Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Migración del campo a la ciudad deja al área rural desamparada

19 Julio 2016Redacción Capitales
La migración persiste y deprime más al área rural de Chuquiscaca. archivo

La migración persiste y deprime más al área rural de Chuquiscaca. archivo

CIFRAS

55 por ciento de la población total de Chuquisaca corresponde al área rural, según los resultados del Censo 2012.
7.43 por ciento es el índice de inversión pública ejecutado en el periodo 2008 – 2010.

Un reciente estudio del equipo de profesionales del Grupo de Desarrollo Rural (G-DRU) advierte la existencia de una “nueva ruralidad” en Chuquisaca, donde solo permanecen pocos rubros productivos, no hay asistencia técnica ni semillas, la competitividad y los rendimientos son bajos, falta innovación y tecnología, las organizaciones están debilitadas y los mercados resultan pequeños.

En Chuquisaca, la población rural se volvió urbana. La migración provocó que queden solo algunos rubros en el campo, donde se ve una orfandad de asistencia técnica, no hay semillas, la competitividad y los rendimientos son bajos, falta innovación y tecnología, las organizaciones están debilitadas, en tanto que los mercados resultan pequeños lo cual imposibilita la competencia con otras producciones.

A estas y otras conclusiones llegó el Grupo de Desarrollo Rural (G-DRU) en Chuquisaca, integrado por profesionales sin interés político ni fines de lucro, tras reunirse durante dos jornadas en las que analizaron los factores internos y externos vinculados con el tema de la ruralidad en el departamento. CAPITALES accedió a los resultados de esos encuentros.

Área rural deprimida
Mientras continúe la migración crecerán los cinturones de pobreza en la ciudad, se incrementará el comercio informal y el área rural quedará cada vez más deprimida, alerta el ingeniero Edmundo Zelada, uno de los miembros del G-DRU Chuquisaca. “Faltan políticas de Estado para la producción agropecuaria, concertación entre autoridades y productores, no hay acuerdos, cada uno hace lo que puede y lo que quiere”, dice él, tajantemente, en entrevista con CAPITALES.

En su criterio, tampoco hay una política rural clara, con base en el emprendedurismo, que debe hacerse con una subvención. “Hay una nueva, pero mala, ruralidad”, enfatiza este experto en desarrollo económico local con un posgrado en Estados Unidos.

Además, advierte que en el área rural no se están tomando previsiones respecto al cambio climático para proteger la producción agrícola. Por ejemplo, recuerda que las heladas son previsibles.

“Actualmente, el único producto exportable de Chuquisaca que está dando buenos resultados es el orégano. No se puede competir con otros productos debido a los bajos precios”, agrega Zelada con preocupación.

Nueva ruralidad
El G-DRU llegó a dichas conclusiones luego de analizar los antecedentes inmediatos del ámbito rural, como los cambios suscitados a partir de 1994 con la Ley de la Participación Popular y luego la nueva Constitución Política del Estado de 2009, caracterizando un nuevo contexto sociopolítico y económico nacional.

En Bolivia, las definiciones censales de “rural” y “urbano” estuvieron presentes hasta el Censo 2001. Desde entonces, se solía vincular algunas características asociadas como “pobreza rural”, “educación rural”, “empleo rural”, “juventud rural”, “mujeres rurales” y otras, explica Ricardo Villafani, de FUNDDASUR.

Una tendencia
Un documento resumen del trabajo realizado por el G-DRU señala que las definiciones censales de alguna manera contribuyeron a una subestimación de lo rural. “Sin embargo, son muy visibles los cambios que se pueden advertir en las últimas décadas y hoy se habla de la ‘nueva ruralidad’, ‘las áreas periurbanas’; pareciera que el campo se une con la ciudad y los límites se ‘suavizan’, aumentan los flujos de personas y bienes entre las áreas rurales y urbanas”, destaca el estudio.

El Censo de Población y Vivienda de 2012 presenta una nueva realidad de Chuquisaca. Como hallazgos y evidencias, el G-DRU anota que en el tema de población, según el Censo 2001, el 58.96% (313.396 habitantes) era la población rural. Por el Censo 2012, sabemos que ese porcentaje bajó al 55% (316.765 habitantes).

“Existe una tendencia a que vaya disminuyendo la población rural, principalmente por los diferentes fenómenos migratorios, derivados de los problemas socioeconómicos y medioambientales”, sentencian los especialistas chuquisaqueños.

Esos problemas son: el cambio climático, el envejecimiento de la población, la migración, la desigualdad y la inequidad expresadas en los ingresos de la población.

A todo esto, Edmundo Zelada añade el escaso aporte de la planificación al desarrollo rural, el centralismo de la planificación global, la descentralización o autonomía insuficiente en su ejercicio, así como el seguimiento discontinuo de indicadores y metas de planes, programas y proyectos.

Asimismo, “las asociaciones, las Organizaciones Económicas Campesinas, Indígenas y Originarias de Bolivia (OECAS), Organizaciones Económicas Comunitarias (OECOM) y ER, tienen dificultades en su constitución, su ciclo de vida es corta y no hay claridad en su aporte real”, puntualiza el referido documento.

Plan departamental y nacional
Según Juan Carlos Aguayo, representante de Ayuda en Acción, el poco aporte de la planificación al desarrollo rural y el centralismo de la planificación global se expresa en el 7.43% de inversión pública ejecutado en el periodo 2008 – 2010.

Por eso se espera un mejor desempeño en el Plan de Desarrollo Departamental de Chuquisaca 2012 – 2016.

Los expertos del G-DRU observan que de los seis ejes de desarrollo contemplados en ese Plan, el número uno, “Desarrollo Económico Productivo con Inclusión”, tiene un enfoque agropecuario, siendo el Plan de Seguridad Alimentaria Soberana y Nutricional de Chuquisaca 2012 – 2025 su cimiento, con Bs 43.785.000, además del desarrollo de complejos productivos con Bs 187.560.051.

“En 2016, el último año de ejecución corresponde hacer una evaluación para ver el nivel de cumplimiento”, dice Víctor Hugo Roman, de Plan Internacional. “El Grupo DRU dice que sería saludable que, en un principio, la Gobernación realice una autoevaluación para que posteriormente sea la sociedad civil organizada la que exprese su opinión, con el fin de destacar las lecciones aprendidas”, complementa él.

Cabe recordar que el Plan de Desarrollo Departamental de Chuquisaca 2012 – 2016 está articulado al Plan Nacional de Desarrollo “Bolivia digna, soberana, productiva y democrática para vivir bien”, que cuenta con un  presupuesto de inversión pública 2006 – 2010 y se basa en cuatro estrategias: la socio-comunitaria (Bolivia digna), la del poder social (Bolivia democrática), la estrategia económica productiva (Bolivia productiva) y la del relacionamiento internacional soberano (Bolivia soberana).

Estas mismas estrategias continúan en el Plan de Desarrollo Económico y Social (PDES) 2016-2020, en el Marco del Desarrollo Integral Para Vivir Bien, publicado en diciembre del año pasado.

En este contexto, a Chuquisaca le corresponde contar con un nuevo Plan Territorial de Desarrollo Integral para Vivir Bien (PTDI), en base a Ley 777, del 21 de enero 2016. “Por subsidiariedad deberá estar articulado a la propuesta política del PDES”, aconsejan desde el G-DRU.

El PDES tiene 13 pilares, de los cuales cuatro están directamente relacionados con el enfoque del desarrollo rural: el 6 (soberanía productiva con diversificación), el 7 (soberanía sobre los recursos naturales), el 8 (soberanía alimentaria) y el 9 (soberanía ambiental con desarrollo integral).
Esto significa una oportunidad para los municipios rurales a la hora de elaborar y aprobar el plan departamental.

Además, los Planes Territoriales de Desarrollo Integral (PTDI), de acuerdo a la ley, pueden contar con la siguiente estructura y contenido mínimo: 1. Enfoque Político, 2. Diagnóstico, 3. Políticas y Lineamientos Estratégicos, 4. Planificación y  5. Presupuesto total quinquenal, detalla Cresencio Calle, de PROINPA.

Si bien el diagnóstico identifica “datos departamentales”, también debe mostrar los de carácter municipal, ya que en la información departamental se esconden las brechas de la pobreza y las desigualdades. Como muestra, un botón. Según el Censo 2012, la población pobre en Chuquisaca alcanza al 54.5%, pero el municipio de Sucre tiene el porcentaje más bajo (26.9%) y el más alto el de Poroma (95.9%).

Su rol es reflexionar sobre…
El Grupo de Desarrollo Rural (G-DRU) Chuquisaca alerta sobre los cambios que se vienen registrando en el campo e inicia un proceso reflexivo sobre la base de una serie de análisis interpretando los resultados del Censo 2012 y encuestas. Además, realiza observaciones directas y recoge experiencias durante la implementación de programas y proyectos por parte de las instituciones a las que pertenecen sus integrantes.

El Grupo DRU es una plataforma representada por varias instituciones, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y la Universidad San Francisco Xavier, cuyo rol es reflexionar sobre las evidencias de estudios, datos, encuestas y censos. Luego realiza un análisis global, según aclara su coordinador general, Juan Pablo Álvarez.

26.9 por ciento es el índice de pobreza en el municipio de Sucre, el más bajo de Chuquisaca, según el Censo 2012. El más alto fue registrado  en el municipio de Poroma (95.9%). En promedio, la población pobre del departamento alcanza el 54.5%.

Tres enfoques de desarrollo
 
1. Desarrollo agropecuario
En el desarrollo agropecuario se maneja un enfoque específico: se dirige básicamente a los aspectos agroeconómicos de la producción agropecuaria, con el objeto de mejorar la productividad y el valor generado por las actividades agrícolas y pecuarias.

2. Desarrollo agrario
La base es el enfoque agropecuario. Además, existe la incorporación de factores sociales, culturales y políticos que influyen en el agro. Se los contemplan desde una perspectiva histórica.

3. Desarrollo rural
El desarrollo rural es el enfoque con mayor cobertura, por incluir todos los aspectos del desarrollo de las áreas no urbawnas.
Añade al enfoque del desarrollo agrario aspectos como la salud pública, la educación, los servicios como la electricidad, el agua potable y las comunicaciones, así como el empleo no-agrícola en la industria rural, la artesanía y el comercio.

De izquierda a derecha, Juan Pablo Álvarez (coordinador del G-DRU), Gonzalo Vega (PMA), Antonio Canaviri (UNICEF)...
  • 4758 veces leída
  • Capitales
  • Migración, campo, ciudad

También le puede interesar...

16 Julio 2016, 07:42

Producción comercial del campo Incahuasi iniciará en septiembre

El trabajo de la consultora que realiza el estudio de delimitación está "estancado"

14 Julio 2016, 02:54

El Incahuasi producirá en su primer mes 1 MMmcd

El campo gasífero Incahuasi, compartido entre Santa Cruz y Chuquisaca, empezará produciendo 1 millóm de metros cúbicos por día (MMmcd) en agosto

14 Julio 2016, 01:54

Campeones piden escenario

El club Universitario de béisbol recibirá el próximo año la Copa Internacional Confraternidad, en la que defenderá el primer lugar alcanzado en Arica (Chile) a finales de junio.

12 Julio 2016, 16:52

Ranking: Hong Kong, la ciudad más cara del mundo para quienes llegan a trabajar

Hong Kong, acaba de ser catalogada como la ciudad más cara del mundo para los expatriados; es decir, para las personas que dejaron sus países para trabajar allí temporalmente

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE