Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Sucre: Los “súper” crecen, pese a la tradición de los mercados

09 Enero 2018REDACCIÓN CAPITALES
Los mercados tradicionales son los preferidos por la mayoría de los compradores en Sucre. CAPITALES

Los mercados tradicionales son los preferidos por la mayoría de los compradores en Sucre. CAPITALES

CIFRAS

773 por ciento crecieron las ventas de los 'súper' del país en el primer semestre de 2016, en relación al año 2005.

18 por ciento fue la expansión de las ventas de los súper en Chuquisaca en 2016, respecto al primer semestre de 2015.

El otro día volviendo a mi casa paré en la tiendita que queda a una cuadra y compré 12 bananos y 1 litro de delicioso jugo de mandarina recién hecho en $us 4. Y sin hacer las filas ni perderte en el mundo de ofertas y tentaciones de los enormes supermercados a los que tenía que ir en Miami”, cuenta el periodista Boris Miranda, corresponsal de la BBC Mundo en Colombia, en su crónica: “De Miami a Bogotá: las razones por las que volver a Latinoamérica después de vivir en Estados Unidos me resulta fascinante”.

“Estudios recientes de urbanidad señalan que América Latina imitó durante los últimos años los valores y modelo de vida estadounidenses con la aparición de cientos de centros comerciales o malls, sin embargo destacan que persiste la apropiación social de lugares como plazas, avenidas y calles principales”, escribe también, al comparar su nueva estadía en Bogotá luego de vivir tres años en Estados Unidos.

Sucre está lejos de ser Miami o Bogotá, pero a la hora de comprar en una tienda o un supermercado la diferencia se acorta bastante considerando el bagaje cultural del ciudadano común latinoamericano.

Dos ejemplos

Al parecer, las experiencias que se viven en el extranjero han ido cambiando algunas costumbres arraigadas en nuestro medio.

Ricardo Salvatierra, un boliviano que residió 15 años en Argentina y que vive en Sucre desde hace tres años, dice: “Yo hago mis compras solo en un supermercado porque es mucho más cómodo, higiénico y sé que estoy comprando productos originales”.

“No me gusta cómo manejan los alimentos en los mercados tradicionales. Para mí no es problema caminar varias cuadras para ir al supermercado solo para comprarme cigarros, cuando podría hacerlo de la tienda de mi barrio, como me dice mi mujer; es que estoy acostumbrado”, agrega Salvatierra.

Otras personas piensan totalmente diferente a él y prefieren seguir comprando en los mercados tradicionales. Como Germán Caballero: “Los supermercados son para ricos porque sus precios son más caros; es notoria la diferencia. Lo único que venden barato es la ropa porque es China y de la peor calidad. En cambio aquí, o en el Mercado Campesino o en el Central, los productos son más baratos y frescos. Hay para todo bolsillo, la cosa es saber comprar”.

¿Caro versus barato?

Mucha gente todavía elige comprar en mercados, antes que en supermercados, bajo la lógica de que estos, al emitir factura de manera obligada, incluyen en el precio un porcentaje para los impuestos de ley, como lo hace cualquier comerciante formal en todo el mundo.

Sin embargo esto —que implica un grado de responsabilidad con el Estado ya que el comprador, al recibir su factura, aporta al erario nacional y, por ende, a las políticas públicas en general— no siempre representa un incremento en el precio final del producto.

Algunos supermercados afirman que existe un preconcepto respecto a la cuestión del precio.

55% versus 45%

Una diferencia importante entre una opción y otra es la obtención y la venta de los productos en el marco de la ley. En este sentido, la economía informal, que suele primar en los mercados populares, sacan una ventaja en cuanto a precios a los supermercados porque estos emiten factura y aquellos, generalmente, no. Pese a esto, representantes de los tres supermercados más grandes de la capital: Súper Abasto Sur (SAS), LIDER Supermercado SRL y Supermercado Pompeya, aseguran que crecen cada vez más y aumentan su oferta de productos para los clientes.

En abril de 2014, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, a través de una nota de prensa, informó al periódico La Razón que, en ocho años, el valor de las ventas y facturaciones en supermercados del país se había incrementado en 342%, de $us 99 millones en 2006 a $us 438 millones en 2013. Atribuyó ese crecimiento a una señal del dinamismo que tienen estos comercios y al aumento del poder adquisitivo en los centros urbanos.

Manuel Giménez, gerente general de Súper Abasto Sur (SAS), destaca el avance de los supermercados en cuanto a la valoración de sus clientes. Sin embargo, reconoce que en Sucre pasa lo mismo que en toda Latinoamérica: el promedio general de compradores en los mercados informales o tradicionales es del 55% y en los formales o supermercados, del 45%.

Por otro lado, cita el dato de que “en Latinoamérica, en los últimos 10 años, ha crecido bastante el ‘supermercadismo’, pero todavía los mercados tradicionales son más importantes” en términos de cantidad de clientes.

La legalidad

Giménez comenta a CAPITALES que “lidiar con la competencia de los mercados tradicionales o informales es una batalla constante y desigual para los supermercados, no solo por los preconceptos de que los productos son más caros en un supermercado sino también porque los comerciantes informales no pagan impuestos, no emiten factura a los compradores; además, muchos de los productos que venden provienen del contrabando. Hay otros productos que obtienen sin factura, como las frutas y verduras por ejemplo”.

En cambio, agrega él, los supermercados tienen la obligación de facturar por cualquier producto que venden, hasta por el más pequeño.

En su criterio, pese a que el consumidor sucrense es maduro y valora el servicio que prestan los supermercados, todavía falta avanzar mucho para que adquiera la cultura de acudir a un “súper”.

Ventajas y desventajas

De acuerdo con la visión de la administradora de LÍDER Supermercado SRL, Carolina Cuéllar, la principal ventaja de este tipo de comercio es el autoservicio, ya que, con este sistema, un comprador puede elegir un determinado artículo luego de escoger entre una variedad de marcas, características y precios.

Además, cita entre las ventajas el hecho de que los supermercados se encuentran en un lugar seguro e higiénico, cercano al hogar, durante los 365 días del año, en horario amplio y continuo, ofreciendo productos con la garantía de calidad y procedencia.

Ella enfatiza también en la cuestión de la legalidad. Dice que un comprador en el “súper” tiene la certeza de que está realizando una transacción legal y además contribuye al desarrollo del país.

Entre las desventajas para el empresario que invierte en un supermercado, según Cuéllar, están los altos costos que se paga por los servicios básicos e impuestos. Además, menciona la falta de apoyo de las autoridades al trabajo de estos centros de abasto.

“Sin embargo, nos reconforta saber que nuestros inversores están contribuyendo con nuestra ciudad, mejorando la calidad de vida de los trabajadores de nuestro supermercado”, agrega.

Luego, se refiere al polémico tema de los precios: “También es importante mencionar que aún poca gente ve la practicidad en la utilización de este servicio, ya que siguen con la idea que los supermercados son caros, cuando el objetivo, por ejemplo de nuestro supermercado, es manejar porcentajes bajos con la idea de vender cantidades altas de producto, lo que justifica nuestros márgenes de utilidad y la posibilidad de tener un crecimiento económico a futuro gracias al cambio de visión de las nuevas generaciones”.

Una “nueva” costumbre

La administradora del Supermercado Pompeya, Carmen Rosa Urdininea, considera que la relativamente nueva costumbre de comprar en un supermercado se va afianzando y que el avance de este hábito es progresivo. Aunque admite que en Sucre, debido a las distancias más o menos cortas, la gente no deja de acudir a los mercados para hacer las compras.

Pese a esto, agrega ella, “hay que reconocer que no hay nada mejor que comprar en un supermercado, por todas las cualidades que este ofrece. Ventajas que van desde la seguridad personal en el momento de efectuar las compras, la concentración de variedad de productos con la ventaja de que los precios son muy parecidos a los del mercado informal”.

SAS: PIONERO EN SUCRE

El Súper Abasto Sur (SAS) es pionero en Sucre. Dio los primeros pasos del comercio moderno con una premisa y convicción empresarial: acompañar al desarrollo y las necesidades de la sociedad. Se inauguró, con una pequeña sala en la calle Cañada Stronguest, el 28 de febrero de 1997, hace 21 años.

Con el transcurrir del tiempo, el mercado le mostró que los desafíos eran mayores. En 2000 inauguró una sala de 650 metros cuadrados, creando más empleos directos, ampliando la demanda de productos e invitando a grandes empresas nacionales a establecerse en Sucre.

Su gerente general, Manuel Giménez, dice que impulsaron a empresas locales a adquirir una nueva visión empresarial. “Empezamos a participar en grandes cambios de nuestra sociedad y, lo mas importante, seguíamos siendo parte del desarrollo del comercio moderno”.

En 2008, el SAS consolidó un proyecto anhelado: inauguró un centro comercial con características particulares, incorporando modernidad en la diversión de la familia; importó el concepto de las salas de cine. Así, puso a Sucre al nivel de otras ciudades del país.

Más adelante inauguró una sala de 1.500 metros cuadrados, con lo que a la vez que mejoraba las condiciones de sus clientes, generaba más empleo directo e indirecto, cumpliendo así sus objetivos de ser un canal del desarrollo de la industria local y un gestor que posibilitaba el establecimiento de empresas transnacionales en Sucre.

POMPEYA: COMPRAS AL PASO

A iniciativa y pujanza de la familia Carvallo-Rendón, en mayo de 2010 se creó el Supermercado Pompeya. Hoy, es una empresa consolidada que ofrece al público la posibilidad de efectuar sus compras al paso y satisfacer sus urgencias todos los días de la semana.

“Cuantificar la variedad de productos que ofrece Supermercado Pompeya es imposible; sin embargo, con certeza se puede decir que abarca todo lo que la población puede necesitar desde lo básico como comestibles, artículos de limpieza, vajillas, cristalería, material de escritorio y librería”, dice su administradora, Carmen Rosa Urdininea.

También destaca que a lo largo de estos años, Pompeya ha dado trabajo a muchas personas, algunas de las cuales continúan en el mismo supermercado. “Muchos de ellos son estudiantes universitarios a quienes se da oportunidad laboral”.

En la línea alimenticia, Supermercado Pompeya trabaja con la mayor parte de las empresas locales y también con otras del interior del país, dando prioridad a la venta de productos nacionales en distintas líneas. Tiene contacto directo con proveedores del interior, en una búsqueda constante de productos nuevos que puedan ganar mercado en Sucre, y mantiene un relacionamiento internacional afianzado con las líneas Victorinox y Zippo, de las que cuentan con representación autorizada.

Además, ofrece una variedad de productos importados de Norteamérica y Brasil, principalmente, que, según la administradora Urdininea, son muy requeridos por clientes nacionales y extranjeros.

LÍDER: LA VENTAJA DE LA LEJANÍA

Inició sus actividades el 13 de agosto de 2011 con el objetivo de brindar a Sucre una opción diferente y actual frente al mercado informal, según su propia visión, brindando comodidad, seguridad e higiene en productos seleccionados de alta calidad y al mejor precio. Considera que su ventaja competitiva radica en su ubicación, alejada del centro de la ciudad.

La administradora de LÍDER Supermercado SRL, Carolina Cuéllar, explica que ofrecen una gran variedad de productos de todos los sectores que corresponden a un supermercado, desde alimentos frescos en verduras, carnes en toda su variedad, fiambres y embutidos, conservas, bebidas y gaseosas; pasando por ropa, papelería, artículos del hogar, de limpieza, para mascotas, de higiene y cuidado personal, hasta panadería con producción diaria.

“Este es el motivo por el cual no deja de crecer la cantidad de clientes con la que se cuenta, a su vez que la oferta de productos también va en progreso en nuestras salas”, sostiene Cuéllar.

Además del crecimiento en la oferta de productos con líneas nacionales y productos importados, LÍDER también creció gracias a su clientela implementando su propia panadería en la Sala Petrolero, en el edificio Royal, cumpliendo todas las normas de calidad e higiene.

Asimismo, consolidó una segunda sala, en la misma zona de San Matías, ofreciendo al público mejor alcance y comodidad en dos zonas completamente estratégicas de la ciudad.

Cuéllar dice que aunque ofrecen productos importados de excelente calidad, incentivan el consumo de la producción local y nacional y el crecimiento de grandes y pequeñas empresas bolivianas. “Alrededor de 50 personas, entre personal permanente y eventual, trabajan para brindar la mejor atención al público sucrense”, manifiesta la Administradora.

 

SAS: PIONERO EN SUCRELÍDER: LA VENTAJA DE LA LEJANÍAPOMPEYA: COMPRAS AL PASO

También le puede interesar...

09 Enero 2018, 06:52

Reflejando el dinamismo…

Las ventas facturadas en supermercados en Bolivia se incrementaron considerablemente durante la última década, lo que, según el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, refleja el dinamismo de la demanda interna...

Arca de Noé

Especial: 6 de Agosto

Especial: 6 de Agosto

Suplementos: Mundial 2018

Suplementos Mundial 2018Suplementos Mundial 2018

Especiales: 25 de Mayo

Especial: 25 de MayoEspecial: Exploración sin límitesEspecial: Leyendas de Sucre

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE