Ecos

LA DIDÁCTICA APLICADA DURANTE LOS PRIMEROS AÑOS DEL CASI BICENTENARIO COLEGIO

La disciplina en el Pichincha

El Imperio Español se enraizó especialmente en Potosí por la ambición y saqueo de su riqueza argentífera. Pero no sólo esa fue su herencia porque también dejó enraizada la religión católica.

El Imperio Español se enraizó especialmente en Potosí por la ambición y saqueo de su riqueza argentífera. Pero no sólo esa fue su herencia porque también dejó enraizada la religión católica. En el periodo llamado “guerra de guerrillas”, con grandes sacrificios logró fulminar al poder español, y tuvo en la Villa Imperial un epicentro de trascendencia, “la guerra de la Independencia”.

En su paso triunfal de Lima a Chuquisaca, el Libertador Simón Bolívar se encontró en la ciudad de Potosí en el mes de octubre de 1825; que coincidió con la fiesta religiosa de Nuestra Señora de las Mercedes. Ese año, con la visita de los libertadores Sucre y Bolívar, las fiestas cobraron brillo. Fue dado en la Villa Imperial de Potosí a 10 de octubre de 1825. – Simón Bolívar - Por orden de S.E. - Felipe Santiago Estenos - Autoriza al cura Calero a buscar un local, para acondicionar y que funcione un Colegio Secundario y éste escogió el convento de Belén, que data del siglo XVIII, año 1753; donde actualmente es el Colegio Nacional Pichincha. 

Durante la primera década del siglo XX, el edificio del ex templo y convento de Belén aún se encontraba conservado. Los arcos del patio estaban cerrados con mamparas y portezuelas, se mantenían los corredores del claustro, también las fuentes de piedra y los jardines con verjas de hierro; donde se cultivaba plantas ornamentales.

Las aulas estaban todas en la planta baja, una para cada clase. Solo los laboratorios y salón de actos se encontraban en la planta alta. El interior de las aulas estaba empapelado y sin mancha alguna, los zócalos con patinados, imitando la madera. Ningún vidrio faltaba en las ventanas. No existían pupitres, tan sólo poyos o patillas que se extendían en las tres paredes del aula, los pichincheños pasaban clases sentados en patillas; escribían en sus cuadernos apoyados en las rodillas y a mano alzada; en la cuarta pared estaba el lugar del maestro con una mesa y sillón. Los asientos  enumerados; los tres primeros debían ser ocupados por los de calificación sobresaliente y se distinguían por estar adornados, en la parte que servía de espaldar, con coronas de flores azules pintadas. Para cada asiento había una colchoneta de cotín listado y embutido de paja.

El año escolar era de 10 meses, de enero a octubre, no había vacación invernal, la vacación final duraba dos meses. Los días sábado se pasaba clases regulares, solamente los días feriados se declaraba asueto. En carnavales y Semana Santa se tenían siete días de feriado. Los exámenes eran dos por año; en junio era colectivo y escrito; el de octubre era el final, se daba individual y oral. La mesa examinadora estaba formada por la totalidad de los profesores; sólo había desquite para los reprobados en el examen escrito. Aún persistía la educación jesuita de la colonia; que tomaba en serio el mundo circundante, ayudaba a la formación integral de cada alumno, promovía el diálogo entre fe y cultura. Animaba a ser proactivo, el respeto por la vida. Se insistía en la colaboración en una labor educativa común y se basaba en un espíritu de comunidad. Los maestros eran profesionales de diferentes ramas del saber, pero ninguno en Pedagogía, razón de que la Escuela Normal de Maestros aún no había sido fundada.

En el mes de enero era el ingreso al Colegio. En la puerta principal de la entrada se encontraba una autoridad superior llamada “Cancelario”, de aspecto imponente, serio, severo y sereno; se situaba en la entrada armado de una palmeta y castigaba personalmente a los alumnos retrasados.

El desarrollo de la gestión escolar se hallaba regida mediante una disciplina severa, similar a un cuartel de militares, con castigos corporales. La hora de inicio de las clases era a las siete de la mañana en el verano y a las ocho en la época invernal. Los alumnos debían estudiar los textos hasta saber de memoria. Los auxiliares de guardar la disciplina eran los alumnos del curso superior, los que tenían la denominación de “distributarios”, pasantes y bedeles, que actuaban como autoridades incluso en los cursos, muchas de las veces estos aprovechaban para maltratar a palmetazos a los demás alumnos. En los corredores del claustro del ex convento era obligatorio estudiar paseando, sin detenerse; los pasantes se encargaban de vigilar e impedir tomar asiento o conversar, bajo pena de recibir un palmetazo. La enseñanza bancaria y el estudio nemónico estaban en vigencia en los primeros años del siglo XX. En esta concepción bancaria, el sujeto de la educación es el profesor, el cual conduce al alumno en la memorización mecánica de las lecciones. En el Colegio Pichincha de los primeros años del siglo pasado no había “regente”; los docentes se turnaban semanalmente para el servicio de las referidas funciones. Les servían como auxiliares en esas tareas alumnos del curso superior los que tenían la denominación de Distributarios, Pasantes y Bedeles; estos últimos actuaban con autoridad en sus propios cursos. El nombre de “Distributario” ha debido derivarse del verbo distribuir, pues lo único que ellos distribuían eran los palmetazos.

Queda en la historia los nombres de maestros vocacionales que por propia iniciativa se prepararon en las ciencias de la educación; entre ellos don Mariano Benjamín Arrueta, quien fue uno de los más queridos y venerados por los estudiantes a causa de su carácter íntegro, sencillo y afectuoso. Luego el Profesor don Luis Subieta Sagárnaga, reemplazó en la cátedra de Historia Universal y Nacional a Don Benjamín, fue igualmente respetado por sus discípulos. Otros grandes profesores como don Daniel Zambrana, Néstor Denevil Morales, don Manuel Berdecio, gran músico; Alfredo Rivas un excelente artista plástico y otros renombrados intelectuales •

(*) Cristóbal Corso Cruz es Presidente de la Sociedad Geográfica y de historia “Potosí”

 


Si deseas más información puedes suscribirte a nuestros canales oficiales:

También nos puedes visitar en Facebook | Twitter | Instagram


Logo El Rayo Oriente se cobra la revancha y conquista el clásico cruceño
deporte

Oriente se cobra la revancha y conquista el clásico cruceño

Oriente se cobra la revancha y conquista el clásico cruceño
Bolívar se adueña otra vez del clásico paceño
deporte

Bolívar se adueña otra vez del clásico paceño

Bolívar se adueña otra vez del clásico paceño
El Inde vuelve a derrotar a la “U” en la reedición del derbi capitalino
deporte

El Inde vuelve a derrotar a la “U” en la reedición del derbi capitalino

El Inde vuelve a derrotar a la “U” en la reedición del derbi capitalino
Bolivia suma siete medallas en los Juegos de Rosario que concluyen este domingo
deporte

Bolivia suma siete medallas en los Juegos de Rosario que concluyen este domingo

Bolivia suma siete medallas en los Juegos de Rosario que concluyen este domingo
Un Bolívar clasificado enfrenta a un Tigre envalentonado
deporte

Un Bolívar clasificado enfrenta a un Tigre envalentonado

Un Bolívar clasificado enfrenta a un Tigre envalentonado
Morro Municipal derrotó a Fancesa y acabará la fecha como único puntero deporte

Morro Municipal derrotó a Fancesa y acabará la fecha como único puntero

Morro Municipal derrotó a Fancesa y acabará la fecha como único puntero
Independiente gana 1-0 a Universitario y se da una inyección anímica deporte

Independiente gana 1-0 a Universitario y se da una inyección anímica

Independiente gana 1-0 a Universitario y se da una inyección anímica
En vivo: Independiente 1 - Universitario 0 deporte

En vivo: Independiente 1 - Universitario 0

En vivo: Independiente 1 - Universitario 0
El Derbi de la capital, un duelo de necesitados deporte

El Derbi de la capital, un duelo de necesitados

El Derbi de la capital, un duelo de necesitados
logo gente flash
La cantante Rosalía sigue en TikTok a la boliviana Albertina

La cantante Rosalía sigue en TikTok a la boliviana Albertina

La cantante Rosalía sigue en TikTok a la boliviana Albertina
Eimy Martínez se corona Miss Chuquisaca

Eimy Martínez se corona Miss Chuquisaca

Eimy Martínez se corona Miss Chuquisaca
Miss Chuquisaca: Título compartido para el Mejor Traje Típico

Miss Chuquisaca: Título compartido para el Mejor Traje Típico

Miss Chuquisaca: Título compartido para el Mejor Traje Típico
Miss Chuquisaca 2022 entrega sus primeros galardones

Miss Chuquisaca 2022 entrega sus primeros galardones

Miss Chuquisaca 2022 entrega sus primeros galardones
Se me fue de las manos

Se me fue de las manos

Se me fue de las manos
Motomami Tour

Motomami Tour

Motomami Tour
Sunqu Mikhuy

Sunqu Mikhuy

Sunqu Mikhuy