Ecos

Bolívar fundó el Pichincha

A Mario Chacón Torres le costó casi medio siglo convencer a los potosinos de que el fundador del Colegio Nacional Pichincha no fue el cura Juan Manuel Calero, sino Antonio José de Sucre. ¿Cómo reaccionarán, ahora, al saber que el verdadero fundador fue el Libertador Simón Bolívar?

A Mario Chacón Torres le costó casi medio siglo convencer a los potosinos de que el fundador del Colegio Nacional Pichincha no fue el cura Juan Manuel Calero, sino Antonio José de Sucre. ¿Cómo reaccionarán, ahora, al saber que el verdadero fundador fue el Libertador Simón Bolívar?

Y no se trata de ningún descubrimiento. Fue Chacón, precisamente, quien encontró seis documentos originales vinculados al origen del colegio Pichincha y los publicó en 1968, salvando a su contenido de perderse en el agujero negro del olvido porque algunas de esas piezas no han sido reubicadas al presente.

Técnica y jurídicamente, el fundador del Pichincha es el mariscal Sucre, porque es él quien firma el decreto del 2 de marzo de 1826 que ordena que “el Colegio de Ciencias y Artes de Potosí se organizará inmediatamente, destinándole como edificio propio el hospital de Belén, situado en la plaza principal de esta ciudad, en el cual se harán las reparaciones con los fondos que ya tiene en el Banco y demás que le ingresen” (CHACÓN. 1968:18).

Pero, por si eso no fuera suficiente, el historiador también transcribe dos cartas que Sucre le dirige desde Chuquisaca a Guillermo Miller, quien se desempeñaba como presidente de Potosí, cargo que después sería denominado como prefecto. En la primera, el mariscal habla de la conveniencia de abrir una escuela de mineralogía pero en la segunda ya menciona, además, a un colegio (Ídem: 14 y 15). Sensiblemente, los documentos no logran ser reubicados en el Archivo Histórico de Potosí, de donde Chacón los habría copiado.

Lo curioso es que nuestro investigador ya había localizado, y transcrito, un decreto que sí está en el archivo y fue promulgado por el Libertador Simón Bolívar el 10 de octubre de 1825 (CNM-AHP-PD 3:39), cuando ya se encontraba en la Villa Imperial.  

Aunque las cartas de Sucre sean anteriores, la piedra angular para la fundación del Pichincha, que se hizo efectiva el 2 de marzo del año siguiente, es este decreto, pues determina su base económica. Revela, además, que la idea de fundar colegios en las capitales de las provincias de Charcas, que luego serían los Departamentos de Bolivia, no solo era manejada por Sucre sino, fundamentalmente, por Bolívar.    

Decreto

El decreto del 10 de octubre es importante por dos razones: impone un nuevo régimen tributario para la minería y dispone que este sea destinado, en su integridad, al colegio que el Libertador pretendía fundar en Potosí.

Los tributos fueron preocupación permanente de los mineros, desde el inicio mismo de la explotación del Cerro Rico, en 1545. Es razonable que, en medio de los homenajes que le rendían, le hayan planteado su preocupación sobre el impuesto que todavía estaba en vigencia en 1825 y que consistía en dos y medio reales que debían pagarse al Banco de Rescates sobre cada marco de plata.

La cantidad coincide con la que Guillermo Miller reporta como acordada por el gremio de mineros y azogueros como aporte para cubrir el costo de la recepción al Libertador. “Deseosos los azogueros de manifestar su patriotismo, acordaron en una reunión de la municipalidad en Ayuntamiento pleno, que se deducirían dos reales y medio de vellón de cada marco de plata que se vendiera en él, como una suscripción general para cubrir los gastos de la recepción y manutención del general Bolívar en Potosí”, escribió (MILLER. 1910. II: 256)

Haya sido por pedido de los mineros, o por el hecho de que los oficiales del Banco de Rescates intentaron estafar con esa medida a los indios, pero Bolívar decidió bajar el impuesto a medio real y destinándolo al funcionamiento del colegio. El artículo segundo dice que “de cada marco de plata se pagará solo un medio real, que se destina a formar la renta del Colegio que se hade establecer en esta Villa” (CNM-AHP-PD 3:39). 

El artículo tercero agrega que “el administrador del Banco dispondrá que en un libro separado se sienten las partidas de ingreso de este impuesto en beneficio del Colegio, bajo las mismas fórmulas en que se sentaban las de aquel derecho, para que pueda entregar estos fondos al director del establecimiento, según las disposiciones del gobierno” (ídem).

Una copia manuscrita de este documento, que reproducimos con esta nota, se encuentra en el Archivo Histórico de Potosí. El amanuense da fe que está firmado por el Libertador, Simón Bolívar, y su secretario, Felipe Santiago Estenós. 

Y si queda alguna duda de la autenticidad del documento que ofrecemos como fuente primaria, el decreto de marras también aparece en la Colección Oficial de Leyes, Decretos y Órdenes del Gobierno cuyo tercer número se publicó en Chuquisaca el 8 de enero de 1826 (CNM-BAH GO-64.01: 9 y 10). Esa publicación, hecha en la Imprenta del Ejército Administrada por Fermín Arébalo, hacía las veces de una gaceta oficial, así que su publicación equivalía a ponerla en vigencia plena.

Iglesia

Cuando se trata de la educación, los historiadores señalan, y con razón, que los decretos que fueron la base para la creación de escuelas y colegios son los que Bolívar promulgó, desde Chuquisaca, el 11 de diciembre de 1825.

En lo que no se repara, por lo menos a detalle, es en que ambos decretos no solo ordenan fundar instituciones de enseñanza sino que, para su funcionamiento, utilicen bienes que estaban en poder de la Iglesia Católica. Más aún, se destina los recursos que recaudaban las religiosos, e instituciones laicas como cofradías, a cubrir los costos que demanden esas instituciones.

Así, el artículo 8 de uno de esos decretos decía “que en la visita que el director debe hacer a todas la capitales de los departamentos; destine con consulta de los Presidentes los mejores edificios al uso de los colejios (sic) de ciencias y artes y de la escuela primaria que se han de establecer conforme a los de Chuquisaca” (Ídem: 23).

En el caso de Potosí, el presidente o prefecto, que era Miller, puso sus ojos primero en el convento de San Francisco (ver recuadro) pero, por alguna razón que no quedó explicada, se eligió al convento de Belén.

Pero aunque este decreto ordenaba utilizar recursos de la obra pía de Paria, el otro de la misma fecha es todavía más duro en cuanto al uso de los bienes de la Iglesia. 

“Todos los bienes raíces, derechos, rentas y afecciones de capellanías fundadas, o que estén por fundarse, que no sean de llamamiento de familias, quedan desde ahora aplicadas a los establecimientos públicos”, dice el artículo 1, mientras que el 2 agrega que “quedan aplicadas a estos establecimientos todas las sacristías mayores de canónigos y curas. Las cofradías, hermandades, memorias, fundaciones o cualquiera otros establecimientos piadosos que no pertenescan (sic) a familias por sangre” (Ídem).

Sobra decir que estas decisiones habían enemistado a Bolívar y Sucre con la Iglesia.

Calero

¿De dónde sale la versión de que el cura Juan Manuel Calero fue el fundador del Pichincha? Chacón afirma que todo se originó en 1895, cuando Modesto Omiste publicó por primera vez sus “Crónicas Potosinas” en las que incluye un trabajo de José David Berríos titulado “Provecho de un buen sermón. Origen tradicional del Colegio Pichincha” (CHACÓN. 1968:1).

En la tradición, se afirma que Calero comenzó la misa en La Merced, que oficiaba de matriz, con un “¡Viva la libertad!” y que después pronunció un sermón tan lisonjero para los libertadores que, cuando Bolívar le ofreció “darle lo que pidiese, (Calero) no deseaba otra cosa que un colegio en que sus paisanos se educasen” (BERRIOS. 2010. II: 330). Pero Chacón, con documentos en mano, señaló que cuando Bolívar llegó a Potosí, el 5 de octubre de 1825, “las autoridades locales ya tenían en manos el asunto del colegio, así el pedido del padre Calero, al que alude la tradición, no sería sino la ratificación de un anhelo popular (CHACÓN. 1968: 4 y 5).

Es preciso poner atención a los años ya que la tradición de Berríos fue publicada en 1895 y, apenas tres años antes, la Monografía del Departamento de Potosí, afirmaba, al referirse a la instrucción secundaria que esta “Esta se da únicamente en el Colejio Nacional de Pichincha, que existe en la ciudad de Potosí, fundado por el Gran Mariscal de Ayacucho y que funciona en el local que antiguamente sirvió de Convento à los religiosos Betelemitas” (CEH. 1892: 453).

En los documentos del cabildo, gobierno e intendencia, se puede ser que Juan Manuel Calero Vargas aparece como cura de la doctrina de San Sebastián y rector de las parroquias de San Pablo y la Concepción, donde sería enterrado al morir.

Se nota que tenía influencia, pues el 9 de agosto de 1825 aparece como apoderado de Juan José Daza, quien ofrece como fianza la interesante suma de 2.688 pesos y siete y medio reales para acceder al cargo de gobernador de Cercado (CNM-AHP-CGI-1110/5).

Como en 1825 aparece como entusiasmado patriota, parece lógico que se le haya otorgado el rectorado del Pichincha, a manera, también, de poner paños fríos al conflicto con la Iglesia.

Pero la condición de fundador fue adjudicada a Sucre, como ratifica el descendiente de León Galindo, Carlos Blanco Galindo, en 1918, al señalar que “creó en Potosí un Colegio de Ciencias y Artes con una renta anual de doce mil pesos; y le dio por edificio el del antiguo hospital de Belén, que hizo refaccionar” (BLANCO. 1918: 14).

No obstante, la base fue el decreto de Bolívar, como suya también fue la idea •

(*) Juan José Toro es presidente 2018-2020 de la Sociedad de Investigación Histórica de Potosí (SIHP).

 

El Pichincha pudo ser Franciscano

El general Guillermo Miller llegó a Potosí  el 25 de abril de 1825 con el fin de asumir la presidencia de la provincia, que en enero se convertiría en Departamento. Sus tareas eran iniciar la organización del nuevo país.

En sus memorias, el militar irlandés también habla de la posibilidad de abrir una escuela de mineralogía, como era la intención inicial de Bolívar, así que se puso a buscar el edificio donde tendría que funcionar.

“El general Miller debía ser el patrono del nuevo colegio; entre otras medidas preparatorias que adoptó, fue ir a inspeccionar varios edificios públicos y eligió el convento de San Francisco como el más a propósito para convertirlo en colegio. Sus frecuentes visitas a él excitaron el temor de los frailes y, habiéndolo notado, dijo un día al prior: ‘Conozco que está usted alarmado con mis visitas y quiero poner fin a sus dudas, diciéndole mis intenciones. Yo pienso proponer este convento para que se establezca en él un colegio; si usted tiene algo que oponer a ello, puede usted escribir al Libertador, al general Sucre o a quien quiera y decírselo. Doy a usted entera libertad para que lo haga; pero si tienen ustedes al fin que salir de él, yo prometo a usted que el cambio no perjudicará a ninguno de ustedes’. Los frailes que se habían preparado para oponerse, si era posible, a cualquiera propuesta que hiciese relación a su domicilio, parecieron quedar desarmados con esta franca declaración, y no pusieron dificulta alguna; pero el general Miller salió de Potosí antes que pudiese llevar a efecto su plan proyectado” (MILLER. 1910. II: 258).  

Como se sabe, el edificio elegido, sin Miller de por medio, fue el del convento de Belén, que anteriormente era el hospital de la Vera Cruz.

Años después, los propios religiosos de San Francisco fundarían un colegio en su convento, que depende de ellos y es el Colegio Católico Particular Franciscano.

 

Fuentes primarias 

CNM-AHP-CGI

Casa Nacional de Moneda. Archivo Histórico de Potosí. Cabildo, Gobierno e Intendencia. 1110/5 

CNM-AHP-PD 3

Casa Nacional de Moneda. Archivo Histórico de Potosí. Prefectura del Departamento. 39

CNM-BAH 

Casa Nacional de Moneda. Archivo Histórico de Potosí. Biblioteca del Archivo Histórico. GO-64.01

 

 

Fuentes secundarias

BERRÍOS (2010)

BERRÍOS, José David. “Provecho de un buen sermón”. Tradición en CRÓNICAS POTOSINAS. Tomo II

BLANCO (1918)

BLANCO Galindo, Carlos. CARTAS DEL GENERAL ANTONIO JOSÉ DE SUCRE. Litografía e Imprenta “Moderna”. La Paz.

CEH (1892)

Centro de Estudios Históricos. MONOGRAFÍA DEL DEPARTAMENTO DE POTOSÍ. Imprenta de “El Tiempo”. Potosí. 

CHACÓN (1968)

CHACÓN Torres, Mario. FUNDACIÓN DEL COLEGIO NACIONAL DE PICHINCHA. Editorial “Potosí”. Potosí.

MILLER (1910)

MILLER, Guillermo. MEMORIAS DEL GENERAL GUILLERMO MILLER AL SERVICIO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ. Traducidas al castellano por el general Torrijos. Reproducción de la edición de Londres 1829. Tomo II. Librería General de Victoriano Suárez. Madrid.


Logo El Rayo Dellien ingresa al cuadro principal del Masters de Roma
deporte

Dellien ingresa al cuadro principal del Masters de Roma

Dellien ingresa al cuadro principal del Masters de Roma
El Inde vuelve a ganar en el Patria y sube en la tabla
deporte

El Inde vuelve a ganar en el Patria y sube en la tabla

El Inde vuelve a ganar en el Patria y sube en la tabla
The Strongest y Royal Pari protagonizan un nuevo bochorno en el fútbol boliviano
deporte

The Strongest y Royal Pari protagonizan un nuevo bochorno en el fútbol boliviano

The Strongest y Royal Pari protagonizan un nuevo bochorno en el fútbol boliviano
Atlético y Barcelona igualan sin goles y allanan el camino del Real al liderato
deporte

Atlético y Barcelona igualan sin goles y allanan el camino del Real al liderato

Atlético y Barcelona igualan sin goles y allanan el camino del Real al liderato
Dellien gana y queda a un paso del cuadro principal del Masters de Roma
deporte

Dellien gana y queda a un paso del cuadro principal del Masters de Roma

Dellien gana y queda a un paso del cuadro principal del Masters de Roma
Neymar y PSG renuevan su idilio hasta 2025 deporte

Neymar y PSG renuevan su idilio hasta 2025

Neymar y PSG renuevan su idilio hasta 2025
Wilster fracasa ante Arsenal y agoniza en la Sudamericana deporte

Wilster fracasa ante Arsenal y agoniza en la Sudamericana

Wilster fracasa ante Arsenal y agoniza en la Sudamericana
Always Ready saca cara por Bolivia con su segundo triunfo en la Libertadores deporte

Always Ready saca cara por Bolivia con su segundo triunfo en la Libertadores

Always Ready saca cara por Bolivia con su segundo triunfo en la Libertadores
Para facilitar los Juegos de Tokio, Pfizer y BioNTech darán vacunas a los deportistas deporte

Para facilitar los Juegos de Tokio, Pfizer y BioNTech darán vacunas a los deportistas

Para facilitar los Juegos de Tokio, Pfizer y BioNTech darán vacunas a los deportistas
logo gente flash
Divertida celebración doble

Divertida celebración doble

Divertida celebración doble
Celebra sus XV años

Celebra sus XV años

Celebra sus XV años
En espera de Isabella

En espera de Isabella

En espera de Isabella
Celebra con amistades su cumpleaños

Celebra con amistades su cumpleaños

Celebra con amistades su cumpleaños
Celebra 90 años de fundación

Celebra 90 años de fundación

Celebra 90 años de fundación
Camebol  Filial Chuquisaca

Camebol Filial Chuquisaca

Camebol Filial Chuquisaca
Nuevo lanzamiento musical

Nuevo lanzamiento musical

Nuevo lanzamiento musical