Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

El Día del Trabajo

01 Mayo 2016Editorial

Cada vez que se conmemoraba el Primero de Mayo, los trabajadores del mundo salían a las calles para expresar sus demandas y consignas y entonces se constataba, de un modo patético, que la injusta distribución de la riqueza estaba propiciando una explosión política que parecía inevitable. Pero el mundo ha cambiado: En los países desarrollados, la acumulación de los excedentes generados por el trabajo es menos injusta; pero en los países en desarrollo este cuadro, de creciente desigualdad entre una minoría que acumula más y más riqueza y una población que se mantiene en el nivel de la miseria, sigue vigente.

Peor aún: En Bolivia, el rasgo más patente en esta fecha está en que la comunidad obrera ha disminuido en número y ha crecido, en cambio, la desocupación y la informalidad; la misma que, paradójicamente, ni siquiera tiene conciencia de su condición de clase social subordinada a un patrón; porque ese patrón, no tangible, es el sistema político.

El mundo ha cambiado y el Primero de Mayo también.

En las grandes potencias, la introducción de nuevas tecnologías en el proceso industrial ha convertido al trabajador, al obrero para ser más explícitos, en un protagonista de la producción que tiene que ver muy poco con esa percepción, ya distante y difusa, "del proletario que nada tenía que perder"; percepción que el marxismo tradicional identificó y mitificó hace más de un siglo.

Ahora, como hemos dicho, el protagonista más sufrido del tiempo que nos ha tocado vivir es, aquí y allá, y por efecto de cambios que eran ineluctables, el desocupado o el subempleado. El desocupado que, en países como el nuestro, carece de toda protección, pues el país también pobre no está en condiciones de protegerlo. Esa, sin ir más lejos, es una realidad que se la puede constatar día a día en los mercados y otras áreas en que el sector terciario es el protagonista más visible de la economía.

A este respecto, es decir la forma en que el desarrollo económico influye en el desarrollo social de un país, Bolivia es quizá uno de los más dramáticos ejemplos del planeta. Cuando se considera la cantidad de bienes que produjo para el mundo y el espectáculo que ofrece hoy, con todavía altos niveles de pobreza, cabe preguntarse qué tan cerca estamos del propósito supremo de erradicar la pobreza. Es cierto que, en la última década, se ha alentado una mayor redistribución de la riqueza y de la consiguiente incorporación a la clase media de sectores sociales antes marginados y altamente empobrecidos.

Ese proceso, sin embargo, se ha producido en el marco de una figura omnipresente y protectora del Estado y no, como cabía esperar, de la generación de una economía cada vez más productiva y menos extractiva.

La mayor parte de los países considerados como potencias mundiales no son precisamente ricos en materia prima. Su riqueza es fundamentalmente humana, es decir de conocimientos que se aplican a los procesos de la producción, en la conformación de un cuadro que debemos examinar fríamente si es que aspiramos, como es lógico, a un mejor destino. Y en ese ámbito, sin tomar en cuenta las limitaciones de la actual formación universitaria, las nuevas generaciones de profesionales son incorporadas a un mercado laboral que no les brinda ni las condiciones ni las expectativas necesarias para desarrollar su verdadero potencial.

El Primero de Mayo, Día universal del Trabajo, nos ha sorprendido sin sólidos acuerdos sobre qué es lo que debemos hacer para superar esa realidad. Insistir en propuestas o políticas que se desactualizaron por el simple transcurrir del tiempo, ya no tiene sentido. Es, más bien, hora de empezar a mirar al futuro.

El Primero de Mayo, Día universal del Trabajo, nos ha sorprendido sin sólidos acuerdos sobre cómo superar la actual realidad laboral. Insistir en propuestas o políticas que se desactualizaron por el simple transcurrir del tiempo, ya no tiene sentido. Es, más bien, hora de empezar a mirar al futuro.

  • 1258 veces leída
  • Opinión
  • Editorial

También le puede interesar...

30 Abril 2016, 05:23

Drogas: Debate internacional pendiente

Hace poco concluyó una nueva cumbre convocada por la Organización de Naciones Unidas para debatir sobre el estado en que se encuentra el combate a la producción, comercialización y consumo de drogas ilegales...

29 Abril 2016, 05:41

Con la misma vara

Con la descalificación de varios postulantes a Defensor del Pueblo, muchos de ellos por no contar con el respectivo diploma que acredite que dominan un lenguaje nativo, la comisión mixta de Constitución de la Asamblea...

28 Abril 2016, 04:56

¿Y la política cultural?

A estas alturas de nuestra historia, el apelativo de Sucre Capital de la Cultura no parece reflejar la realidad.

27 Abril 2016, 04:42

Se requiere transparencia, no amedrentamiento

Entre los factores que determinaron la derrota del sistema político-partidario que surgió en 1982, uno fue considerar la corrupción como algo ineludible en la administración del Estado...

26 Abril 2016, 05:09

A 30 años del accidente de Chernóbil

Un día como hoy hace 30 años, el 26 de abril de 1986, se produjo una de las mayores catástrofes ocasionadas por la acción humana sobre la Tierra.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE