Ecos

Illuminati Balls

Fiestas surrealistas en Nueva York

...el “Pig King” saluda a sus invitados y los conduce hasta un palacete junto a un lago. A los asistentes, entre ellos banqueros, juristas y médicos neoyorquinos, les espera un menú de ocho platos y cócteles... se les sirve en una sala llena de arte y animales extinguidos, mientras una cantante de ópera interpreta su repertorio y bailarines sobrevuelan...

Dos mujeres desnudas están de pie, una frente a la otra, ante una hoguera. Sus rostros, ocultos bajo máscaras de animales mientras bailan lentamente, observadas por unos 30 neoyorquinos de sonrisa nerviosa que no parecen del todo seguros de qué hacen en esta “Fiesta Illuminati”.
Hora y media antes, los invitados habían sido recogidos por un autobús-limusina en Manhattan y trasladados a una alejada zona de Connecticut. Ninguno sabe exactamente a dónde van: todos los smartphones les son confiscados hasta que termine la noche y las ventanas del vehículo están tintadas, por lo que no pueden ver el exterior.

Cuando por fin llegan a su destino, el “Pig King” (rey cerdo) saluda a sus invitados y los conduce hasta un palacete junto a un lago. A los asistentes, entre ellos banqueros, juristas y médicos neoyorquinos, les espera un menú de ocho platos y cócteles. El primer plato se les sirve en una sala llena de arte y animales extinguidos, mientras una cantante de ópera interpreta su repertorio y bailarines sobrevuelan con sus acrobacias las cabezas de los invitados.

El concepto de las “Fiestas Illuminati” lo creó la artista estadounidense Cynthia von Buhler.

Ella y su marido, junto con una docena de actores, ejercen de maestros de ceremonia a lo largo de la velada. Al parecer, se inspiró en la “Illuminati Ball” de 1972, también conocida como “Fiesta Surrealista” que ofrecieron la baronesa y el barón Rothschild en su palacete francés, y entre cuyos invitados estaba el genio español Salvador Dalí.

“Después de ver las fotos de la fiesta de los Rothschild quise organizar una velada decadente y libertina. En las ‘Fiestas Illuminati’ prima el poder. Es una noche que cuesta olvidar”, afirma Von Buhler, de 51 años. Tanto los actores como los invitados ocultan sus rostros bajo máscaras, desde obras de arte cuajadas de perlas a cuernos de toro, cabezas de vaca o máscaras de monos. “Los animales tienen un papel clave. Me fascina la relación que las personas tenemos con los animales”.

Pronto, un cerdito vivo saluda también a los presentes. Se llama Persephone y corretea entre las mesas de los asistentes a la espera de que le den algo de comer. El tema animal es uno de los hijos conductores de la velada: la oscura pieza teatral que se representa en distintos actos a lo largo de la noche gira en torno a la traición y a un conflicto entre el rey cerdo y un mono. Ninguno de los invitados parece entender del todo la trama, aunque la noche es más una mezcla de danzas de fuego, baños de leche, números burlesque y acrobacias. Mucho más no se sabe, pues los participantes se comprometen a no revelar lo que allí ocurre.

Poco antes de la media noche, la luz de la Luna ilumina el tranquilo lago rodeado de árboles. Una suave música invade el embarcadero mientras los invitados, sonrientes, exaltados y un tanto confundidos, se preparan para volver a Nueva York. “No sabía qué esperar exactamente, todo era secreto y no nos contaron ningún detalle. Pero eso es precisamente lo que quería: el efecto sorpresa. En cualquier caso, fue una noche surrealista”, cuenta Te'Rhon O'Neal, un banquero de Manhattan.

Eso sí, una aventura tan exclusiva cuesta lo suyo: la entrada asciende a 450 dólares (unos 407 euros). “No ganamos mucho, porque los costes son muy altos”, sostiene Von Buhler. “Más bien, lo hacemos porque nos parece importante”. Las fiestas comenzaron a celebrarse en febrero y tienen lugar dos veces al mes, previsiblemente hasta octubre. Hasta ahora, en todas las ocasiones se agotaron las entradas.

Entre tanto, Von Buhler ya está trabajando en su siguiente proyecto: una nueva versión de su obra teatral inmersiva “Speakeasy Dollhouse: The Bloody Beginning” en Brooklyn.

En los últimos años, el teatro inmersivo, en el que el público participa activamente en el desarrollo de la función, está gozando de gran éxito en Nueva York. “Adoro a los neoyorquinos, pero creo que todo el mundo debería vivir experiencias extraordinarias a lo largo de su vida”, afirma la artista. “Siempre y cuando uno sea abierto y no le importe ver de vez en cuando un poco de piel desnuda”.


Logo El RayoSuman minutos
deporte

Suman minutos

Suman minutos
Fuertes emociones
deporte

Fuertes emociones

Fuertes emociones
Quiñónez, duda en Bolivia
deporte

Quiñónez, duda en Bolivia

Quiñónez, duda en Bolivia
Ravelo vibró con el rugir de los autos
deporte

Ravelo vibró con el rugir de los autos

Ravelo vibró con el rugir de los autos
Marca diferencia
deporte

Marca diferencia

Marca diferencia
Las barras bravas protagonizaron peleas campales deporte

Las barras bravas protagonizaron peleas campales

Las barras bravas protagonizaron peleas campales
Pelotaris inician certamen deporte

Pelotaris inician certamen

Pelotaris inician certamen
ARGENTINA deporte

ARGENTINA

ARGENTINA
Boca derrotó a Libertad deporte

Boca derrotó a Libertad

Boca derrotó a Libertad
logo gente flash
Gente 01

Modelo profesional a sus 17 años

Modelo profesional a sus 17 años
Gente 02

Así funcionan los objetos

Así funcionan los objetos
Gente 03

La creatividad de los studiantes del ITEC

La creatividad de los studiantes del ITEC
Gente 05

Promos del Pestalozzi

Promos del Pestalozzi
Gente 04

Ex alumnos del Colegio Don Bosco

Ex alumnos del Colegio Don Bosco
Gente 02

El Parque Cretácico cumplió 10 años

El Parque Cretácico cumplió 10 años
Gente 02

Directiva de Jubilados de la Universidad

Directiva de Jubilados de la Universidad