Banco BISA
Diario Digital Correo del Sur

Fallo del Tribunal Constitucional desecha 21 artículos de la Constitución

04 Enero 2018Rolando Villena Villegas

La sentencia Nº 0084/2017 del Tribunal Constitucional hace algo más que garantizar la repostulación indefinida del presidente Evo Morales. En su afán de legalizarle ese propósito, deja automáticamente sin efecto 21 artículos de la Constitución Política del Estado y coloca a nuestra Norma Fundamental en indefensión frente a cualquier reivindicación que pueda considerarse como un derecho vulnerado.

En efecto, 12 artículos (156, 168, 183, 188, 194, 200, 206, 216, 219, 228, 285 y 288) que establecen límites temporales en el ejercicio de funciones de las autoridades de los Órganos del Estado; seis que señalan la supremacía de la Constitución e instruyen su cumplimiento obligatorio (9.4; 13.III; 109.2; 172.1 y 410.I y II); dos que proclaman que la soberanía reside en el pueblo y definen la democracia directa (7 y 11.II.1) y uno que establece los mecanismos para realizar cambios de fondo en la Constitución (411.I), han sido trasladados al campo de las normas que, al contradecir supuestos principios de derechos humanos, serían expulsados del ordenamiento jurídico boliviano.

Esto, sin considerar la cantidad de Leyes que han entrado en cuestionamiento y que también deberían ser modificadas, para adecuarse a lo dispuesto por Bacarreza, Cortez, Valencia, Camacho, Andrade y Flores, ignorando el voto de 2.682.517 personas (el pueblo soberano), que ya habían expresado su decisión sobre el tema de la repostulación, el 21 de febrero de 2016.

Pero quizá lo más perverso de este fallo es que se definió, usando de manera embustera a los derechos humanos, aquellos principios creados para alcanzar un mundo de igualdad, paz, justicia y bienestar, donde la ambición y la brutalidad de los poderosos encuentren frenos en la legalidad y el consenso internacional. Son tan irracionales y burdos los argumentos del 0084/2017, que nos dejan la seria duda si fueron de conocimiento y comprensión de los magistrados antes de firmarse.

Sólo como consideraciones elementales, señalamos tres argumentos basados en la Convención Americana de Derechos Humanos (que les sirvió de excusa para garantizar la repostulación del presidente Morales), que contradicen su propio razonamiento apócrifo:

1) El Art. 23° de la Convención establece que el derecho y la oportunidad a ser elegido puede ser reglamentado por la ley, entre otras causas, por la “capacidad civil” del individuo, es decir por “la aptitud para participar en una relación jurídica”, condición que ya estaba reglamentada en el caso boliviano, nada menos que por la CPE y la Ley Electoral, por lo que este aspecto elimina por sí mismo el argumento de la discriminación que usó el Tribunal;

2) El Art. 33° de la misma Convención señala que la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de DDHH son las entidades competentes para conocer asuntos relacionados con el cumplimiento del Pacto de San José. En ningún caso le da esa atribución al Tribunal Constitucional de un país signatario, y menos a uno que tiene serios indicios de haber sido injerido por la parte interesada;

3) El Artículo 54° de la Convención señala claramente que los jueces de la CIDH serán elegidos por un periodo de seis años, pudiendo ser reelegidos una sola vez. Si el Pacto de San José entendiera que la reelección indefinida es un derecho humano, resultaría una incoherencia que en su texto de constitución pusiera límites a sus propias autoridades. De hecho, el principio de temporalidad en la función se aplica por ejemplo a la Corte Internacional de La Haya, las Cortes Europea y Africana de Derechos Humanos y a cuanta entidad depende de los organismos de derechos humanos del mundo.

En los hechos no estamos frente a un tema jurídico, sino a un simple y mendaz ejercicio de poder. Por eso, quienes intentan debatir sobre la irretroactividad o los errores de procedimiento, no son otra cosa que funcionales que aportan a convertir esta acción inicua, ilegal y funesta en un simple episodio anecdótico.

El autor es presidente de la Fundación por los Derechos Humanos (FIADH).

  • 255 veces leída
  • Opinión
  • opinión

También le puede interesar...

04 Enero 2018, 06:04

Acelerar las exportaciones

El 2017 fue un año de recuperación para el comercio exterior boliviano, esa es la buena noticia. La nota poco halagüeña es que tuvimos un nuevo saldo deficitario: los dólares que ganamos por vender cerca de 800...

04 Enero 2018, 06:04

Sálvese quien pueda

Acaban de terminar semanas y semanas de un paro del sector salud, que ha movilizado a la ciudadanía entera, que ha salido a las calles a exigir una modificación o en su caso la abrogación total del Código del Sistema...

04 Enero 2018, 06:03

Déficit comercial

Nuevamente los analistas económicos de siempre (los que esperan la crisis) ahora ponen sus ojos en el déficit comercial o balanza comercial negativa, es decir que la cantidad de bienes y servicios importados es...

04 Enero 2018, 06:02

Magnicidios

El Año Nuevo de 1829 sorprendió a la joven república de Bolivia con la noticia del asesinato del presidente Pedro Blanco Soto. En rigor de verdad, es posible que la noticia haya conmovido a Sucre, la capital, donde...

04 Enero 2018, 06:02

Buenos propósitos

Estoy seguro que la mayor parte de los lectores de esta columna se han formulado buenos propósitos al comenzar este año, siendo los más comunes el abandonar algún vicio muy arraigado como dejar de fumar, adelgazar...

Arca de Noé

15 Noticias destacadas de 2017
en tres minutos

Anuario 2017

Anuario 2017

Marketing Digital

Marketing Digital Udabol

Páginas Amigas

SoySucre.info: La mejor Información Turística de Bolivia.

Suplementos



Editora Canelas del Sur S.R.L.

Correo del Sur © 2018
Todos los derechos reservados

Contáctenos

Dirección:

Calle Kilómetro 7 No. 202
Casilla Postal 242, Sucre - Bolivia

Teléfonos:

Piloto: +591 4 6461531
Comercialización +591 4 6458178

Correos electrónicos:

Redes Sociales

Síguenos en:

ROOTCODE
Sistema de Gestión de Diarios Digitales v1.9.9
Desarrollado por ROOTCODE