la producción de los bosques.

JULIÁN CHAMPI

Julián Champi LLacsa tiene 42 años, es soltero y pertenece a la nación yampara, en la que llegó a ocupar el cargo de Curaca Mayor.

Las tierras donde sembró árboles y donde aplica modernas técnicas agroecológicas pertenecieron a su familia por aproximadamente nueve generaciones.

Dejó la escuela a corta edad por necesidad y cuando la retomó, a los 18 años, en Villa Serrano, lo expulsaron porque, según sus palabras, los grandes no podían estudiar junto a los niños. En Sucre salió bachiller en el Centro de Educación Media Acelerada (CEMA) para adultos “Cardenal Maurer” a los 23 años.

Estudió en la Universidad NUR el nivel Técnico Superior (semipresencial) en Gestión de Desarrollo Rural y aplicó lo aprendido en su comunidad de Pisily, donde estableció 77 unidades productivas conformando una Asociación de Productores Forestales, de la cual es presidente, al igual que del Comité Ecológico Departamental de Chuquisaca.

También es exbecario del JICA Japón, donde aprendió sobre cadenas productivas agroecológicas. Es Técnico Superior de Administración y Gestión Pública, Técnico Operativo de Derechos Humanos y Derechos Indígenas e hizo un Diplomado en Pedagogía Integral del Lenguaje.  Realizó un gran número de cursos orientados a la administración productiva para lograr que los emprendimientos se vuelvan empresas.

Con otros ecoagricultores editó el “Catálogo de Papas de la Nación Indígena Originaria Yampara Suyu”, con un estudio de más de 25 variedades de ese tubérculo existentes solo en Tarabuco. De igual manera, hizo un estudio de rescate de 23 ecotipos de maíz con el propósito de recatar todas estas variedades cuyas semillas han pervivido en el tiempo.

Los hongos comestibles de los bosques de su municipio se comercializan a través de las redes “Rumi Tambo” y en la tienda ecológica “Eco Q’atu”.


Si deseas más información puedes suscribirte a nuestros canales oficiales:

También nos puedes visitar en Facebook | Twitter | Instagram


Logo El Rayo Daniel Vaca, convocado a sus 43 años a la Selección Boliviana
deporte

Daniel Vaca, convocado a sus 43 años a la Selección Boliviana

Daniel Vaca, convocado a sus 43 años a la Selección Boliviana
Reportan dos casos de covid-19 en la concentración de la Selección Boliviana
deporte

Reportan dos casos de covid-19 en la concentración de la Selección Boliviana

Reportan dos casos de covid-19 en la concentración de la Selección Boliviana
Cinco de los ocho futbolistas de Bolívar convocados a la Verde dieron positivo a covid-19
deporte

Cinco de los ocho futbolistas de Bolívar convocados a la Verde dieron positivo a covid-19

Cinco de los ocho futbolistas de Bolívar convocados a la Verde dieron positivo a covid-19
Djokovic pierde la última batalla y abandona Australia
deporte

Djokovic pierde la última batalla y abandona Australia

Djokovic pierde la última batalla y abandona Australia
El amistoso Bolivia-Trinidad y Tobago se jugará con el 50% de aforo del estadio Patria
deporte

El amistoso Bolivia-Trinidad y Tobago se jugará con el 50% de aforo del estadio Patria

El amistoso Bolivia-Trinidad y Tobago se jugará con el 50% de aforo del estadio Patria
El hijo del “Lobo del desierto” maduró en su quinto Rally Dakar deporte

El hijo del “Lobo del desierto” maduró en su quinto Rally Dakar

El hijo del “Lobo del desierto” maduró en su quinto Rally Dakar
La justicia australiana decide  la suerte de Novak Djokovic deporte

La justicia australiana decide la suerte de Novak Djokovic

La justicia australiana decide la suerte de Novak Djokovic
El “Inde” y la “U” enfocaron su trabajo en la parte física y futbolística deporte

El “Inde” y la “U” enfocaron su trabajo en la parte física y futbolística

El “Inde” y la “U” enfocaron su trabajo en la parte física y futbolística
En marcha la audiencia definitiva sobre la deportación de Djokovic deporte

En marcha la audiencia definitiva sobre la deportación de Djokovic

En marcha la audiencia definitiva sobre la deportación de Djokovic
logo gente flash
Carlos Arancibia celebra con amistades

Carlos Arancibia celebra con amistades

Carlos Arancibia celebra con amistades
En la plaza 25 de Mayo las familias esperaron el Año Nuevo

En la plaza 25 de Mayo las familias esperaron el Año Nuevo

En la plaza 25 de Mayo las familias esperaron el Año Nuevo
“Gildance es un equipo familiar que gusta  de la danza”

“Gildance es un equipo familiar que gusta de la danza”

“Gildance es un equipo familiar que gusta de la danza”
Piar Bolivia abre las carteras de diseño y desarrollo web

Piar Bolivia abre las carteras de diseño y desarrollo web

Piar Bolivia abre las carteras de diseño y desarrollo web
Valeria Valverde Cavero: “Cada etapa de nuestra vida  nos ayuda a ser mejores

Valeria Valverde Cavero: “Cada etapa de nuestra vida nos ayuda a ser mejores

Valeria Valverde Cavero: “Cada etapa de nuestra vida nos ayuda a ser mejores
Emotiva despedida  de la promoción Zeitgeist 2021

Emotiva despedida de la promoción Zeitgeist 2021

Emotiva despedida de la promoción Zeitgeist 2021
AMPUCH posesiona a su nueva directiva

AMPUCH posesiona a su nueva directiva

AMPUCH posesiona a su nueva directiva