Deporte

EL IDILIO DE BOLIVIA Y EL RALLY DAKAR COMENZÓ EN 2014

Llegó para quedarse

Siempre hay una primera vez y Bolivia la tuvo en 2014, cuando abrió sus puertas de forma inédita al Rally Dakar. Cinco años después de haber desembarcado en Sudamérica, la carrera más peligrosa del mundo llegó al...

EL DATO

Motos y quads

DOS ETAPAS

En 2014 sólo ingresaron dos categorías a Bolivia en dos días de competencia. Al año siguiente se unieron los coches y recién en 2016, los camiones.

Siempre hay una primera vez y Bolivia la tuvo en 2014, cuando abrió sus puertas de forma inédita al Rally Dakar. Cinco años después de haber desembarcado en Sudamérica, la carrera más peligrosa del mundo llegó al país y fue recibida con fiesta, “callejones humanos” y tanta emotividad, que decidió quedarse.

Desde que en marzo de 2013 se supo que Bolivia formaba parte de la ruta dakariana, los preparativos comenzaron en Villazón, Tupiza y Uyuni, lugares elegidos para la primera experiencia en el país.

En los tres lugares hubo fiesta antes de la llegada, pero Uyuni fue el epicentro. La ciudad no durmió por tres días porque no faltaron los conciertos y las muestras culturales. Recibió a tantos visitantes que los lugares para acampar no abastecieron, la gente armaba sus carpas en la intemperie tanto en el centro urbano o bien, cerca por donde iban a pasar las motocicletas y cuadriciclos.

En aquella ocasión, sólo esos dos tipos de motorizados surcaron territorio nacional, al mando de centenar y medio de pilotos, una cifra que bastó para emocionar a propios y extraños, que catalogaron a Bolivia como una parada inolvidable.

El día de la llegada, el domingo 13 de enero, todos madrugaron en Uyuni pese a las serenatas. Algunos viajaron a las comunidades aledañas y otros se quedaron en el centro, donde se instaló un podio. Los pilotos iban a ser recibidos como héroes.

Esa era la promesa y se cumplió. Los aficionados tuvieron que controlar su ansiedad tras conocer que la primera moto cruzó la frontera de Villazón cerca a las 10:00. Ahí nació el “callejón humano” lleno de tricolores.

Mientras se acercaban a Uyuni, el viento soplaba cada vez más fuerte a tal punto que el arribo de los corredores pareció estar impulsado por las ráfagas. Uno por uno fue pasando por el podio hasta que llegó Juan Carlos Salvatierra.

El “Chavo”, que avanzó a paso lento saludando a los miles de bolivianos en la ruta, desató una euforia tan fuerte como el viento que batía las banderas nacionales. Una hora después, Wálter Nosiglia también llegó a Uyuni. El chuquisaqueño tomó el micrófono y con la voz entrecortada, agradeció el recibimiento del público entre lágrimas.

Los ojos empapados de lágrimas del “Lobo del desierto” reflejaron el entusiasmo y el cariño con el que Bolivia abrió sus brazos a la competencia. Los pilotos pasaron la noche en el vivac instalado en Uyuni y en la madrugada del día siguiente, partieron rumbo a Chile, bordeando el majestuoso salar, al que recién ingresarían en 2015.

Como en el recibimiento, desde Uyuni hasta la frontera con Chile, miles de bolivianos despidieron a los corredores. El Dakar volvió al año siguiente y hasta ahora, con más etapas y todas las categorías.

HECHOS DESTACADOS

“CHAVO” ENTRE LOS 15 MEJORES 

Juan Carlos Salvatierra llegó a Uyuni en el decimocuarto lugar, por lo que dejó el país en el puesto 16 de la general, posición que mejoró al final de la prueba (14º). Fue la cuarta participación del cruceño en la carrera. 

NOSIGLIA FUERA POR UN ACCIDENTE

El chuquisaqueño salió de Bolivia en el 12º lugar de la general pero en territorio chileno, sufrió un accidente en un tramo de enlace que lo dejó fuera de competencia. Fue su primera experiencia pero al año siguiente volvió con todo y subió al podio. 

COMA QUEDÓ ENAMORADO

El piloto español fue uno de los primeros en ingresar al país y quedó impresionado del recibimiento, tanto que en su función de director deportivo de ASO no dudó en volver a colocar a Bolivia en el trazado del Dakar. 

AUTOS Y CAMIONES, SÓLO POR SALTA

Estos vehículos no entraron en territorio nacional por decisión de la organización, que dispuso una etapa especial en Salta para estos mientras las motos y quads corrían por Bolivia. Después, todos se reagruparon en Chile. 

Más de 150 mil en la ruta

Según los cálculos de Amaury Sports Organisation (ASO) y el Gobierno, en el ingreso a Bolivia hubo alrededor de 150 mil personas entre Villazón, Tupiza y Uyuni, de los cuales se estimó que 60.000 eran turistas. 

El salar fue la gran atracción

El desierto de sal fue el lugar que sedujo al Dakar para llegar a Bolivia. Por el clima de ese entonces, los pilotos no entraron pero en 2015, sí tuvieron el placer de correr por el salar (foto), algo que no se volvió a repetir. 


Logo El RayoCaso FBF: Inicio de juicio oral se suspende hasta el 6 de febrero
deporte

Caso FBF: Inicio de juicio oral se suspende hasta el 6 de febrero

Caso FBF: Inicio de juicio oral se suspende hasta el 6 de febrero
Altas y bajas
deporte

Altas y bajas

Altas y bajas
Llegó para quedarse
deporte

Llegó para quedarse

Llegó para quedarse
Sigue sumando
deporte

Sigue sumando

Sigue sumando
Cede terreno
deporte

Cede terreno

Cede terreno
Suman los abandonos deporte

Suman los abandonos

Suman los abandonos
Ninfa Yupari busca colgarse una nueva medalla para el país deporte

Ninfa Yupari busca colgarse una nueva medalla para el país

Ninfa Yupari busca colgarse una nueva medalla para el país
Fijan clasificatorios deporte

Fijan clasificatorios

Fijan clasificatorios
Súper puntero deporte

Súper puntero

Súper puntero
logo gente flash
Gente 01

“Me gusta escuchar música, leer y escribir poesía”

“Me gusta escuchar música, leer y escribir poesía”
Gente 02

Picana más grande de Bolivia

Picana más grande de Bolivia
Gente 03

Velada musical de fin de año

Velada musical de fin de año
Gente 05

Despedida

Despedida
Gente 04

Presentación de la Tuna Universitaria

Presentación de la Tuna Universitaria
Gente 02

Klásicos Lounge

Klásicos Lounge
Gente 02

Salón de Eventos BERFRAN

Salón de Eventos BERFRAN