Ecos

Nación Yampara: 526 años de resistencia

Según Guarayo, un joven letrado, la universidad es el espacio donde más se pierde la identidad cultural, pues los jóvenes entran a “otro universo”. Es un gran desafío resistir a la globalización, dice.

Según Guarayo, un joven letrado, la universidad es el espacio donde más se pierde la identidad cultural, pues los jóvenes entran a “otro universo”. Es un gran desafío resistir a la globalización, dice. “Tenemos que convivir con el mundo globalizado pero manteniendo arraigada nuestra identidad”, sostiene, convencido. “Es un gran desafío que hay que resistir”.

La nación Yampara vive 526 años de resistencia. Reclama el poder y la identidad que le pertenece desde antes de la colonia. Es una de las naciones originarias que más lucha por este reconocimiento.

Humberto Guarayo Llacsa, líder de la nación Yampara, lo explica así a ECOS: “Busca ser un pueblo autónomo con autogobierno indígena, consolidar su propio desarrollo de acuerdo con los principios que tiene para llegar a su cauce, con su propia educación porque el sistema educativo no responde a sus necesidades”.

Yampara es una de las naciones originarias del Estado Plurinacional de Bolivia y está ubicada en Chuquisaca. Actualmente, se encuentra en un proceso de reconstitución de su organización, identidad y rescate de valores para alcanzar la nación que anhela de acuerdo con sus normas y procedimientos correspondientes.

“Sin embargo, eso no implica volver al pasado sino rescatar lo positivo de lo ancestral y convivir con ello en la modernidad”, aclara Guarayo.

Un cabildo En el Cabildo de Deliberación y Declaración de 526 años de Resistencia de la Nación Indígena Originaria, que se reunió hace pocas semanas en Puka Puka (Tarabuco), los yamparas concluyeron que no se consiguió la liberación de esta nación originaria.

Por tanto, decidieron asumir medidas legales ante las instancias correspondientes para lograr el cumplimiento de sus derechos, en busca de justicia y verdad, según resumió a esta revista Julián Chambi Llacsa, curaca mayor de la nación Yampara desde hace un año y medio.

Dicho cabildo tuvo una numerosa asistencia de yamparas. Casi todos los presentes vestían su indumentaria originaria.

Habitantes y ayllus De acuerdo con el Censo 2012, la nación Yampara tiene 7.000 habitantes pero desde entonces, lamentablemente, gran parte de ellos migraron. Un censo regional reveló que tienen 3.175 habitantes, de los cuales más del 50% son mujeres.

Hay unas 700 familias que se distribuyen en siete pueblos indígenas originarios, los ayllus: Qullpa Pampa, Angola, Jatun Rumi, Puka Puka, Miskha Mayu, Thola Mayu y Pisily.

Falta de tierras Uno de los grandes inconvenientes que enfrenta la nación Yampara es el relacionado con el proceso de titulación de tierras. El territorio que les pertenecía desde tiempos remotos era muy grande, pero fue fragmentado y usurpado durante la colonia y en el periodo de los terratenientes, quedando espacios pequeños e insuficientes para que pudieran vivir.

En la actualidad cuenta con 6.000 hectáreas, de las cuales a cada habitante le toca unas dos.

Solo un tercio del total es cultivable. Casi todo el terreno se caracteriza por ser rocoso. Por eso pidieron al Viceministro de Tierras la compensación de tierras fiscales, por la subsistencia de la nación Yampara.

“Faltan políticas públicas que puedan proporcionar a nuestra gente dos espacios territoriales, de acuerdo con nuestra cosmovisión, en valles y altiplano”, sostiene Guarayo. El 15 de noviembre, durante el Cabildo de Deliberación y Declaración de 526 años de Resistencia, el viceministro de Tierras, Juan Carlos León, entregó dos títulos ejecutoriales a los ayllus de Pisily y Thola Mayu, después de más de diez años de tramitación.

Aún faltan cinco títulos por otorgar a Qullpa Pampa, Angola, Jatun Rumi, Puka Puka y Miskha Mayu. Se calcula que estarán listos en ocho meses.

Pisily tiene 75 integrantes y cuenta con 1.500 hectáreas, en tanto que Thola Mayu tiene 67 integrantes y 375 hectáreas de tierra.

 

Migración

Quizá el problema principal que enfrentan los yamparas es el de la migración. Las necesidades obligan a las familias a buscar mejores condiciones de vida en otras latitudes, incluso del país y del extranjero, aunque sean originarios.

La migración, como problema social, afecta a los yamparas, especialmente a los más jóvenes, muchos de los cuales terminan despojándose de su identidad.

“Hay pocos programas y políticas municipales y departamentales pero sí muchas normas, leyes y discursos y, a la hora de aplicar, hay vacíos. Lo digo con conocimiento de causa”, menciona el líder de los yamparas.

Según Guarayo, un joven letrado, la universidad es el espacio donde más se pierde la identidad cultural, pues los jóvenes entran a “otro universo”.

Es un gran desafío resistir a la globalización, dice. “Tenemos que convivir con el mundo globalizado pero manteniendo arraigada nuestra identidad”, sostiene, convencido. “Es un gran desafío que hay que resistir”.

 

Educación

La educación que reciben sus niños y adolescentes en las unidades educativas también forma parte de sus inquietudes. En el campo, los estudiantes visten como uniforme oficial la vestimenta típica de los yamparas pero, cuando se van a otras regiones, son obligados a usar uniformes que nada tienen que ver con ellos, señala Guarayo.

Esta nación originaria quiere que el Estado le brinde una atención especial, porque su gente elabora personalmente la vestimenta típica del pujllay, declarado junto con el ayarichi “Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad” en noviembre de 2015 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El pujllay y el ayarichi son las máximas expresiones de la cultura yampara de Bolivia. “Si no se cuida el pujllay, desaparecerá”, advierte, preocupado. •


Si deseas más información puedes suscribirte a nuestros canales oficiales:

También nos puedes visitar en Facebook | Twitter | Instagram


Logo El Rayo 10 bolivianos en el Dakar
deporte

10 bolivianos en el Dakar

10 bolivianos en el Dakar
Diez rostros nuevos
deporte

Diez rostros nuevos

Diez rostros nuevos
Los 3 clubes más activos en los fichajes
deporte

Los 3 clubes más activos en los fichajes

Los 3 clubes más activos en los fichajes
Chances intactas
deporte

Chances intactas

Chances intactas
The Strongest refuerza su retaguardia con Sagredo
deporte

The Strongest refuerza su retaguardia con Sagredo

The Strongest refuerza su retaguardia con Sagredo
Bolivarianos, ¿y los avances en 2018? deporte

Bolivarianos, ¿y los avances en 2018?

Bolivarianos, ¿y los avances en 2018?
Más líder que nunca deporte

Más líder que nunca

Más líder que nunca
Aurora por ahora sólo renovó con Marcos Ferrufino deporte

Aurora por ahora sólo renovó con Marcos Ferrufino

Aurora por ahora sólo renovó con Marcos Ferrufino
Gabriel Ríos es el primer refuerzo de Blooming deporte

Gabriel Ríos es el primer refuerzo de Blooming

Gabriel Ríos es el primer refuerzo de Blooming
logo gente flash
“Creo que los sueños se pueden hacer realidad”

“Creo que los sueños se pueden hacer realidad”

“Creo que los sueños se pueden hacer realidad”
Gildance cierra gestión con broche de oro

Gildance cierra gestión con broche de oro

Gildance cierra gestión con broche de oro
Promoción  “SUASCEV” 2018

Promoción “SUASCEV” 2018

Promoción “SUASCEV” 2018
20 años de la Promoción de Derecho “Jaime Ampuero García”

20 años de la Promoción de Derecho “Jaime Ampuero García”

20 años de la Promoción de Derecho “Jaime Ampuero García”
ZOE Boutique para mujeres urbanas y sofisticadas

ZOE Boutique para mujeres urbanas y sofisticadas

ZOE Boutique para mujeres urbanas y sofisticadas
Brillos y corbatas en la fiesta del colegio Santa Ana

Brillos y corbatas en la fiesta del colegio Santa Ana

Brillos y corbatas en la fiesta del colegio Santa Ana
Club Volks Sucre cautiva con muestra navideña

Club Volks Sucre cautiva con muestra navideña

Club Volks Sucre cautiva con muestra navideña